ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Destacado

Hay gente con gustos caros…

private-jumbo-jets-by-greenpoint-technologies-6

Estoy seguro que a ninguno de ustedes, aunque se sacara el más suculento Cinco de Oro, se le ocurriría comprar un Boeing 747 alhajado como alguno de éstos.

Claro que en un mundo que ya pasó de largo los 7.000 millones de habitantes, hay según Forbes, 1.342 entre nosotros que tienen amorralados más de mil millones de dólares cada uno (¡qué asquerosidad!) y entre ellos siempre puede haber algún tipo pasado de caprichoso. No digo que te conozca íntimamente, pero si vos fueras uno de ellos no te daría por comprarte un Jumbo para ir a San Javier para ver si las rusas de allí son tan despampanantes como las tenistas infartantes. Además, si las hubiera, para conquistarlas creo que tendrías que tener algún otro mérito más sexy.

millonarios-dubai-5

¿Y si como al descuido empezás a hablar por teléfono, sacando ostentosamente un i-phone de oro? Porque si los fabrican es porque alguien los compra. Esto viene al caso porque quería contarles que hay toda una industria ridícula que atiende gustos ridículos de multimillonarios. De algunos multimillonarios. Los poquísimos que conozco no creo que lleguen a los mil millones (en Uruguay naturalmente no hay ninguno) son más bien discretos y sorprendentemente sencillos. Doy fe que a alguno de ellos lo podría invitar al parrillerito de mi casa y capaz que vienen si les queda en la vuelta.

private-jumbo-jets-by-greenpoint-technologies-7

La extravagancia más grande que vi, y la vi con estos propios ojos, fue uno de los 21 ejemplares de la Biblia de Gutenberg, la de 43 líneas por página, lo que equivale a decir que fue la primera (la siguiente edición tenía 36 líneas por página). La tenía un señor periodista que posiblemente había hecho más fortuna con sus minas de cobre que con sus diarios impresos. Nos llevó casi religiosamente a la cámara con ambiente controlado en la cual guardaba a ese y otros incunables, así como a una imprenta coreana ¡con tipos de metal! que era casi un siglo anterior a la imprenta de Gutenberg. Bueno, te voy a hacer una confesión: yo no me compraría un Boeing, no arrendaría un harén, no me daría gustos estrambóticos, pero te juro que en el lugar 142 de mis prioridades capaz que pongo la compra de una de estas biblias… luego de darme el gusto de ayudar a unos cuantos que conozco.

_66968095_comp624

¿Qué nadie compraría un i-phone de oro? No te la juegues, mirá a don Datta Phuge, un empresario indio que encargó esta camisa de oro de 22 quilates. Se necesitaron 15 artesanos y 16 días de trabajo para lograr esta prensa que pesa 3,3 kilos y vale unos 242.000 dólares. No creo que pueda pasear por muchos lados con esa camisa puesta. Y tampoco creo que verlo con ella puesta cause admiración. En fin…

zodiac_aerospace_greenpoint_technologies

Hasta ascensor tienen, porque un megamillonario no sube a su avión por esos tubos por los que subimos todos, no señor. La limousine los lleva hasta abajo y ahí toman el ascensor sin despeinarse.

Eso sí lo entiendo. A estos aviones, no los entiendo. Casi me da para tolerar sin demasiada furia, que el presidente de un país muy poderoso tenga un Jumbo con una lujosísima sala de directorio y con todas las parafernalias. Esto dicho sin desconocer que me sentí muy orgulloso de acompañar a más de un presidente uruguayo en aviones prestados por otros mandatarios o en el colmo de los aviones presidenciales, en uno de aquellos humildes Fokkers que se caían en la Cordillera de los Andes. En uno de ellos, integrando la delegación de periodistas que acompañaba a Julio María Sanguinetti, recorrimos varios países caribeños antes de aterrizar en Acapulco donde se celebró aquella histórica conferencia del Grupo de los Ocho. Los colegas de otros países sonreían condescendientes, pero para nosotros, ese avioncito cascarudo era un motivo de orgullo. Así es como se debe vivir la democracia.

Greenpoint-Technologies_747-8_img-3 dscn8528

Esa finalidad de alhajar aviones presidenciales, fue el principal objetivo de la empresa cuando fue fundada… pero pronto comenzaron a recibir pedidos de megamillonarios de todo el mundo.

Aún en democracia es posible heredar y también hacer fortunas inenarrables, a veces por las buenas y otras veces más vale no te pongas a averiguar. Y no me hables de revoluciones reivindicadoras, porque esa es también la fórmula de éxito de unos cuantos multimillonarios.

private-jumbo-jets-by-greenpoint-technologies-11private-jumbo-jets-by-greenpoint-technologies-4

Sea como sea, estos aviones son dignos de ver… en fotos, nadie te va a invitar y si vendieran pasajes, no los podrías comprar. Los podés mirar en toda su magnitud en http://www.greenpnt.com, la web de la empresa a la que le piden estos formatos personalizados. Dicharamente los llaman “Flying House”, como si alguien además de un votante iluso, podría vivir mucho tiempo entre las nubes.

Imagen de previsualización de YouTube

La empresa Greenpoint Technologies está radicada en Kirkland, Washington, y desde hace 25 años personaliza aviones no solo para servir como “aviones presidenciales”, sino también respondiendo a pedidos de gente que puede pagar. Hasta ahora ha trabajado únicamente sobre Boeing, incluyendo los modelos 787, 747-8s, 737, 747, 757, 737, 727 y otros.

Los espacios solicitados suelen ser camarotes, oficinas y zonas de comedor o para servir cocteles. El costo de las aeronaves más utilizadas suele ser de más de 367 millones de dólares… pero aparte hay que costear la modernización y personalización de los ambientes.

Guillermo Pérez Rossel

divorcio-1
Personalmente no envidio en absoluto a los mega millonarios. Más bien los compadezco, particularmente cuando les ocurre que se casan con una mujer que, al divorciarse, le reclama un millón de dólares por mes como reparación, además de las propiedades. Eso le pasa por acostumbrarla a ella (y él) a los gustos caros. Es el caso de Kenneth Griffin y su esposa Anne Dias. CNN Money brindó esta información según la cual la pretensión de la divorciada no es tan desatinada como parece. Para empezar, el matrimonio tuvo tres hijos los cuales son atendidos por cuatro niñeras.

divorcio-2

El presupuesto incluye $300,000 (€283,100) al mes para avión privado; $160,000 (€150,990) para alojamiento de vacaciones; $60,000 (€56,600) para un espacio de oficina y personal profesional; otros $2,000 (€1,890) al mes para papelería al igual que $14,000 (€13,200) al mes para abarrotes y comidas en restaurantes, de acuerdo a los documentos judiciales. Ahora, sea como sea, Griffin es un amarrete. La esposa le pidió 450.000 dólares extra para las vacaciones de invierno de diez días y él le tiró con apenas 45.000 dólares.