ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Destacado

Lo que faltaba: lluvia de arañas

C49

Hay arañas que pueden elevarse a 5.000 metros y volar por miles de kilómetros, ¡justo para caerte encima!

¿Hablamos de viajes? Estas sí que son viajeras y si bien acá no han caído a millones como en Australia, todos los años las tenemos de visita desde las alturas. No te apures a matar toda araña que encuentres, pues ellas nos protegen a nosotros de los mosquitos y las moscas que transmiten enfermedades. Tampoco da para criarlas como mascotas… aunque hay gente que lo hace.

¿Si te digo que vuelan en parapente cargado con electricidad creerías que estoy loco?

p (63)

Por Alberto Moroy

.La mayoria de los seres humanos tenemos un miedo atávico a las arañas. En lo personal, si no estoy en riesgo, las dejo. Las arañas cumplen un papel esencial para el mantenimiento del equilibrio en la naturaleza, son unas voraces depredadoras dentro de la escala en la que se mueven. Se comen a muchos otros insectos, más pequeños, que podrían convertirse en verdaderas plagas. No obstante si en el fondo de sus casas ven una escena como la de la portada y todavía saben que son arañas voladoras, ¡seguro que se mudan!

Muchos de ustedes, ya veteranos recordaran la pelicula de los Pájaros de Alfred Hitchcock estrenada en 1962. La misma se referia al hecho que miles de pájaros irrumpieron por la noche en los domicilios de Bahía Monterrey en Scott Valley, California. Investigaciones posteriores determinaron que el comportamiento errático y suicida de los pájaros fue debido al ácido domóico, una sustancia venenosa que producen algunas algas. Las arañas voladoras que les muestro hoy no tomaron ni comieron nada, su navegacion a “pura tela” resulta ser una clara forma se supervivencia, en las que pueden ascender a 5 mil metros de altura o recorrer miles de kilómetros

f1 (44)
Alfred Hitchcock “Los pájaros” / Escena de la pelicula Tarántula 1952

En la ciudad de Gaulburg (21,484 hab.) en Australia, ubicada a 164 kilómetros al suroeste de Sydney, la semana pasada (mayo 2015), llovieron arañas. El diario australiano ‘Sidney Morning Herald’, informo que desde hace semanas pobladores de la ciudad de Goulburn han sido testigos de la caída de millones de estos insectos (Foto de la portada) fenómeno migratorio de las arañas se le conoce como “ballooning” o “kitting”. Este se habría producido por las recientes lluvias en la zona, que obligó a estos insectos a subir a las copas de los árboles y de allí fueron llevadas por el viento hasta Goulburn.

Lloviendo arañas en Goulburn

http://www.smh.com.au/environment/animals/raining-spiders-in-goulburn-entirely-possible-scientist-says-20150514-gh1guf.html

¿Sabia usted que hay arañas voladoras?

Hablar de depredadores a pequeña escala es hablar por antonomasia de las arañas, artrópodos con 8 patas, equipados con un par de palpos para detectar vibraciones, y armados con un par de quelíceros para inyectar veneno a sus presas y retenerlas. Además las arañas cuentan con la capacidad de generar seda, en unas glándulas de su abdomen, la cual moldean utilizando las hileras de la parte posterior de su cuerpo. Muchas especies han perfeccionado el uso de la seda creando telas de geometrías alucinantes, embudos, pequeños hilos que arrastrados por el viento ayudan a la migración de las arañas

¡¡Lluvia de arañas!!

f2 (42)
Ciudad de Gaulburg (Australia)
f3 (44)

Vuelo Arácnido

http://es.wikipedia.org/wiki/Vuelo_ar%C3%A1cnido

La arañas

Las arañas son un grupo que supera a los demás arácnidos, como los escorpiones, opiliones y ácaros, en número y variedad de especies, además de presentar una gran complejidad en sus patrones de comportamiento. En la actualidad se tiene constancia de la existencia de 41.253 especies de arañas en todo el planeta, repartidas en 3.777 géneros, aunque el número total de especies existentes es, con una alta probabilidad, unas tres o cuatro veces mayor de lo catalogado por el ser humano

Todas estas hay en Buenos Aires (Tambien en Uruguay)

http://www.ecoregistros.org/site/vermas.php?page=9&idtiporegistro=5&c=6

El fenómeno de las voladoras

Un caso especialmente curioso, de su capacidad de desplazamiento y colonización de nuevos hábitat (incendios forestales, erupciones volcánicas, búsqueda de nuevo territorio por arañas solitarias o parejas) es el de las arañas voladoras (ballooning spider, en inglés), que, llevadas por el viento, se trasladan de un lugar a otro dejando escapar algo de hilo de seda al aire, que a modo de vela, les permite elevarse con ayuda del viento y volar. El período más frecuente en el que ocurre este fenómeno es durante el otoño y la primavera.

.Todo esto es posible ya que la seda está constituida principalmente por proteínas, es decir, por aminoácidos (que forman dichas proteínas). La araña los produce por medio de unas glándulas llamadas “hilanderas”, en la parte posterior de su abdomen. Estas glándulas unen las proteínas para crear una seda flexible y resistente. El hilo de una araña puede llegar a ser cinco veces más resistente que un filamento de acero de igual grosor.

.Incluso se ha dicho que si se tuviera un hilo de araña del grueso de un lápiz, podría llegar a detener un avión Boeing 747 en pleno vuelo. Además, el hilo de una araña se puede estirar hasta el 30 por ciento más de su largo original sin romperse.

Araña voladora, ¿cómo lo hacen?

Texas (EE.UU.) 20 de agosto de 2014

Los residentes en el norte de Texas vivieron un fenómeno muy extraño donde parecía que las telarañas caían del cielo. No era una película de Hollywood, era un fenómeno conocido como “Ballooning”, en el cual, las arañas utilizan sus telarañas para inmigrar de un sitio a otro utilizando las corrientes de aire. Las “arañas voladoras” es un largo filamento de seda y éstas cayeron por la falta de aire sobre los carros y e incluso personas causando pánico entre los residentes de varias ciudades de Texas.
.El meteorólogo Néstor Flecha informó que dichas arañas se posan en un lugar alto, extienden sus patas y hacen que el chorro de telaraña pase a través de sus patas. “Esto provoca que la telaraña adopte la forma de un paracaídas o un globo aerostático, dando paso a que la araña se pueda suspender en el aire en su propio globo y volar”

LLuvia de arañas en Salta 2007 (Arg.)

Un fotógrafo argentino asegura que fue testigo de cómo caían los arácnidos cuando estaban escalando un cerro. Desde épocas remotas existen leyendas de que “llueven”: ¿mito o realidad? Oneto le contó su relato al sitio La Gran Época (Diario Chino): sucedió durante una visita a Salta con unos amigos en Semana Santa. Alrededor de las 15 del 6 de abril, comenzaron una excursión por el cerro San Bernardo. Hay dos maneras de subir San Bernardo, una es por el teleférico, la otra es a pie.

.Ellos decidieron subir a pie. Dos horas más tarde, descubrieron que el suelo a su alrededor estaba cubierto de arañas, que con las patas incluidas, medían en promedio unos 10 cm. A medida que subían la montaña iban encontrando más y más arañas. Lo más extraño es que algunas arañas caían de arriba, y ellos se encontraban en el valle de la montaña, con tan sólo el cielo por encima. Entonces miraron para arriba, y vieron arañas que caían del cielo.

f4 (54)
Arañas voladoras en Salta (Arg.)

Asi tejen las telas

Asi vuelan

¿Que son las babas del diablo?

El fenómeno de las “babas del diablo”, corriente en las zonas suburbanas y rurales de la Argentina y Uruguay, está arraigado en la memoria y la tradición popular; e inspiró tanto a Julio Cortázar en 1959 para titular uno de sus cuentos clásicos, como al compositor y poeta Enrique Cadicamo para bautizar una de sus obras de teatro. En algunos ámbitos también se las conoce, como para contrarrestar su denominación “satánica”, como “hilos de la virgen”. Y no faltan en Internet quienes las relacionan con visitas de ovnis desde el espacio exterior.

.Con ese objetivo, las arañas se afirman en una rama, poste, cable o hilo de alambre, y comienzan a segregar hilos de una sustancia viscosa que en contacto con el aire se solidifica que se despliegan en la brisa, para luego soltarse y emigrar hacia nuevos rumbos. La aparición de la “baba” suele coincidir con el fin de la primavera y con el comienzo del otoño, épocas en que se dan las condiciones climáticas adecuadas para el nacimiento de decenas de miles de crías de araña

“Babas del Diablo” en Buenos Aires, 7 may. 2013

Durante los días sábado 4 de mayo y domingo 5, en varias localidades de la zona oeste del Gran Buenos Aires, se pudo observar en los cielos el desplazamiento en abundante cantidad de la comúnmente conocida “baba del diablo”. Su origen está en la cantidad de finísimas telas de arañas producidas justamente por éstas (principalmente Lycosa y Polybetes), que son arrastradas por el viento

f5 (42)
Babas del diablo / Araña Xysticus lanzado hilos de seda
f6 (30)
Tela de araña al ser expulsada vista por microscopio electrónico / Idem con Rocío

Las fuerzas electrostáticas ¡¡ Increible!!

http://es.wikipedia.org/wiki/Electrost%C3%A1tica

¡¡Interesante!!

Algunos (entre ellos Darwin hace ya muchos años), proponían que en el proceso intervenían fuerzas electrostáticas, y ahora se está viendo que, efectivamente, las fuerzas electrostáticas algo tienen que ver. El físico Peter Gorham de la Universidad de Hawai, explica el proceso de la siguiente manera: En primer lugar hay que tener en cuenta las cargas electrostáticas en la atmósfera. Para simplificar las cosas y para lo que nos interesa aquí simplemente decir que la atmósfera se comporta como un campo vertical cargado de forma negativa.

.Para conseguir vuelos eficaces en condiciones de poco viento, la araña necesita construirse un “parapente” con la carga negativa suficiente, de modo que la carga negativa de la atmósfera la “dispare”, ya que cargas iguales (en este caso negativas) se repelen.
.¿Y cómo consiguen los hilos de telaraña cargarse negativamente? La telaraña contiene muchas moléculas cargadas, como aminoácidos, que se cargan de forma negativa cuando se frotan con otros materiales (como cuando frotamos un globo con un jersey de lana para conseguir que se cargue de electricidad estática). De este modo, la telaraña se carga al abandonar las hileras, las estructuras que poseen las arañas para dar soporte a las glándulas productoras de seda. Al estar cargadas de forma negativa, también se repelen entre si, de modo que tienden a separarse.

¿Hay en Uruguay?

Seguro que usted vio “Babas del diablo” paseando por los cielos, y nunca se le habria ocurrido que eran telas de arañas y menos de las voladoras Darwin en 1932 a bordo del Beagle, en la costa este del río de La Plata observó cientos de minúsculas arañitas amarradas a sus “partes de telarañas fluctuantes”. En su diario, el mismo Darwin también hace referencia a J. Blackwall, otro naturalista que observó este comportamiento Alguna de las dos de abajo “serian”, las que andan volando por estos pagos

f7 (27)
Lycosa poliostoma, Lycosa thorelli, Lycosa carbonelli, Schizocosa malitiosa