ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Destacado

¡Qué complicada es la elegancia!

La elegancia inglesa, envidia de todos los pueblos, es solo masculina.

Alberto Moroy nos saca a pasear por la elegancia masculina, esa cosa que todo uruguayo dice despreciar,  pero que ninguno deja de envidiar en su subconsciente. Y hay algo irrepetible, pues no es lo mismo ver vestido de gala a un inglés en Ascot, que a  Clark Gable en Lo que el viento se llevó. Ambos estaban impecables, pero ¿qué querés que te diga? hay algo irrepetible en los ingleses que te hace perdonarles, solo por eso y masomeno, todas aquellas barbaridades coloniales, de las que ningún otro imperio fue inocente.

En fin, no nos pongamos a pavear con si está bien o está mal, porque la discusión puede ser francamente estúpida; mas bien miremos las sorprendentes recomendaciones de Alberto.

Por Alberto Moroy

Lo bueno de los viajes on line, es que tanto podemos saborear el champagne mas caro del mundo, (http://viajes.elpais.com.uy/?p=704 ), como hacerle una probadita a las empanadas de la feria de la Salada en Buenos aires. Hoy nos vestiremos de gala.  Galano significa persona que viste bien, bien adornado aseado y arreglado, asi que el titulo de hoy justifica bien lo que trataremos.

Vestirse bien implica demas de buen gusto, una billetera importante, sobre todo cuando hablamos de gala. Antes les contare que en el viejo Montevideo, alla por la década de los 60 habia fiestas en fin de año, donde habia que ir de smoking. Para esa ocasión alquilé uno cuando tenia 16/17 años y lo graciosos fue que fuimos en motoneta. Asi a la distancia recuerdo vagamente el regreso, un  primero de enero, en una madrugada bastante destemplada, donde lamento no tener ninguna foto, porque seguro hoy sería publicada en Taringa

En la portada, una foto interesante donde vemos como iban vestidos con frack algunos chicos de clase alta en Londres, alrededor de 1900. A la derecha otros de clase media o baja se burlan del “uniforme” (el mismo que siguio al menos hasta los años 20) su atuendo. Las caras son muy buenas y reflejan con el lenguaje  gestual los estados de animo de “ambos bandos”.  Cien años despues, la  falta de movilidad social y el “elitismo” sigue predominando en Inglaterra.

Hoy revisaremos la vestimenta de etiqueta al solo fin de saber de que se trata ya que las oportunidades de usarlas, por lo que fuere son escasas y solo algunos elegidos tienen en su guardarropa alguna de ellas.  Asi Chaqué, Esmoquin, Frac y Spencer  integran únicamente el combo de los elegantes.

Esmoquin, smoking,  jacket

El origen se remonta al siglo XIX, y se dice que la utilizaban los caballeros Británicos para fumar. Al promediar un día de primavera de principios del siglo xix, en la ciudad de Londres, un sastre cargado de paquetes penetraba en la casa de George Bryan Brummel, conocido como “el hermoso Brummel” o “el rey de la moda” o “el arbitro de la elegancia”, con objeto de entregarle un gabán de verano que le había mandado confeccionar. Al probársela, la prenda resultó tan extremadamente corta que les faldones del frac asomaban por debajo. La ira se iba apoderando del famoso elegante, pues deseaba estrenar ese mismo día en una fiesta su gabán, y comprendía que era materialmente imposible hacer uno nuevo en tan poco tiempo, cuando al mirarse por centésima vez en el espejo halló la solución: suprimir los faldones del frac.

Salvado de esta manera el obstáculo, el sastre, al notar que el frac quedaba convertido en una prenda nueva y extraña, le preguntó: ¿Cómo llamaremos, señor, a esta prenda que no es ni una vulgar americana ni un frac? Y Brummel respondió rápido, lanzando al aire bocanadas de humo del cigarro que estaba fumando: Puesto que la he inventado mientras estaba fumando, lógico es que la llamemos smoking. Una semana después los sastres de Londres, afanosos, confeccionaban smokings para toda la aristocracia londinense. De esta manera se cuenta que nació el smoking, prenda que sufrió algunas transformaciones hasta llegar a su forma actual de americana, con vueltas de raso en las solapas.

George Bryan Brummel

El gabán, la americana, el smoking y el frac, que hemos nombrado en este breve relato, son prendas de la vestimenta del hombre moderno, así como el traje sastre, las blusas y las faldas lo son del atuendo femenino. Pero bueno es recordar aquí que la humanidad no vistió siempre de la misma manera y que el traje estuvo, en sus orígenes, íntimamente relacionado con las condiciones climáticas de cada región. Creado para preservar la salud y el pudor, y por razones de comodidad, el vestido ha evolucionado constantemente en el tiempo y el espacio, y ha producido prendas que, pese a su origen milenario, parecen, por sus características funcionales, inventos de la técnica moderna. Así, desde el calzado primitivo al actual, es tan grande la diferencia, que bien puede decirse que como sólido resguardo del pie al que defiende de la humedad, del frío y demás agentes externos, es relativamente moderno.

  1. Chaqueta de cena: la chaqueta es normalmente negra, el azul de medianoche es una opción menos popular, pero fue favorecida por el duque de Windsor, entre otros y el granate está en desuso. Para temperaturas cálidas, sin embargo, el blanco o el crema también son aceptables. La chaqueta del esmoquin no tiene colas como el frac o el chaqué y lo común es que se cierre al frente con uno o dos botones. Las solapas se confeccionan en satén siendo tradicionalmente en pico, aunque las solapas con muescas son comunes y aceptables ahora
  2. Camisa: de cuello pajarita y color blanco
  3. Pantalones negros: los pantalones tienen casi siempre una raya lateral que se combina en material con el de la solapa de la chaqueta. Pajarita negra. La pajarita suele ser del mismo tejido que las solapas.
  4. Corbata: generalmente negra. Es menos común que la pajarita pero utilizada también.
  5. Fajín: puede ser de color claro u oscuro, pero siempre brillante.
  6. Chaleco:  al igual que la pajarita el chaleco suele compartir tejido con las solapas de la chaqueta. En la actualidad, en no pocas ocasiones suele omitirse, llenándose solo en reemplazo del fajín.
  7. Los zapatos: son negros pudiendo ser de charol y si se llevan guantes, son blancos o de color gris.

Chaque /Chaquette

Prenda de vestir para utilizar durante el día (por la mañana y hasta el atardecer, entre las seis a ocho de la tarde, más o menos). El negro es el más ceremonioso y habitual, aunque está ganando terreno el gris. Es un atuendo de vestir de ceremonia. Su origen se remonta a 1860, cuando Henry Poole & Co confeccionó una smoking jacket para el Príncipe de Gales (más tarde Eduardo VII) para que lo vistiera en fiestas informales. En primavera de 1886, el Príncipe invitó a su casa de Sandringham al americano James Potter a cazar. Potter le preguntó que era lo más recomendable vestir para las cenas y el Príncipe de Wales le aconsejó visitar Henry Poole & Co. Cuando Potter regresó a su casa de Nueva York, la chaqueta que se trajo de Londres se popularizó muy rápidamente en el Tuxedo Park Club (sociedad de millonarios con inquietudes comunes en caza y pesca en el área de Tuxedo). Es desde entonces que se denominado tuxedo en Norteamérica a la dinner jacket británica.

Henry Poole & Co

http://www.elitista.info/blogs/productos/2007/01/gemelos-de-camisa.html

VideoRoyal Ascot

 

My Fair Lady – Carrera de apertura Ascot

Por si quieren visitar el famoso hipodromo de Ascot , Berkshire

51°24’57.40″ N  0°40’31.53″W

Es la prenda de día, más ceremoniosa del vestuario masculino.

  1. Chaleco: Para actos íntimos y familiares (siempre abrochado), negro con rivete blanco para actos importantes, oficiales… Negro sin ribete blanco para funerales oficiales.
  2. Camisa: De cuello duro.
  3. Corbata: De nudo, gris, con o sin dibujo, se sujeta a la camisa con un alfiler con cabeza de perla.
  4. Chaqueta: Negra, termina en puntas redondeadas que forman una especie de cola por detrás.
  5. Pantalones: De rayas finas negras y grises verticales.
  6. Zapatos: De piel negros y sin dibujo, generalmente de cordones.
  7. Sombrero: Ocasionalmente de copa
  8. Calcetines: Negros, de hilo o seda.
  9. Guantes: Blancos o negros (en funerales y semana santa).
  10. Condecoraciones: No admite. Existe un chaqué de color gris, para bodas y carreras de caballos, pero se utiliza muy poco fuera de Gran Bretaña y Francia.

Otros complementos:

El bastón, apenas utilizado; pañuelo, de hilo, de color blanco y liso, o con iniciales grabadas. El chaqué no admite condecoraciones (puede lucirse alguna miniatura de las mismas). En las bodas, es aconsejable diferenciar el color del chaqué del novio del de los testigos. Los chaqués han evolucionado sobre su “formato clásico” al extenderse su utilización, sobre todo en las bodas que se consideran de cierto “postín”.

La parte que más novedades ha incorporado es el chaleco, dándole un toque de “color” a este tipo de vestimenta. Podemos verlos en una amplia gama de tonos pastel. Por ejemplo, se ha “importado” en cierta medida, la costumbre de utilizar un chaqué de color gris, que es muy utilizado en Francia y Reino Unido, para las bodas y las carreras de caballos (véase Ascott, por ejemplo). No obstante, todos ellos son válidos, siempre que se respeten los principales componentes del atuendo, y se vista en su horario (aunque esto tampoco suele ser muy respetado, sobre todo en las bodas por la noche.

Frac / Frack

Es el atuendo de gran gala. Podemos decir que es la indumentaria masculina de máxima etiqueta. Se utiliza generalmente por la noche y en lugares cerrados. No es habitual en ningún ropero masculino (a no ser que sea una personalidad o un amante de los trajes de etiqueta), por lo que la mejor opción, en caso de necesidad, es proceder a su alquiler en alguna casa especializada en la materia. Generalmente sastrerías y tiendas especializadas de caballeros. Por delante llega hasta la cintura, y por detrás tiene dos faldones, separados entre si y que llegan a la altura de las rodillas (por su parte posterior). Las prendas básicas que componen este vestuario son:

Actual / 1835

  1. Chaqueta. De color negro o azul-negro, en tejido de granito, generalmente. Por delante llega hasta la cintura y por detrás lleva dos faldones caídos. Las solapas en seda, sin brillos, preferiblemente mates.
  2. Camisa. Blanca, de pechera dura o muy almidonada, cuello subido (de pajarita) y puño de doble ojal, para los gemelos. Preferiblemente de hilo. La abotonadura puede ser de perlas o pequeños brillantes, en algunos casos.
  3. Chaleco. Ajustado, cruzado o recto de una fila de botones. Para actos Académicos o Religiosos de color negro. Para el resto de actos, blanco, por regla general. Tejido de piqué o moaré de seda.
  4. Pajarita. Blanca y hecha de lazo. Evitar las de nudo hecho. El tejido: piqué.
  5. Pantalones. Negros, de corte clásico y lisos, del mismo género que la chaqueta. Cinta lateral de unos 2 cms. de ancho, generalmente en raso.
  6. Calcetines. Negros, de hilo o seda.
  7. Zapatos. Negros, de corte clásico, preferiblemente de cordones y de brillo, tipo charol.
  8. Sombrero. De copa, negro y en seda mate.
  9. Guantes. De color gris claro, blancos o color hueso. De gamuza.
  10. En caso de utilizar pañuelo, blanco y de lino o hilo.

El frac admite todas las medallas y condecoraciones. Si se viste banda, habrá de hacerse por encima del chaleco, si el acto lo preside un Jefe de Estado (obligatorio). Si el tiempo lo requiere, con las prendas de etiqueta podemos vestir encima un abrigo recto, largo, de corte clásico, negro o azul marino, de lana o de cachemir.

En algunos lugares, aún es utilizada la capa en vez del abrigo. Si llevamos bufanda, blanca y de seda, lana fina o cachemira en función de la época del año.

El frac, se viste en actos académicos, recepciones, cenas, etc. de gran gala.

La corbata negra se usa, en actos religiosos y académicos. La corbata blanca es usada en recepciones y cenas de gala (y actos similares).

El chaleco negro se usa en actos religiosos y académicos. El chaleco blanco, se deja para usar en el resto de los actos (no religiosos o académicos).

Por si le quieren hacer alguna consulta

http://www.henrypoole.com/index.cns

http://www.hardyamies.com/en/ready_to_wear

http://www.savilerowtailor.com

Spencer

Spencer es un tipo de frac, también conocido como “frac colonial”, que apenas se utiliza en España. En algunos países anglosajones es nombrado como “black or white jacket”. De características muy similares al frac; una de las mayores diferencias es la chaqueta, que apenas tiene un poco de falda, y en el centro del talle, acaba en una ligera punta.

Al igual que su “hermano” el frac, es una prenda para utilizar únicamente por la noche, y en ocasiones de gran gala.

Las prendas básicas que componen este vestuario son:

El tejido del spencer puede ser en cualquier género en el que se confeccione el frac, (tejido de granito, o granito pólvora, generalmente), e incluso de hilo, con la diferencia que no lleva vistas de seda, como el frac. Los colores siempre oscuros, negro, o azul noche.

  1. El chaleco, blanco, cruzado o sin cruzar, de piqué o moaré de seda.
  2. Los pantalones, iguales que los del esmoquin, con una banda lateral muy estrechita.
  3. La camisa con cuello de pajarita, de hilo o lino fino, con puños dobles para los gemelos.
  4. El lazo negro.
  5. En la cintura faja de seda de color blanco o negro, dependiendo de la ocasión. Si utilizamos abrigo con él, largo, de corte clásico, en negro o azul noche, de lana o tejido similar.
  6. En lo que respecta al resto de complementos de esta indumentaria, zapatos (de charol negro, lisos y de cordones), sombrero (apenas utilizado), guantes, calcetines (finos, negros, de hilo o seda), etc. los mismos requisitos que hemos indicado para las distintas prendas del frac. El pañuelo, si se lleva, de hilo o algodón blanco