ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Oceania

Las aguas sagradas de Waiotapu

685x513xcrazy-nature091.jpg.pagespeed.ic_.iGKCFMYThb

Así se ve uno de los cráteres  desde la altura, pero no vayas a creer que a nivel de tierra pierden su fantasía. Lo de sagradas dependerá de tus creencias, pero te aseguro que parecen sobrenaturales.


Por allí andan mis nietas Lía y Lucía, de manera que no pude resistir la tentación de viajar con ellas aunque fuera a bordo de esta fantástica nave que es Google y toda su internética flota. El nombre real es Wai-O-Tapu, pero ni te sueñes que a lo largo de esta nota repita esa secuencia que más parece uno de esos passwords complicados para que nadie te los pueda descubrir, lo cual es otra fantasía. Así que será Waiotapu entre nosotros y si tuvieras la idea de darte un bañito en aguas sagradas, te anticipo que en uno de sus lagos humeantes, el llamado Champagne Pool la temperatura del agua llega a los 75 grados centígrados.

The Champagne Pool, Waiotapu Thermal Area, near Rotorua, New Zealand

Champagne Pool, lo que imaginaba Gauguin cuando se emborrachaba y le daba por pintar caballos rojos como eso.

.
Serviría para llenar el termo si no fuera porque casi todas estas aguas sagradas son sulfuradas o al menos, vienen mezcladas con todo tipo de gases y fluidos con los que emergen desde las entrañas de la tierra, algunos tan tóxicos como el arsénico. A los dioses que le pertenezcan estas sagradas aguas, les están quedando bonitas; el lugar es absolutamente espectacular y si uno pudiera, debería volver dentro de un par de miles de años para verlas quizás terminadas. Porque la divina naturaleza aquí todavía está en obra.

IMG-20150307-WA0000

Mis nietitas viajeras…

.
Pues bien, a los sueños de mis queridas nietitas no los detienen ni los 10.457,84 kilómetros que median en línea recta desde Montevideo a Auckland, en Nueva Zelanda. Si se consiguieran un parapente mágico y volaran a prudentes 70 kilómetros por hora (prudencia es lo que aconseja el Tata William, mi co-abuelo), emplearían 150 horas en el trayecto. Más de lo que podría abarcar sin dormir el ave más migratoria que haya en el mundo.

IMG-20150305-WA0003IMG-20150305-WA0001 (1)

Lucía domando a un Kiwi emplumado y Lía posando ante un Wiwi jugoso. Como son prudentes, no me preocupan los avances que intente cualquier kiwi apuesto.  Porque en Nueva Zelanda la palabra kiwi da para todo, incluyendo al gentilicio de entre casa.

.
¿Saben en qué consiste la Aventura Neozelandesa que está de moda entre los jóvenes uruguayos? El asunto comienza por tomarse un año sabático, llegar a aquél país tan semejante al nuestro en todo, menos en los resultados obtenidos en todas las cosas que hacen (menos fútbol) justo cuando el laboreo agrícola apremia y se puede conseguir laburo en muchas cosas, en la cosecha de kiwi o en la de blueberry, que fue el caso.  Trabajás 4, 5 o 6 meses y economizás, pues la idea es que lo que queda del año lo dediques a darle la vuelta al mundo. Como abuelo, comprendo lo del blueberry como una solución de recién llegado… pero aunque me enorgullece que no esquiven al trabajo duro, anhelo que consigan algo menos sacrificado.

IMG-20150311-WA0000

Así te quedan las manos luego de una jornada con las blueberry

.
Si sos joven, la condición previa para emprender esta aventura, es la de ser un muy buen estudiante, saber inglés fluido y, por encima de todo, ser un tipo responsable y no un cabeza de chorlito. Si nunca te lavaste la ropa ni te hiciste un huevo frito, ni lo sueñes. Ahora, si estás en el grupo de los que le hace frente a la vida, entonces más para los padres que para ellos, va la reflexión de que no los pueden mantener siempre entre algodones. A la vuelta los recibirán más cariñosos que nunca, con la cabeza enriquecida y con ánimo para enfrentarlo todo, hasta las peores ingratitudes con las que tropieza quien se abre camino. ¡Hasta habrán entendido que la brecha generacional es un asunto pasajero!  …De todo esto ya casi me tengo autoconvencido…

5839179599_5feda56cee_b

Solo la carretera vale la pena… ¡qué poco que sabemos de Nueva Zelanda!

.
Bueno, la cuestión es que mis queridas nietitas desembarcaron en Auckland ya con todo averiguadito, se compraron una camioneta y emprendieron viaje hacia la Isla Norte, a Tauranga, donde van a vivir los jubilados porque hay mejor clima, pero también hay plantaciones, industrias y paisajes de no creer. Por el camino se tropezaron con este parque que es el más grande de la zona geotermal de Taupo, en la carretera que une la región con Rorotua.
.
Imagen de previsualización de YouTube

Imagen de previsualización de YouTube

.
Felizmente andaban en auto, porque fuera del área central del parque están el geyser Lady Knox y las piscinas de lodo. En un tour quizás se lo hubieran perdido. El geyser es espectacular y hay que estar allí exactamente a las 10.15. No es que sea tan increíblemente puntual, ocurre que a esa hora le hacen unas gárgaras al pobre hoyo con alguna cosa que en las profundidades los dioses encuentran con sabor despreciable, sin azufre, ni sulfuros ni arsénico, que es lo que a ellos les gusta. Así que, apenas lo prueban, el geyser entra en erupción. Es el momento en que ven estallar una columna de agua a 20 metros de altura durante casi una hora; todos coinciden en que es un espectáculo inolvidable.

wai-o-tapu-lgorig_257
También fuera del área central del parque están las piscinas de lodo invierno que barbotan en pequeñas explosiones de barro, que quizás sean beneficiosas para el cutis, pero más vale ni intentarlo. Estas dos atracciones pueden visitarse sin pagar entrada.

WaioTapu-Map-Click-to-enlarge-Image
El área central está dividida en tres zonas, explica Miguel Blanquier en la excelente web www.viajaporlibre.com . La primera de 1.5 km de longitud está adaptada para minusválidos y recorre los lugares más bonitos. La segunda, que agrega medio kilómetro más, simplemente nos otorga buenas vistas del lugar, siempre que las fumarolas nos lo permitan. La tercera zona, añade unas cuantas piscinas de agua hirviendo y un gran lago al final. Personalmente, si tu condición física no está por debajo de “verdaderamente” lamentable, conviene hacer las tres propuestas, aconseja el autor del artículo.

Wai-o-tapu_panorama

Lo que no nos deberíamos perder, es la caverna Devil’s Home (Hogar del Diablo), un cráter humeante lleno de cristales de azufre formados por el enfriamiento de los gases de azufre.
Más adelante nos encontramos con otro cráter, en este caso el Rainbow Crater (Cráter del Arco iris), nombrado así por el color de los cristales de las paredes.

Seguimos el camino –continúa Miguel– y pasamos por un paseo entablado que cruza pegado sobre unas terrazas de cuarzo blanco, al final de las cuales está el punto más emblemático
del lugar, el Champagne Pool, un gran lago de agua burbujeante mezclada con minerales como plata, mercurio, arsénico y por supuesto azufre. El camino amarillo condujo a los viajeros hasta la zona más oriental de Waiotapu . Esta zona menos transitada está llena de piscinas de agua caliente, varios geysers inactivos y un gran lago. Un lugar interesante son los Alum Cliffs, un pequeño cañón de alumbre formado tras una erupción hace 700 años.

Puerta del Infierno50-pic5-the-bridge-waiotapu

A pesar de lo que dice nuestro referente, hay en el parque algunas zonas habilitadas para baños. A las cascadas solo miralas, son hirvientes.

.

Tras el cañón –dice Miguel– nos encontramos con una serie de jacuzzis, o piscinitas de agua caliente como la Oyster Pool. Son tentadoras, pero si el amigo puede contarlo es porque no se zambulló ni se cayó. Al final del sendero llegaremos al Lago Ngakoro, donde desemboca toda el agua azufrada del lugar. Desde aquí no tenemos más remedio que volver a la Champagne Pool, lo cual en este sendero de regreso permite observar varios cráteres entre los cuales destaca en Devil’s Bath, el baño del Diablo, que debe su color a la cantidad de arsénico que contiene.

wai-o-tapu_16820waiotapu-2

A mis nietas que se comunican cuando cuentan con WiFi y aprovechan para enviar fotos como las que publiqué, no les pregunté nada sobre esta visita que hicieron. El tiempo de conexión es precioso y lo que queremos saber todos, es cómo están, cómo se van arreglando y todas esas cosas. Pero el autor del artículo advierte –y me juego a que mis nietas no se les pasó por alto—que conviene comprar botellas de agua a la entrada porque es el único lugar donde se consigue.

Quizás, pero solo quizás, pernoctaron en el camping Top 10, situado en Rotorúa, como lo hizo Miguel, quien allí sí que pudo darse un baño termal. Tienen dos piscinas surtidas con aguas de las profundidades y no cobran extra por el bañito que desentumece los músculos.

P1000660 lagoon

¿Nos quedó algo en el tintero? Claro que sí, ahí está el Cráter Nido de los Pájaros, Bird’s Nest Crater, denominado así porque hay unos pájaros que en lugar de andar incubando durante semanas como unos bobos, anidan en los huecos y dejan que el calor termal se encargue del asunto mientras ellos continúan revoloteando y haciendo sus cosas. Los huevos están seguros, pues ningún depredador se anima a asomarse al cráter. ¡No te digo que estos neozelandeses son recontravivos! Hasta los pájaros se las ingenian para sacar el mejor provecho de la naturaleza.  Los kiwis les llaman fragatas a estos pájaros y nuestro amigo español nos dice que se quedó un rato para ver uno y no tuvo suerte. Nosotros encontramos una foto (¡una sola!) de estos pájaros que deben ser el único bicho haragán de toda Nueva Zelanda.

.
Guillermo Pérez Rossel

http://www.waiotapu.co.nz/
http://www.viajaporlibre.com/blog/nueva-zelanda-el-area-termal-de-wai-o-tapu

new-zealand34