ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Uruguay

Víctor Meano, el asesinado arquitecto de la democracia

Atardecer_en_el_Congreso_de_la_Nación_Argentina

La intricada trama de porteños y montevideanos anuda permanentemente una relación que va más allá de la historia y la geografía.  Alberto Moroy contribuye con un inventario que debería realizarse, en lugar de pasar lista a diferencias que los rioplatenses de corazón nunca quisimos.

Es una singular historia que inesperadamente enlaza con el Club Peñarol de Fútbol y con el asesinato pasional del “arquitecto de la democracia, como lo califica Alberto con sobrada justicia.  En la región también hizo el Teatro Colón, nada menos, razón suficiente para tributarle el h0menaje de este artículo.

 Por Alberto Moroy

Podríamos decir que el edificio del Congreso de la Nación (Argentina) y el Palacio Legislativo (Uruguay) son hermanos. Ambos provienen de un mismo padre, el italiano Vittorio Meano o Víctor Meano A diferencia del palacio Barolo y Salvo, estos no se parecen en nada debido a los condicionamientos presupuestarios y de espacio. El Congreso argentino tiene una superficie edificada  de 52.000 metros cuadrados y el Palacio Legislativo dicen que 4.000 no obstante el satélite marca un área cubierta de m. 78 x 100 por lo que deberíamos inferir que tiene 31.200 m. mas subsuelo, Meano no vivió para verlos terminados y en el caso del Palacio Legislativo ni siquiera lo vio comenzar, debido a que fue asesinado en manos de Carlo Passera, su ex mucamo, amante de su esposa. Como diría un italiano  “Se non è vero, è ben trovato…” (Abajo continua esta historia)

Víctor Meano

En 1878. el italiano Meano obtiene el título de geómetra en el Instituto de Pinerolo; (el mismo lugar que nacio Juan Bautista Crosa, el que le dio en nombre al barrio de Peñarol), luego estudia arquitectura en la Academia Albertina de Turín. Hacia 1880 inicia su experiencia laboral en la oficina de ingeniería de su hermano Cesare; hasta que en 1884 emprende viaje a Buenos Aires para incorporarse al estudio de Francisco Tamburini, que por entonces abordaba el proyecto de significativas obras públicas. La obra de Vittorio Meano, sucedida exclusivamente en el ámbito rioplatense, incluye pocos edificios, pero de singular relevancia institucional y urbana: el Teatro Colón y el Congreso Nacional en Buenos Aires, y el Palacio Legislativo de la República Oriental del Uruguay, en Montevideo.

Congreso de la  Nacional (Argentina)

Sitio oficial http://www.congreso.gov.ar/ La Ley 3.187, sancionada el 20 de noviembre de 1894, autorizó al Poder Ejecutivo a construir el Palacio,se decretó el llamado a Concurso Internacional, y se fijó el 12 de octubre de 1895 como fecha para la presentación de los proyectos.Fueron presentados 28 proyectos, entre los cuales figuraban los de los franceses Lefebre, Tronchet y Rey, Paul Henry Nenot; los italianos Sommaruga, Meano y Calderini; el austríaco M.A. Turner; el uruguayo Vaeza Ocampo junto con Alfred Massue; los argentinos Avenatti, Emilio Agrelo, César González Segura (asociado con Emilio Mitre y el francés Gustavo Duparc) y Bernardo Meyer Pellegrini; y el noruego Alejandro Christophersen. El 8 de enero de 1896 la obra fue adjudicada al ingeniero italiano Víctor Meano (Vittorio Meano), siendo aprobado el 31 de julio de ese año el contrato de dirección de obras. Se realizó una licitación el 31 de julio de 1897, y la obra fue adjudicada a la empresa constructora Pablo Besana y Cía.  El presupuesto para su construcción pasó de los casi 6 millones de pesos moneda nacional en 1897, a superar los 31,4 millones en 1914, por esta razón fue bautizado por algunos periodistas como el Palacio de Oro, por la velocidad en que se gastaban las partidas presupuestarias. La iluminación de la cúpula se colocó recién en 1930. Las obras fueron completamente finalizadas recién en 1946, con el revestimiento en piedra de la rotonda sobre la calle Combate de los Pozos.

Congreso  de la Nacion 1905 / Plano comienzo de la obra 1899

Arquitectura

El edificio, de 52 mil metros cuadrados, está revestido en roca caliza de Córdoba. La piedra, a diferencia de otros edificios de la época donde las molduras y otras ornamentaciones se realizaban con moldes, aquí fue trabajada por artesanos. Sobre Combate de los Pozos estaba el obrador. Allí, Lola Mora esculpió las estatuas que luego fueron retiradas del Palacio para llevarlas a la gobernación de Jujuy. Arriba pende una araña de 2.054 kilos y 331 lamparitas. La llamada “araña del Centenario” está colgada desde la cúpula. Dos mil kilos colgados desde 67 metros. Subsuelo 4,50m de altura, 4210m2 de superficie. Planta Baja 6,20m de altura, 8200m2 de superficie. Primer Piso 6,60m de altura, 7900m2 de superficie. Segundo Piso 6,00m de altura, 7700 m2 de superficie. Tercer Piso 4,80m de altura, 6800m2 de superficie. Cuarto Piso 3,90m de altura, 4400 m2 de superficie.

Muy buenas fotos

http://www.esacademic.com/dic.nsf/eswiki/293989

http://diager-arte.blogspot.com/2008/11/palacio-legislativo.html

Cúpula Salon Azul

Este es el más relevante de todos los recintos del Palacio del Congreso de la Nación Argentina.Esta ubicado en el centro mismo de la manzana y edificado sobre planta octogonal y es el apoyo ideal para sostener la majestuosa cúpula, y se comunica con diversas dependencias y galerías del edificio. Su pavimento fue realizado con mosaicos alemanes que conforman una artística trama decorativa y rodeando el salón hay cuatro grandes sofás que se complementan con doce cómodos sillones. El tapizado es de terciopelo azul, color que se repite en los cortinados y las cenefas superiores de las ocho puertas.

Cúpula y araña

Hall central / Salon de lectura


Camara de Senadores/ De diputados / Biblioteca

Biblioteca congreso Foto

http://www.flickr.com/photos/pablocepero/with/4105813399/

Palacio Legislativo

Sitio oficial

http://www.parlamento.gub.uy/palacio3/index1280.asp?e=1&w=1280

El Palacio Legislativo,es un edificio construido entre 1908 y 1925 en Montevideo, capital de Uruguay, fue inaugurado el 25 de agosto de 1925 como homenaje a los 100 años de la Declaratoria de la Independencia. Es sede del Poder Legislativo de Uruguay, la Asamblea General, que se integra de dos cámaras que sesionan separada o conjuntamente según las circunstancias. Éstas son la Cámara de Representantes y la Cámara de Senadores. Fue diseñado por el arquitecto Vittorio Meano y construido por la empresa “G. y M. Debernardis”. La decoración del edificio estuvo a cargo del arquitecto Gaetano Moretti (vitreaux Palacio Salvo). En 1975 fue declarado Monumento Histórico Nacional.

E l concurso internacional de proyectos proponía un programa con significativas restricciones no solamente presupuestarias, sino tambien en cuanto a superficie del predio y paisaje del entorno. El proyecto de Meano se encuadra, como en Buenos Aires, en una morfología amanzanada. La distribución se organiza según dos ejes perpendiculares. El principal corre desde el pórtico y se despliega en una gran Sala de Pasos Perdidos, con iluminación cenital. En la dirección opuesta, quedan colocadas las dos Cámaras, de modo simétrico; coincidiendo la Asamblea General con el recinto de Senadores; la distribución se completa con cuatro patios y una circulación perimetral. Ante la imposibilidad económica de la cúpula, Meano recurre a destacar exteriormente los bloques de las Cámaras, generando una cierta dualidad en la volumetría general.

El sitio http://www.uruguayeduca.edu.uy/Portal.Base/Web/verContenido.aspx?ID=208545 dice que tiene construido mas de 4.000 metros y no miente, solo que área edificada es de m. 78 x 100 y si tiene 4 pisos da ¡31.200 m. mas el subsuelo!  por lo que deberíamos asumir que faltó un cero.


Palacio Legislativo, proyecto 1904

Arquitectura

Su estructura está conformada por cuatro plantas: un subsuelo, las instalaciones de la planta baja y dos pisos más. Presenta cuatro fachadas orientadas hacia los puntos cardinales. Interior del Palacio Legislativo. En este proceso se pueden diferenciar tres etapas: la primera abarca las últimas décadas del siglo XIX hasta la aprobación de la ley para un llamado a concurso internacional para la presentación de proyectos en 1902; la segunda se inicia con el realización del llamado en 1903 comprendiendo el inicio de obras hasta 1912, y la última está marcada por la influencia del Arq. Cayetano Moretti y culmina con la inauguración el 25 de agosto de 1925.

Continua…

www.arquitectura.com/historia/protag/…/meano.asp

Salon de los pasos perdidos / sala de fiestas

Sala de fiestas

Originalmente se la concibió como un salón comedor para los senadores. Está ubicada en un extremo del Salón de los Pasos Perdidos. Se compone de un espacio central y dos salas menores en los extremos. La decoración del cielorraso, de estilo bizantino, fue realizada por el artista nacional Enrique Albetazzi. De sus paredes cuelgan obras de destacados pintores nacionales como Pedro Blanes Viale y Manuel Rosé.

Salon de los pasos perdidos

Este magnífico salón está totalmente revestido en mármoles y granitos nacionales, que fueron extraídos de canteras de los departamentos de Lavalleja y Maldonado y del departamento de Canelones, respectivamente. Este salón divide simétricamente al edificio, de un lado la Cámara de Senadores y del otro la de Diputados. Dos grandes vitrales milaneses coronan las entradas a dichas Cámaras: sobre la entrada a la Cámara de Senadores luce uno que representa la justicia y sobre la entrada a la Cámara de Diputados otro representando el trabajo. A los lados de estos accesos encontramos relieves en yeso pulido del escultor nacional Edmundo Prati, simbolizando hechos históricos nacionales.

En los arcos de ambos extremos del Salón se pueden apreciar mosaicos venecianos, al sur Las Ciencias y al norte Las Artes, diseñados por el artista italiano Giovanni Buffa en Milán y realizados por una Cooperativa de Artesanos del Mosaico de Venecia. En el techo de la nave central, lucen tres vitrales milaneses y a ambos lados de los vitrales que están en los extremos, vemos relieves del escultor uruguayo José Belloni, representando los cuatro símbolos del Escudo Nacional. En el centro del salón sobre pieza circular de granito negro, se exhiben las Actas originales de la “Declaratoria de la Independencia de 1825″.

C.Senadores / De Diputados

Vestibulo de honor/ Ingreso Camara de Senadores

Mas  fotos  e informacion (Interesante)

http://www.parlamento.gub.uy/palacio3/p_visitavirtual.asp?Lang=Esp

http://www.urbanity.es/foro/edificios-en-general-inter/9321-montevideo-uruguay-palacio-legislativo.html

Foto artesano

http://www.uruguayeduca.edu.uy/Portal.Base/Web/verContenido.aspx?ID=208448

http://es.scribd.com/doc/28923177/Pollini-Maragarita-Palco-cazuela-y-paraiso leer a ver que es

El asesinato de Victor Meano

Víctor Meano (q.e.p.d.). Falleció el 1º de junio de 1904. Luisa Franchini de Meano, esposa, Carolina Benetti de Meano, madre (ausente), sus hermanos Comendador César Meano y Serafín Meano (ausente) y demás deudos, invitan a sus relaciones a acompañar los restos del extinto al Cementerio del Norte, hoy jueves 2 a las 3 p.m. Única invitación. Se despide por tarjeta. Casa mortuoria: Rodríguez Peña 30. Diario El País. (Argentina) 2 de junio de 1904. Sección Necrológicas

foto 11

Diario El País. (Argentina) 2 de junio de 1904

Al arquitecto le gustaba seguir la obra de cerca y día a día. Su colega Alejandro Bustillo instalaría después una vivienda provisoria pegada al “viejo Colón” cuando emprendiera la tarea de transformarlo en banco. Meano tenía más suerte: le bastaba doblar la esquina de Rodríguez Peña y caminar unas cuadras por la Avenida de Mayo  para contemplar la obra Una  mañana había llegado muy temprano, era verdad que le dedicaba  bastante más tiempo que a Luisa, su mujer, y que la relación con aquella mole de ladrillos  llevaba casi una década. El arquitecto tenía bastantes preocupaciones con el Congreso y el literalmente interminable Teatro Colón. Su amigo corrió con la noticia: minutos antes había visto a Catalina, la criada, abrir la puerta de Rodríguez Peña 30 al hombre aquél. y Meano pensó que era entonces o nunca.

Caminó sin pausa hasta su casa, hizo girar la llave. Subió la escalera y buscó a su esposa. La encontró en la puerta de una de las habitaciones altas, con los ojos encendidos y las manos crispadas. Catalina escuchó que hablaban; ella no entendía italiano, pero por el tono de las voces dedujo que su patrona no podría sostener la mentira. Recordando las palabras que la señora de Meano le había dicho una vez, se estremeció. Al abrir la puerta, el primer impacto que sufrió Meano fue el de reconocer a Carlo Passera, el mucamo al que había despedido dos meses atrás. Vittorio no entendía muy bien por qué Luisa defendía siempre a ese joven ineficiente, y constantemente le pedía que lo dejara volver a su puesto.La segunda sorpresa la recibió Meano al comprobar que Carlo tenía puesta ropa suya. Pero no tuvo demasiado tiempo de cavilar al respecto. Enseguida fijó sus ojos en el revólver que aquél extraía de su bolsillo trasero.

Al pie de la escalera, Luisa y Catalina escucharon dos disparos. Domingo Nogueira llegó a la casa del matrimonio Meano tan rápido como pudo. Tuvo que interrumpir su ronda diaria, pero la alarma en los rostros de las mujeres que lo llamaban parecía deberse a algo importante. La esquina de Rivadavia y Rodríguez Peña quedó sola.A metros de la puerta Carlo Passera permanecía de pie y con el arma en la mano. Nogueira, sin dubitar, sacó su pistola reglamentaria dispuesto a disparar si era necesario. Sorpresivamente, el joven se entregó. Pero antes de llevárselo detenido, Nogueira descubrió en el suelo a un hombre que agonizaba, y que murmuraba frases en italiano a su mujer y a Passera. Carlo advirtió la confusión del policía, y vio la oportunidad de escapar:—¡Lárgueme, no sea estúpido! ¿No ve que soy de la casa? ¡Busque al asesino!

Domingo lo suelta, convencido de que es más útil intentar salvar al herido. Carlo sube las escaleras, y la persecución comienza. Habiéndolo perdido de vista, el agente abre una puerta tras otra, pero sólo encuentra a gente que no responde a sus preguntas. Tal vez en aquella casa nadie hable castellano.Asomándose a la calle, Domingo Nogueira sólo ve una silueta oscura correr veredas abajo. Pero no se alarma: recuerda muy bien el traje color crema de Carlo. Y, dondequiera que esté, el criminal no lleva armas: entre las manos de Domingo está la Smith & Wesson calibre 9. Cuando regresa al interior de la casa, ya Vittorio Meano, italiano de nacimiento, 44 años de edad, el más grande constructor de Buenos Aires, ha dejado de pronunciar sus frases ininteligibles

Continua…

http://www.todoperaweb.com.ar/biblio/Teatro%20Colon%20Sus%20Historias%2014.html