ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » America del Norte y Central

El ferrocarril que no podía ser

Por todo lo que hizo, Flagler tenía derecho a hacer bandera.  Tan cerca está Cuba de la Florida que es una tentación… pero para evitarla están los  ciclones, el paso del tiempo y la reflexión, que es la mejor cura para las heridas.

El impresionante archivo de Alberto Moroy nos lleva de viaje al tiempo anterior a que, primero Palm Beach y luego Miami fueron las ciudades dominantes de la Florida. Antes de eso, la que descollaba era Cayo Hueso.  Eso fue bastante después de que los piratas le disputaran los cayos a los nativos y un poco más cerca de cuando Hemingway andaba por allí escribiendo fantásticas novelas y bebiendo hasta el agua de los floreros. Pero había gente todavía con más imaginación que Ernest y ciclones con potencia suficiente como para cambiar la historia.

Por Alberto Moroy

Key West  (Cayo Hueso) es una ciudad ubicada en el condado de Monroe en el estado estadounidense de Florida. Si ustedes la han visitado  quizás no  se imaginaron que en 1912 circulaba un tren que la comunicaba con Miami. Tampoco que para esa fecha era la ciudad más importante de Florida.  Lo que estan viendo en la portada es La US1 Overseas Highway, una carretera que se adentra más de 200 kilómetros en un mar de aguas turquesas saltando de isla en isla y al costado de lo que fue la via del  Florida East Coast Railway’s.

El origen del nombre y una traducción “sui generis”

Cayo Hueso es el nombre original de la isla dado por exploradores españoles. Se dice que este nombre proviene del hecho de que la isla estaba llena de restos (huesos) de anteriores habitantes, que habían utilizado la isla como cementerio. En el pasado, éste y otros cayos del sur de la Florida eran el refugio de piratas, pescadores, comerciantes, buscadores de tesoros y personas socialmente rechazadas.

Asi se construía el ferrocarril

Imagen de previsualización de YouTube

El Ferrocarril sobre el Mar fue parcialmente destruido por el ciclón del Día del Trabajo en 1935, una tormenta con categoría 5 que ha sido llamado por muchos “el ciclón del siglo”. En septiembre 2 de 1935 la tormenta mató a más de 400 personas en los cayos de Florida. El patio del ferrocarril en Cayo Largo fue totalmente destruido y un tren de auxilio que se dirigía al lugar fue volcado por la marejada en Isla morada. El Florida East Coast Railway no pudo afrontar la reconstrucción del ferrocarril. La tierra y los puentes del ferrocarril fueron vendidos al estado de Florida que usó la infraestructura del ferrocarril para construir sobre la misma la carretera sobre el mar

Primeros Viajes  / Cartel de horarios Nueva York- La Habana

El huracán de 1935

Imagen de previsualización de YouTube

Ruta y vías del tren / recorrido del tren

Key West 1912 / Miami idem / Poblacion Key West

Llega el tren 1912

La ciudad más importante del estado era Cayo Hueso, que era esencialmente una ciudad cubana con alguna influencia de Estados Unidos y las Bahamas. Henry Flagler culminaba así su sueño de extender su ferrocarril a todo lo largo de la península de La Florida y sobre el mar hasta Cayo Hueso. Muchos de sus contemporáneos calificaron ese sueño de una quimera que nunca sería realizada. Llamaban al proyecto “la quimera de Flagler” pero personas como Henry Flagler son quienes convierten los sueños en realidad.

El día 22 de enero de 1912, se congregaron más de 10,000 personas en la recién terminada estación de trenes, para ver llegar el primer tren a la isla de Cayo Hueso. El primer tren del Ferrocarril sobre el Mar llegó precisamente a las 10.43 a. m. A bordo del tren, viajando en su vagón privado, venía un hombre de aspecto frágil a sus 82 años quien había sido el motor en la creación y desarrollo de la Standard Oil Company y la persona que más hizo por el desarrollo del joven estado de La Florida. Henry Morrison Flagler.

Henry Flagler /desembarca en Key West

La llegada del tren a Key West

Un poco de historia 

En 1763, cuando Gran Bretaña tomó el control de la Florida, la comunidad de españoles y nativos americanos se trasladó a La Habana. Florida volvió al control español 20 años más tarde No había reasentamiento oficial de la isla. Informalmente la isla fue utilizada por los pescadores de Cuba y de Gran Bretaña, que más tarde se unieron otros de los Estados Unidos.

El 25 de marzo de 1822, el teniente comandante, Matthew C. Perry, zarpó la goleta tiburón a Key West y plantó la bandera de Estados Unidos, alegando los Cayos como la propiedad de los Estados Unidos.  Dicen que no hubo protestas sobre la reclamación Americana sobre Cayo Hueso, por lo que los Cayos de la Florida se convirtió en la propiedad de los Estados Unidos. Las principales industrias en Key West a principios del siglo 19 incluyen la pesca, sal de producción, y de salvamento. En 1860  Key West era ciudad más grande y más rica de la Florida y la ciudad más rica per cápita en los EE.UU.

Key West 1856

Construyendo los arcos / Trazando la ruta

Asi lo veía Caras y Caretas en 1908 

“De nueva maravilla del mundo puede calificarse el ferrocarril á Key West, cuyas obras se acercan á su fin. En una distancia de unos 250 kilómetros recorre cerca de 60 sobre el mar y lo menos otro tanto sobre pequeños cayos y sobre tierras sumergidas. ¿Para qué querrán los yanquis una línea férrea, Que les cuesta la friolera de 15 millones de pesos oro, tendida sobre el mar para llegar á un lejano arrecife? La con respuesta es  sencilla:  el verdadero motivo de esta obra magna es la isla de Cuba.

Cuando la línea esté terminada, enormes «ferryboats» transbordarán trenes enteros desde Cayo Hueso á la Habana y viceversa, y entonces se podrá ir en ferrocarril directamente de Cuba á Nueva York  Los grandes cosecheros de azúcar de la isla podrán enviar sus productos á la gran metrópoli americana sin necesidad de recurrir á la navegación y ahorrándose los enormes gastos de carga y descarga  Por otra parte, el ferrocarril i], Cayo Hueso será el camino más corto entre los Estados Unidos y el canal de Panamá, acortará la distancia entre la América del Norte y la del Sur, y será en lo futuro una base militar y naval de importancia estratégica incalculable.

Es realmente extraordinaria la rapidez con que se lia llevado á efecto tan gigantesco proyecto. La linea, a pesar de sus inmensas dificultades, se ha construido en 3 años; en realidad d la obra exigía cinco. Par a formarse idea de las dificultades, basta decir que entre algunos cayos la via tiene que ir sobre viaductos de cemento, tan largos, que desde la ventanilla de su departamento el viajero no podrá ver tierra por ningún lado.

Además la obra tiene que resistir el embate de las olas del Atlántico y las furiosas tormentas. Mientras  la construcción se realizaba, los obreros han estado acampando en lanchones, los ingenieros iban á inspeccionar los trabajos en lanchas y vaporcitos, toda una flota ha tenido que estar constantemente sirviendo las necesidades de la obra. El número de hombres empleados durante esos tres años en la construeción de la línea asciende á 20.000.

Un consejo

Si quieren hacer un paneo pongan Google Earth, arriba margen derecho tienen Google Maps y dentro de esta podrán recorrer la zona con  Street View o fotografías  360º.

Keys Railroad that ‘Went to Sea’ to Mark 100th Anniversary

Imagen de previsualización de YouTube Imagen de previsualización de YouTube

 

Hoteles en Key West

http://www.tripadvisor.com.ar/Hotels-g34345-Key_West_Florida_Keys_Florida-Hotels.html

Restaurantes

http://www.urbanspoon.com/n/144/16304/Florida-Keys/Key-West-restaurants

Algunos consejos de como viajar de Miami a Key West

http://www.tripadvisor.com.ar/ShowTopic-g34438-i92-k4814798-Ir_a_Key_West_en_bus-Miami_Florida.html

 

¿Cerramos con una anécdota? En mi primera visita a los cayos, hacia tanto calor que hice un alto en una de las islitas que tenía una playa paradisíaca. A unos 200 metros de la costa había un minúsculo cartelito. Estaba claro que había marea alta y que, habitualmente ese letrerito se leía con facilidad desde la orilla. ¿Que diría el cartelito? Todo un desafío para un nadador; así que brazada tras brazada, llegué hasta distancia de lectura. Decía “¡Cuidado con los tiburones!”, en inglés y en español. Regresé a tanta velocidad que con las últimas brazadas abrí un surco en la arena. (N. del E.)