ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » America del Norte y Central

¿Humanitario? Preguntale a las iguanas

20151026_175258

Entre todos los bichos, el hombre se distingue por su crueldad e instinto asesino. ¡Y se atreven a describir como humanitaria a nuestra especie! Eso es no saber de qué horribles comportamientos somos capaces.

Todo viene al caso porque hace pocas semanas, visitando el impresionante parque y castillo de Kay Biscaine, una iguana se me aproximó a no más de un metro y medio, quizás buscando amparo ante una horda de turistas que se abalanzaba sobre ella para fotografiarla, pero el bichito ya se imaginaba trozado en un guisito centroamericano… o simplemente odiaba los flashes, como todo bicho.

Imagen de previsualización de YouTube

20151026_171958
Acá lo tenés, filmado y fotografiado con mi teléfono, en el final de su largo camino al borde del embarcadero del bellísimo castillo rodeado de una fronda absolutamente natural, sin especies foráneas, justo lo que le encanta a una buena y patriótica iguana. Aunque aseguran que allí fueron introducidas, cosa que me sorprende. Trepada en ese murito, tuvimos unos instantes de intercambio entre dos especies bastante diferentes. Entornó los ojos, como calmada por mi presencia y por poco me saluda antes de asirse de una rama, trepar por el follaje con maestría y desaparecer por arte de magia, mimetizada en su ambiente.

.
Mi amigo era un ejemplar macho, seguramente en busca de compañera, pues cuando eso ocurre es cuando mejor lucen esos colores anaranjados. Las hembras son siempre verdes y no suelen llegar al metro y medio (¡y hasta dos metros!) que alcanzan los machos. Sin embargo no entrañan ningún peligro para nadie que no se arriesgue a agarrar a mano limpia a un ejemplar realmente salvaje.

iguana-en-reposo-9566
Ahora te voy a contar qué es lo que hace el humanitario bicho con esta criatura que, según las tradiciones sagradas de casi todas las religiones, algún ser superior confió a su cuidado. En Chiapas por ejemplo, las capturan en su época de postura (son ovíparas), les abren los dedos para sacar los tendones y amarrar con ellos sus extremidades anteriores y posteriores, por encima del lomo. . Para obtener los huevos, abren el vientre del reptil, halando los largos oviductos. Luego, el animal es arrojado, aún vivo, con el vientre abierto. Así de espantosa es la descripción que hacen en la Wikipedia.

Iguana

.
En otras partes del Golfo de México, según la misma fuente, “la caza de iguanas se realiza utilizando perros iguaneros adiestrados (con las orejas cortadas según la tradición) los cuales deben coger a las iguanas pero sin comérselas. Un hombre sube a los árboles y las asusta, y éstas por instinto se lanzan a un río cercano o al suelo y es cuando estos perros las persiguen y atrapan”. Las inmovilizan de la misma manera y le cosen el hocico para que no muerdan durante el transporte.

El desayuno de las iguanas bebes

Una granja de iguanas

Como educar a tu iguana

.Te confieso que yo había comido iguana en un banquete recontrafinoly al que me habían invitado, creo que en Guatemala, hermoso país. No me resentí, soy carnívoro asumido y resignado, tanto como un león o un cocodrilo. Pero no sabía cómo las cazaban y la crueldad con que las trataban… aunque más seguramente lo que yo comí provenía de alguna granja, pues también las crían como quien cría gallinas. Y es justamente a ave que sabe su carne, o a los inexperientes como yo, les parece que tienen un gusto similar. Aclaro al respecto, que también a ave me pareció el gusto de la carne de caimán, serpiente y hasta de apereá. Si te sorprende que haya comido todo eso es porque no me conocés: yo me le prendo a todo y jamás me oirás decir que algo no me gusta sin haberlo probado. Salvo una cosa, claro, y quizás por temor a que termine gustándome.

hw0928069 (1)
Hay varias especies de iguana, pero no me voy a poner a describir pormenorizadamente a un bichito que no debería existir en Uruguay ni siquiera si lo importan, pues no soportaría uno solo de nuestros inviernos. Sobreviven en climas donde la temperatura media anual anda por los 27/28º y la humedad por el 70%. De manera que si se te está cruzando por la cabeza conseguirte uno para jugar con él como si fuera un gatito, desde ya te aclaro que le tendrás que conseguir un hábitat calefaccionado y con techo transparente para que pueda recibir su imprescindible ración de rayos UV. Además, con arbolitos de cerrado y suculento follaje, apetecible y saludable para la iguana, lo que no es fácil. A ellas les encanta habitar a un metro y medio de altura; allí es donde duermen de noche, pues son diurnos… sin sol y calor, no funcionan.

.
En pocas palabras, quizás te diviertas un tiempo con ella y también quizás, un día te aburras de tanto trabajo y terminás vos también cometiendo una crueldad. Porque viven 15 años o más como un perro y si lo abandonás en un ambiente que no es propicio, lo condenarás a una muerte lenta o a ser muerto a mordiscos. Pero podría ocurrir, pues gente hay para todo, que realmente te apasionen como mascotas los bichos de esta pinta. Entonces, no lo dudes, conseguite un lagarto overo.

overo_1_de_1

.Este lagarto genéticamente no tiene nada que ver con la iguana, pero es tan nuestro que geográficamente compartió el mismo hábitat que nuestro gaucho… aunque también se lo encuentra en Paraguay. El lagarto overo soporta nuestro clima y se comporta de manera muy parecida a la iguana. Dicen que con paciencia, puede desarrollar un comportamiento bastante afectivo con su dueño aunque te lo hayas conseguido salvaje. Si es de criadero, ya viene acostumbrado a la proximidad humana.

.
Además, si tenés un jardín grande, se puede ocupar de liberarte de caracoles, ciempiés, escarabajos, lagartas (el gusano de la mariposa, una plaga embromada de los jardines), escorpiones, arañas y hasta algunas hormigas. ¡Un plaguicida formidable resulta nuestro lagarto! Y ya vas viendo que no es vegetariano como su primo lejano caribeño… aunque como es generalista, no deja pasar frutas que caen en el suelo, como las del tala, la pitanga y alguna que le vayas ofreciendo y le apetezca.

.home_zoo_640_20
En general prefiere el suelo, pero si en alguna rama escucha zumbar las avispas que llaman lechiguanas, entonces nuestro bichito demuestra que no es ningún arrastrado y trepa al árbol para darse una panzada de miel sin que las avispas logren atravesar su grueso cuero. Pero, ¡eso sí! Si tenés gallinas, o patos o algo así, ni se te ocurra traerte un lagarto overo como mascota. Se comerán los pollitos, como también lo harán con víboras, roedores y hasta algún pájaro que se descuide.

.
No tienen otro remedio que ser angurrientos, pues cuando llega el invierno tienen que hibernar en cuevas que se hacen ellos mismos (cuando no encuentran una ya excavada, porque también son atorrantes). En primavera, cuando la naturaleza estalla, allí despierta tu lagarto overo para cumplir con su laburo de insecticida y pagarte el hospedaje.

Imagen de previsualización de YouTube

Lagarto overo finoly; lo alimentan con cerezas

Imagen de previsualización de YouTube

A este otro le encanta la carne de ave y que le rasquen el lomo para ayudarlo a cambiar de piel.

Imagen de previsualización de YouTube

.Tomando un baño y recibiendo todo tipo de caricias, porque así como hay bestias humanas, también hay buena gente que puede convivir con ellos

.
Luego se tiran al sol para filosofar, como sugería en su columna semanal el gran periodista que fue Dionisio Alejandro Vera (Davy), gran bichero y extraordinario aprisionador de cosas tan evidentes que suelen pasar desapercibidas. Escribía la columna “Lo que no dice la Crónica” (referida a fútbol), que aumentaba el tiraje de El País los días martes, siempre el peor día de la semana para la venta de periódicos. Y creo que los jueves, otro día flojo, escribía “La filosofía de los lagartos”, refiriendo a esos veteranos que se reúnen al solcito, para protestar contra todas las malas cosas del mundo. Un fenómeno mi maestro, escribía tan bien que mucha gente compraba el diario solo para leerlo.

tmb1_604979_20140825165912
Volvamos a nuestro lagarto que tiene una característica asombrosa. Lo comprobé personalmente una vez que siendo muy muchacho, persiguiendo uno de estos lagartos entre las piedras, le pisé la cola para inmovilizarlo y para mi sorpresa, ese apéndice quedó bajo mi zapato, mientras el bicho desaparecía raudamente entre pastizales. Me quedé atónito y compungido. Levanté la cola y se la llevé a un peón de mi tío, el anfitrión.

.
El paisano me tranquilizó. Es lo que hacen, me dijo, sacrifican la cola para salvar la vida. Los depredadores se quedan comiendo la cola mientras ellos ganan tiempo para huir. “Queda muy rica a las brasas”, me dijo… pero no quise probar, un perro me la agradeció entusiastamente. Es en la cola donde estos lagartos guardan reservas alimenticias para soportar la hibernación; si será sabia la naturaleza.
La cola les vuelve a crecer, así como lo leen. De manera que siempre me he preguntado por qué los genetistas, traumatólogos, dentistas y dermatólogos no se ponen a investigar como locos cuál es el mecanismo que al lagarto overo le permite replicar una parte de su cuerpo. Pero, en fin, más cosas inexplicables hay en este mundo.

.
La cola, además, es su principal arma de defensa, sin contar con los mordiscos y los arañazos de sus cuatro patas con cinco dedos y garras. Más de un perro termina con la pata quebrada tratando de cazar a este bicho que como la iguana, puede superar el metro y medio de largo. De manera que si lo tenés que domesticar, tendrás que armarte de paciencia y acostumbrarlo a que vos sos una bestia distinta a tus congéneres, que no te lo querés comer, que no lo vas a matar por placer ni para apoderarte de su cuero con valor comercial por su utilidad para elaborar zapatos y carteras. En Argentina estiman que cada año exportan 1:100.000 de estos lagartos a países donde los faenan o los crían hasta que se aburren. En Paraguay hay restaurantes que te sirven platos elaborados con su carne y esto no me parece mal, será cruel, pero es natural, es lo que hacemos los carnívoros sin poderlo remediar. Lo malo es el sufrimiento innecesario.

maxresdefault
Andá arrimándole algún bocadito todos los días, huevos, frutas, verduras y como postre, un poco de carne de la que te haya sobrado. Cruda mejor, pero no le hace asco a nada. Si lo ves con la cola flácida y flaca, sobrealimentalo de apuro para que pueda pasar el invierno. A la larga se acostumbrará a tu presencia, se dejará acariciar y hasta buscará tu presencia… pero no lo jodas cuando está sesteando al sol, ese es un momento sagrado para él, es un bicho fotovoltaico.

.
Sin embargo, también le gusta el agua y si lo arrimás a una palangana o a algún charquito, lo verás retozar agradecido. Se dejará masajear y te divertirá ver cómo entrecierra los ojos igual que un perro, para demostrar su satisfacción. O algo así.

.
¿Querés que te siga por todo el jardín? Conseguite una bolsa de alimento para gatos y caminá despacio arrojando esos caramelos.

Guillermo Pérez Rossel

.

https://es.wikipedia.org/wiki/Iguana_iguana

https://es.wikipedia.org/wiki/Iguana_(g%C3%A9nero)

http://gatasabionda.blogspot.com.uy/2013/01/la-iguana-como-mascota.html

http://www.oni.escuelas.edu.ar/2001/corrientes/conocer-para-conservar/lagarto.htm

http://www.taringa.net/post/hazlo-tu-mismo/13414863/Tenes-un-lagarto-overo.html

http://www.vetexoticos.com.ar/lagarto_overo.html