ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Asia

Jharia está que arde, hace un siglo

p

 A veces el infierno abre sucursales, o al menos deja ver alguna entrada clandestina.

¿A quién le importa que mil familias con 500 niños se queden sin hogar y sin trabajo cuando hay 8.000 millones de euros para ganar? Es cierto, eran ilegales y al carbón lo robaban… pero desde hace un siglo y morían sacando carbón que disminuía las necesidades de importación de la India. Pero así son las cosas en un país que se está transformando en una de las más grandes economías del mundo. Por cierto, esas familias explotan vilmente a sus niños y mujeres, toda una tradición en la minería, horror al que históricamente no escapó nuestro mundo occidental y cristiano.

Por encima de todo esto está la sorprendente realidad de yacimientos de carbón que arden durante un siglo, pero pueden arder durante 250 años, como también ocurre en otros lugares del mundo sin que nadie los pueda extinguir. Lo único que se puede hacer, es abandonar las ciudades que vivieron de eso.

Por Alberto Moroy
En la portada un minero clandestino de la ciudad de Jharia en la India, caminando sobre brasas para juntar carbón para vender. En ciudad de Jharia, a doscientos cincuenta kilómetros al N.Oeste de Calcuta, el carbón que guarda en sus entrañas arde hace cien años. Si usted cree que tiene la vida complicada, despues de leer y ver las fotos de esta nota, se sentirá mejor que Matthieu Ricard, considerado hace poco, el hombre más feliz del mundo”. No le harán falta 40 años de meditación, las imágenes y videos que verá le moverán la conciencia, de tal forma que agradecerá haber nacido por esta parte del mundo y en este país.
f1
Pobladores locales / Sus pies quemados por caminar en la zona

Ubicacion Google Earth 23.751568°N 86.420345°

f2
Extrayendo carbón / Vista de fuegos en los fondos de las casas

Ciudad de Jharia, 100 años ardiendo…
.

f3

Niña separando carbón

Jharia es famosa por sus ricas minas de carbón, que juegan un papel muy importante en la economía de Dhanbad City (Ciudad de la india de 200 mil habitantes) De acuerdo con el gobierno del estado, la ciudad de Jharia deberá ser mudada debido a los incendios incontrolables en sus minas de carbón. El yacimiento de carbón que se encuentra en el valle del río Damodar, cubre cerca de 110 millas cuadradas (280 kilómetros. La paradoja es que India gasta $ 4 mil millones al año en la importación de ese combustible.

Por qué hay combustión espontánea

Un material orgánico y altamente carbonoso, cuando se expone a la humedad y el oxígeno, tiende a incendiarse. Si la ventilación no es adecuada para quitar el calor, más oxígeno se absorbe, y más será el aumento de la temperatura. Este proceso continúa hasta que se prende fuego. La velocidad de reacción se duplica por cada aumento de 10º de temperatura. Un rayo, los incendios forestales o el calor de fricción generado durante la agitación dentro de la corteza de la Tierra también pueden encender el carbón.

f8

f5
Vistas del “inframundo” de Jharia

La contaminación causada por estos incendios afecta el aire, el agua y la tierra. El humo contiene gases venenosos tales como óxidos y dióxidos de carbono, nitrógeno y azufre, que junto con la materia en partículas son las causas de varias enfermedades pulmonares y de la piel. Los altos niveles de partículas en suspensión aumentan las enfermedades respiratorias como la bronquitis crónica y el asma.

f6 (1)f7

Mujeres transportando carbón

Jharia: Opening Mine Burn – India Bagdighi

La Industria ilegal del carbón

Diario el Pais de España

Los hombres pican la roca al bermellón tenue de un candil. Los niños y las mujeres sacan baldes con kilos y kilos de carbón y se desvanecen en la luz cegadora de la mañana. “Trabajamos en el rat-hole —agujero de rata, concepto usado al referirse a las galerías abandonadas— por la mañana antes de ir a la escuela y mis padres me dan algo de dinero a la semana”. Los colegios ya han abierto mientras Kishor y su familia martillean las rocas de carbón que embalan en sacos. “Cuando llegamos a los 200 kilos, los transportistas nos pagan 200 rupias (2,6 euros). Pero también tenemos que descontar los sobornos a la policía”, cuenta el padre, Gulzar, quien perdió a su hermano en el derrumbe de una cueva que debió haber sido cerrada pero no lo fue. Como los Kumari, cientos de familias del pueblo de Kuju, en el estado oriental de Jharkhand, viven y mueren para la industria ilegal del carbón.

Aunque no existen datos del número de personas dependientes de su extracción y venta ilegal, la fundación local Srijan ha identificado más de 1.000 familias y alrededor de 500 niños que trabajan en las minas del pequeño pueblo de Kuju. (23.72° N 85.5° E) Los fuegos incontrolados han hecho que el gobierno estatal planee desplazar alrededor de 250.000 habitantes, que se encontrarán sin tierra, sin casa y sin sustento. La decisión también permitirá la explotación de reservas de carbón estimadas en 600 billones de rupias (cerca de 8.000 millones de euros).Miles de familias malviven con el negocio ilegal de carbón en Jharkhand. Empresas y autoridades lo ignoran mientras India basa su crecimiento en esta fuente de energía.
f8

Niños trasportando carbón

f9

Los “kileros” hindúes

Jharia: The Living Pyre and The True Cost of Coal

Otros grandes incendios subterráneos

Aunque el caso de Jharia es espectacular por sus dimensiones, tampoco es único. Quizá el más conocido sea el de la ciudad de Centralia, en
Pensilvania, donde se declaró un incendio en otra mina de carbón en 1962, y lleva ardiendo desde entonces. Aunque no se sabe exactamente por qué comenzó (de hecho, no se sabe exactamente cuándo empezó), se cree que se originó cuando un crematorio de basuras alcanzó una veta de carbón en una cueva. Se calcula que alcanza unos 100 metros de profundidad, y que al ritmo actual podría seguir ardiendo durante 250 años más. A causa del fuego y sus emisiones, la localidad ha quedado abandonada: de los 2.790 habitantes que tenía en 1890, en 2013 solo quedaban 7. Se trata prácticamente de una ciudad fantasma, especialmente desde que en los 80 el gobierno estadounidense declaró el lugar inseguro y compró el terreno a los vecinos que estaban dispuestos a marcharse.

Centralia, el pueblo fantasma de Silent Hill

Pero el récord de antigüedad lo tiene sin duda la Montaña Ardiente de Australia, cuyo interior lleva ardiendo 6.000 años. Situada en Nueva Gales del Sur, a unos 220 kilómetros al norte de Sydney, hoy en día solo las pequeñas humaredas que salen del suelo aquí y allá tintadas de azufre hacen sospechar que 20 metros bajo la superficie, la tierra se consume.

Burning Mountain