ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » America del Sur

El Palacio San Carlos y el conde desaparecido

 

No le busques explicación, construyeron un insensato palacio, lo usaron tres años y salieron en estampida como si los corriera la historia. 

Tampoco era conde, pero era lo más parecido a un conde que se había visto en la ciudad de Concordia. Y vivía acorde a esa condición. Del palacio se hizo cargo el erario público que debe ser el peor de los propietarios posibles; luego pasó por muchas manos.

¿Querés más misterios y leyendas? Quienes luego habitaron  el palacio contaban que en las noches se veían personas cavando pozos y recorriendo túneles como si buscaran algo. ¿Te apetece todavía más? Entonces es bueno que sepas que Antoine de Saint Exupery, se alojó allí, quedó impactado por las hijas de los dueños de casa y es posible que en ese entorno haya concebido todo o parte de su obra cumbre “El Principito”.

Por Alberto Moroy 

Concordia (Argentina)  está ubicada enfrente de la ciudad de Salto Uruguay.  A 10 km. del puente de Salto Grande (linea recta, hacia el sur). Es una ciudad de vieja data, siendo un punto de vital importancia comercial durante la  segunda mitad del siglo XIX y parte del XX. Si después de leer esta nota, les vienen ganas de conocerla, abajo tienen links de hoteles y precios (foto portada prob. Martin Bordagaray).

A 3.500 mts. de la plaza Treinta y Tres Orientales de Salto, cruzando el Rio Uruguay, se encuentra las ruinas del castillo San Carlos, dentro del parque homónimo de 98 hectáreas, construido en 1888 sobre la barranca del rio Uruguay,  a 320 mts. de la costa, con vista lejana al Salto Chico del rio Uruguay. Debido a que está 14 mts mas alto que las costas de Uruguay, su visión en la época de la construcción tiene que haber sido privilegiada. El palacio  atrapaba a los lugareños por la belleza de la construcción, sumado a la finísima decoración de su interior. La edificación, que tenía una superficie cubierta de 1200 m2, se habría erigido a partir de planos traídos de Francia.

Construido en apenas dos años, entre 1886 y 1888 con materiales europeos (como todo lo que se construía de cierta categoría en esa época). Poseía instalaciones y comodidades desconocidas para la zona, calefacción central por medio de hogares de mármol, sistema de iluminación a gas (acetileno), sistema de agua corriente, sanitarios móviles y más. La cocina no estaba dentro de la casa, sino alejada, a unos 260 mts, donde hoy se encuentra el Jardín Botánico de la ciudad (Concordia).

Vista de la ciudad de Salto (Uruguay) desde el saladero (Arg.) / A. Yolande de Corbeil,  esposa de Adrien Edouard Demachy

La ubicación y el relato 

El palacio estaba a 1.200 mts. al N.oeste del saladero y fue edificado para que el hijo de uno de los propietarios  “se dedicara  a laburar”. Seguramente el sitio elegido no lo fue por su altura, habida cuenta que es 10 mts mas bajo (24mts.) que donde esta ubicado el saladero (34mts.), sino por la distancia prudencial en cuanto a los olores, moscas y otras cosas indeseables que pudieran llegar desde el saladero.

Ubicación  Google Earth

Palacio San Carlos 31°22’4.59″S 57°59’55.46″W

Saladero 31°22’29.32″S 57°59’18.36″W

Saladero y Salto Chico

¿Un palacio en un saladero?

En el año 1884 se firmó un convenio en Burdeos, Francia, que daría nacimiento a  la fábrica de carnes enlatadas “La Uruguay”. El contrato tendría una vigencia de tres años, a contar desde su firma, el 13 de agosto de 1884. La fábrica comenzó a funcionar en el mes de diciembre. Al año siguiente ya se habían sucedido algunas huelgas de personal, motivo por el cual la sociedad de franceses otorgó el poder para gerenciar y administrar la fábrica a Don Roberto De Coulon, con fecha 15 de Julio de 1885. Esta sociedad estaba constituida por  Charles Adolphe Demachy, portentoso banquero francés (padre de Eduardo), Don Frederik Portais y por Don Adolfo Da Paisano (inglés de Gibraltar) y como administrador  a Don Roberto De Coulon.

Llega el excéntrico Adrien Édouard Demachy  (1857-1927)

Si bien la historia dice que Eduardo vino a America enviado por su padre como una especie de exilio, debido al disgusto que le provocaba el que su hijo se hubiese  casado con una hermosa mujer, Yolande Corbell (1859-1926), de indeseable profesión artística. La realidad parece indicar que lo envió a vigilar su negocio del saladero y fabrica de conservas San Carlos, y como ya se dijo a ver si “empezaba a trabajar”. Pese a que ya tenia 30 años, Adrien Édouard Demachy era uno de los hijos de Charles Adolphe, su hermano mayor Charles Amédée (1852-1911 ya habia estado 10 años trabajando en Buenos Aires.

Dicen que el viaje lo hacen en una embarcación propia (*) acompañado por su esposa,  con fastuosos atuendos y maletas. Eduardo llega acompañado por su esposa y un hijo de 7 años (Charles Edouard Demachy). Inicialmente se alojaron en el hotel del pueblo, donde hoy se levanta el Hotel Colón. Más tarde vivieron en una casa situada en el solar comprendido entre las calles 1º de Mayo y Rivadavia (lindante con el edificio que ocupó antiguamente la sede social del Club Libertad). Y posteriormente se trasladaron al paraje conocido como San Carlos, donde construyeron el palacio del que actualmente sólo se ven sus ruinas. Sin embargo, los De Machy llegaban siempre a la ciudad en espléndido coche tirado por animales que los conocedores reputaban de soberbios. No faltaban a ninguna función del viejo teatro Beñatena. Para ese entonces Concordia tenia 9.500 habitantes.

(*) Posible si, pero difícil, sobre todo que el relato habla de un bergantin hasta dicen que se llamaba “Hippolite”  Para ese entonces habia ya transporte a vapor que aseguraban buenas singladuras a través del Atlántico. Mucho mas para remontar el rio Uruguay donde el calado de un velero trasatlántico complica el viaje. El trayecto lo hacían en forma regular a Concordia con el vapor  “Cosmos” entre otros que tambien viajaban a Salto. 

Palacio San Carlos

Imagen de previsualización de YouTube

 

El pasado de Concordia

Imagen de previsualización de YouTube

Le decian el conde

No era conde, a pesar de que el historiador Antonio P. Castro lo menciona así. Imaginamos que toda la confusión se deberá al despliegue que hizo este señor a su llegada a Concordia.

¿Tenia un hermano  mayor en Argentina? 

Charles Amede Demachy (su hermano mayor) paso 10 años en argentina como representante del banco En 1884, como se retira Raymond Seillière, sigue siendo administrador único. A su muerte cuatro años más tarde, el banco Demachy Seillière ha sobrevivido sin daños la crisis económica y del mercado de valores hasta 1882, cuando la situación se deterioró. A partir de entonces. tuvo pérdidas considerables causadas por operaciones riesgosas como anticipos a un prestatario malicioso que quería financiar la compra de carne en Argentina para el ejército francés o una especulación sobre los metales no ferrosos.

Su intempestiva partida 

Aún hoy los investigadores no han encontrado respuesta a la repentina partida del matrimonio Demachy- Antonieta Yolande de Corbeil, y su hijo de 8 años  (H. Robert Demachy), apenas tres años después de su establecimiento en la mansión, llevándose sus vestimentas y dejando allí lo mucho de valor que existía. La propiedad salió a venta pública, mas nadie la adquirió. Los impuestos impagos provocaron la incautación del bien por el municipio. En una época éste lo cedió en préstamo al vecino regimiento de caballería. Luego fué alquilado a particulares como lugar de veraneo, más tarde fue campo arrendado con vivienda familiar amoblada.

¿Una hipoteca sobre el palacio San Carlos? 

Por comentarios del periodista que visitó la zona en 1918 de Caras y Caretas, Edouard Demachy le sacó una hipoteca de 500 mil pesos fuertes y se fue. La pregunta es si esto se sabía en 1918,  ¿por qué desde entonces nadie se pregunto como es que la familia no reclamó esas tierras? Parece difícil que haya necesitado levantar una hipoteca para pagar el saldo de la compra del Palacio.  Lo mas probable es que la hipoteca la saco cuando “las papas quemaban” como para irse con algún vuelto.

¿La hipoteca era conjunta sobre el palacio y el saladero?

El 17 de julio de 1888, año de la misma muerte de su padre, Eduardo Demachy, solicita al Banco Hipotecario Nacional, un préstamo para comprar El Naranjal. El apoderado general para estos negocios sobre El Naranjal, cuyo dueño era Juan O’Coonor,  fue su hermano David O’Connor, quedando gravada en hipoteca hasta su pago total. Esta propiedad quedará un año y medio en poder de sus nuevos dueños, Eduardo Demachy, cuyo administrador es R. Coulon. el saladero y la finca El Naranjal, quedando gravada en hipoteca hasta su pago total, quedará esta finca con ellos un año y medio, pero la fábrica ya dispone de su propio saladero, ya que Demachy nunca construyó uno propio. (Fuente El Heraldo)

Foto arriba 1918 / Abajo posterior (Ver dif. tamaño del árbol)

¿Quienes eran los Demachy?

Su familia

Sus padres, Charles Adolphe Demachy (1818-1888) y Zoé Girod de l’Ain (1827-1916),  hijos,  Charles Amédée (1852-1911) y Adrien Édouard (1854-1927), y una hija, Germaine (1856-1940?).Robert Demachy 1859-1936

¿Dos San Carlos, nada parecidos?

El relato dice que la propiedad construida den Concordia era similar a la que tenia el padre de Eduardo Demachy (Charles Adolphe) construida en 1871 en Francia, tambien llanada Château San Carlos.  Como podrán ver no se parecían en nada

El palacio del padre de Eduardo Demachy en Francia

Video San Carlo (Francia)

http://www.dailymotion.com/video/x16agom

http://www.dailymotion.com/video/x16agom_chateau-san-carlo-villers-sur-mer-2013_travel

¡Por si quieren comprar un departamento en el castillo San Carlos (Francia)!

http://www.seloger.com/annonces/achat/appartement/villers-sur-mer-14/92546859.htm?cmp=PA0083?utm_source=mitula&utm_medium=partenaire&utm_campaign=mitula_region_prio&cmp=PA0083

¡¡Algunos de los “trabajos” del padre de Eduardo en Francia!!

«Regente del Banco de Francia- Vicepresidente del Banco Otomano en París y de la fabricación de los Tabacos Otomanos. Presidente del Consejo de Supervisión de las Forjas y Usinas del Creusot. Presidente de la Cia de Seguros «La Reunión»-Administrador de la Cia. del Ferrocarril de Parys, Lyon Mediterráneo. Administrador de la Cia. de Seguros «La Nacional», de la Cia. de Fósforos y de la Cia. de Ferrocarriles Austriacos. Caballero de la Legión de Honor».

Genealogía familiar

http://gw.geneanet.org/bourelly?lang=fr&p=charles+adolphe&n=demachy

Palacio San Carlos hoy (Concordia arg.)

Caras y Caretas 1918

“Un francés, que me han dicho se llamaba Enrique Demachy, tuvo la ocurrencia, hace cosa de unos años (1888), de edificar en los alrededores de Concordia un palacio, que fuera la última palabra en materia de edificación y lujo.   El palacio San Carlos, que así se llama el castillo del francés, está construido en piedra viva, de la que hay bloques enormes, fuertemente soldados uno con otro gracias a materiales de primer orden. Paredes macizas, salones con techo en madera esculpida, mármoles, tapicería finísima que cubría las paredes y se cambiaba muy a menudo, pues el dueño no era muy conservador, sino que encontraba agradable solamente lo variado, el hecho es que el palacio de San Carlos se parecía más bien a la residencia de un rajá indio, que a la suntuosa mansión de un europeo. Por su cuenta y riesgo llegaban «troupes» de artistas y bailarinas, que daban funciones ahí mismo para uso exclusivo del dueño y sus amigos; en fin, un derroche, que apenas habría podido sostener el patrimonio de los Rostchild o Rockefeller”.

Salto Grande 1918  (Rio Uruguay)

¡¡Hipoteca en medio millón de pesos y desaparece!!

Vale la pena recordar que el peso argentino en esa epoca equivalía a un dólar y en 1907 un auto valía U$S 700.  El saladero, confiado a manos ajenas, trabajaba a pérdida, según dicen; al precipitarse los acontecimientos sobrevinieron disgustos por causa de mujeres. Un buen día el francés, después de haber conseguido un crédito hipotecario de medio millón de pesos, desapareció abandonándolo todo; ni se supo nunca más nada de él.

El porqué de los túneles 

Carta de lectores diario el Heraldo Concordia 5/2/2011

“En cuanto al comentario sobre la caldera en el subsuelo, yo nunca la vi, ni tampoco a los túneles salvo en el lugar que se hizo como saladero de carne, pero los túneles tengo entendido no fueron construidos por Demachy sino por contrabandistas (comentarios)

Decia la familia Fuchs Valon con referencia a los pozos en Caras y Caretas de 1918 

“Hoy vive allí una familia que lo alquila (Fuchs Valon )  y que me dio datos curiosos sobre lo que suele pasar en los alrededores del castillo, a intervalos más o menos largos, a veces después de meses, pero siempre en noches de mal tiempo v sin luna. No se sabe por obra de quién, ni con qué objeto, pero hay individuos que llegan a unos cien metros del palacio y se ponen a efectuar excavaciones que a veces alcanzan a dos o tres metros de profundidad. Hay quien se pone en observación sobre los árboles que forman el parque, y en cuanto se aperciben que alguien de los que habitan el palacio está por salir en averiguaciones, dejan los útiles y se van más que a prisa, desapareciendo pronto, protegidos por la espesa vegetación do aquellos lugares”.

Llega Antoine de Saint-Exupéry a San Carlos 1930

Al partir Demachy quedaba la inercia del trabajo puesto en marcha, la insatisfacción de los acreedores, las conjeturas del personal. Durante un tiempo bastante largo, por la buena gestión de sus administradores, el establecimiento siguió produciendo, pero al suspenderse los envíos del capital operativo desde Francia, las deudas determinaron la bancarrota.

La propiedad salió a venta pública, mas nadie la adquirió. Los impuestos impagos provocaron la incautación del bien por el municipio. En una época éste lo cedió en préstamo al vecino regimiento de caballería. Luego fué alquilado a particulares como lugar de veraneo, más tarde fue campo arrendado con vivienda familiar amoblada. Nuevos habitantes llenaron los vastos aposentos del castillo.

Visitantes ilustres certificaron su paso por allí, como Antoine de Saint-Exupéry, el poeta aviador huésped de los arrendatarios M. y  Mme. Fuchs Valon, en 1929/30. Fue él quien dejó, en el capítulo V° de “Tierra de Hombres”, “Oasis”, una de las descripciones más poéticas del lugar, al que tildó de “castillo de leyenda”. En ese mismo capítulo bosqueja las personalidades de las hijas del matrimonio Fuchs Valon – Edda y Suzanne – que tienen turbadoras semejanzas con la del personaje principal de su obra “El Principito”. Años más tarde no se renovaron los contratos pactados con M. Fuchs, quien adquirió otra propiedad en las cercanías.

Mme. Fuchs Valon y Antoine de Saint-Exupéry 1930/ archivo Elsa Pico

¿El Principito en Concordia? ¡¡Muy bueno!!

http://www.saintexupery.com.ar/pagina_nueva_5.htm

Un fin de semana reparador en Concordia, a una hora de viaje de Salto, Uruguay o un ida y vuelta en el dia, desde Salto

Hotel en el parque San Carlos

http://www.lacoloniabp.com.ar/conc.html

Hoteles en Concordia

http://www.turismoentrerios.com/concordia/hoteles.htm

Para más información, concordiaturismo@gmail.com;