ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » America del Sur

El Ángel de Ushuaia, misterio mayor

Un de las mayores historias de la “Cárcel del Fin del Mundo” y de un tiempo en que policías, jerarcas, anarquistas y corruptos de toda clase, competían para ver quién cometía peores atrocidades. 

Es otro viaje a una cara vergonzosa de una realidad que transcurre en Buenos Aires, Montevideo, Usuhaia, Barcelona y México, así como la historia de vida de Simón Radowitzky (lo escribían de distintas maneras) un judío anarquista muerto o asesinado en México, al cual sin embargo, le aplicaron multas de tránsito por infracciones que no suele cometer una persona sin vida. Ni en una película de esas que duran más de tres horas, se pueden acumular tantas cosas extrañas, reprobables o heroicas ¡andá a saber!.

Por Alberto Moroy

En la portada la foto de uno de los pabellones del presidio de Ushuaia (la Siberia argentina) en estado original. La historia de hoy es una continuacion de las notas presentadas en julio del 2013 “¡Viva la dinamita!”y tambien con el “Asalto en al cambio Messina”  en 1928 y “La fuga de la carbonería” en Punta Carretas en 1931”.  El motivo es que en esa ocasión, un lector conocedor del tema preguntó por facebook sobre Simón Radowitzky, el ácrata (anarquista)  que asesinó al comisario Falcón en Buenos Aires, en noviembre de  1909 y quien después de pasar en el penal de Ushuaia veintiún años, fue indultado por Hipólito Yrigoyen.

Se dice que  Hipólito Yrigoyen (presidente argentino) tenia “una papa caliente en las manos” todo basado en un libro donde se relata la violación de Radowitzky por parte del subdirector Palacios y quien también habría obligado a cometer delitos sexuales contra Radowitzky. Además de toda esta preciosura, el jerarca era culpable de castigos por los guardia cárceles Alapont, Cabezas y Sampedro.

El autor

Tanto este articulo como otros del mismo tenor no tienen intecionalidad politica, solo buscan aportar cierto rigor histórico, habida cuenta que el tiempo disminuye las pasiones y lo que queda de los hechos, es su esencia. Sin dudas este personaje que para muchos fue  un mártir y para otros un asesino, dejo su impronta en el Rio de la Plata y fue considerado por sus pares como héroe. Si estan para más y para que esta historia no quede “colgada” les sugiero leer la nota “Viva la dinamita” y luego las otras dos publicadas “1928  Asalto al cambio Messina” y  “1932 La fuga de la carbonería” cuyos links figuran abajo.

La historia de los acratas (anarquistas) comenzó  con el advenimiento de la  “Mano Negra” en Andalucía (España) en 1882 y continuó  asi…

“¡Viva la dinamita!”

youtube] http://viajes.elpais.com.uy/2013/07/17/viva-la-dinamita/[/youtube]

El Ángel de Ushuaia

Sus compañeros anarquistas preparan el primer intento de fuga sin éxito, tras el cual Simón es trasladado al presidio de Ushuaia donde se convierte en el “ángel de Ushuaia” por su constante lucha contra las injusticias cometidas contra los presos.

Pasaporte a Ushuaia

Si usted quería ir a Ushuaia (Arg.) en 1909, tenia tres variantes, ser un político caído en desgracia y casi en forma automática lo enviaban, tener  mala suerte y por robarse algunas gallinas en forma reincidente, tambien lo enviaban, emplearse en el presido donde pocos querían ir, o sacar el pasaporte de anarquista, cometiendo algún atentado de cierta magnitud y si lo agarraban “iba como por un tubo”.

Publicado el 9 de nov del  2013

El nacimiento de Ushuaia tiene una historia más que atrapante, relacionada la colonización penal. Carlos Pedro Vairo, (conocido del autor) y quien mas sabe de esta historia, es director del museo que investiga y guarda la memoria de esta ciudad, nos acompaña a conocer más de sus orígenes.

Museo del presidio de Ushuaia

Imagen de previsualización de YouTube

https://www.youtube.com/watch?v=ub3n5GQSkWw

“La Cárcel del Fin del Mundo” hoy

Presos trabajando

Simón Radowitzky con el numero de presidiario / Reclusos engrillados

Así llegó a Ushuaia

Simón Radowitzky, (ucraniano) cometió el asesinato de el jefe de policia  de Buenos Aires Ramón Lorenzo Falcón, mediante una bomba casera, arrojada a su carruaje el14 de noviembre de 1909, en las cercanías de las calles Quintana y Las Heras de la ciudad de Buenos aires, cuando todavía no tenia 18 años y ya hacia mas de uno que vivia en Buenos Aires.  Fue condenado a estar preso por tiempo indeterminado, despues que un pariente lo salvó del fusilamiento,  al presentar su partida de nacimiento (o algo parecido) donde figuraba que era menor de edad.  Indultado por el presidente argentino Hipólito Yrigoyen, pasó a Montevideo y a los pocos meses fue confinado en la Isla de Flores.

Lo que el tiempo nos dejó (Asesinato de el jefe de Policia  de Buenos Aires)

Imagen de previsualización de YouTube

https://www.youtube.com/watch?v=ZB7IkWZrWgU

Así quedó el coche de Ramón Lorenzo Falcón.

 ¿Quien era Simón Radowitzky?

Procedía de una familia obrera de origen judío. Nació en el  pueblo de Merania, en la Rusia Zarista el 10 de Enero de 1891. Fue un  militante obrero anarquista. Luego se traslada la familia a la ciudad de  Ekaterinoslav, para facilitar a los niños el acceso a la educación primaria.   Abandona los estudios a los 10 años para aprender el oficio de herrero,  convirtiéndose en un autodidacta. La hija de su maestro lo inició en el   anarquismo. Cuatro años más tarde, ingresa como jornalero en una   metalúrgica, encabezando una manifestación reclamando la reducción de la   jornada laboral, fue herido por el sable de un cosaco, queda en  convalecencia seis meses y es sentenciado a cuatro meses de prisión.

Ciudad de  Ekaterinoslav 1909

Fue segundo secretario del soviet de la fábrica en la que trabajaba, cuando   los eventos de la revolución rusa de 1905. Tras la represión zarista, debió   exilarse para no ser condenado a prisión en Siberia, donde la gran mayoría   moría por el trato dispensado. Arriba a Argentina en marzo de 1908, reside en Campana (Buenos Aires), trabaja como obrero  mecánico en los talleres del Ferrocarril Central Argentino. Se vincula con  la creciente comunidad anarquista local y entra en contacto con un grupo de  intelectuales anarco-sindicalistas de origen ruso. Se traslada a Bs. As., donde residiría mientras ejercía como herrero mecánico.

Salvadora Medina Onrubia, su mecenas

Fue una narradora, poeta, anarquista y feminista de origen judío, nacida en Argentina en 1894 en La Plata.  En 1915, se casó con Natalio Botana, millonario uruguayo, (sobrino nieto de, el general Basilio Muñoz), dueño del famoso diario Crítica que  vendía 350 mil ejemplares diarios y en algunas circunstancias 600 mil. También imprimía el famoso “diario de Yrigoyen”, el que solo tenia buenas noticias. Entre sus periodistas figuraba Borges y Bioy Casares, Roberto Arlt, entre otros.  A los 15 años la mujer abrazó la causa del joven anarquista Radowitzky llegado de Rusia. Lueg que este asesinase al jefe de policía de la Capital Federal, Ramón Falcón, realizó gestiones con el presidente Hipólito Yrigoyen para que lo liberaran. Como no lo logró, ayudó a su fuga.

Salvadora, cuando muchacha era una pelirroja bellísima, ya anarquista activa y autora de  una obra de teatro dedicada a Almafuerte, que llevó a Crítica para que se la  promocionara. Fue cuando Botana se enamoró perdidamente de ella. Botana censuraba su práctica anarco-feminista, tampoco apoyaba sus críticas sobre el matrimonio y la defensa del amor libre que manifestaba en sus obras teatrales. A pesar de sus ideas, Salvadora se sometió a la autoridad (y al status) que tenia su marido, el que consideraba sus actitudes, apenas extravagantes. Su esposo uruguayo murió en 1941 en un accidente automovilístico en  la provincia de Jujuy, cuando en uno de sus Rolls Royce (tenia tres -uno negro, uno gris y otro celeste) cayó por un barranco, tenía 52 años.

Por si quieren saber mas de Botana y Salvadora Medina”  (La Venus roja)

¡¡ Muy Interesante!!

http://www.lavaca.org/notas/emperador-botana/

Salvadora Medina Onrubia

Radowitzky  La fuga del penal 

El plan de fuga se lo enviaron a Radowitzky en una Biblia, en tanto Barrera se empleó en el presidio como guardia cárcel, ganándose una aureola de implacable castigador de  anarquistas y otras yerbas malas. Hasta le pegó varias veces a Simon, quien cuando fue sacado  de la celda y se vio solo, afuera, con Barrera, creyó que lo iba a matar.

El 7 de noviembre de ese mismo año, una audaz acción conjunta de los grupos anarquistas chilenos y argentinos logró la única evasión jamás lograda del penal de Ushuaia. Los argentinos Apolinario Barrera y Miguel Arcángel Roscigna y los chilenos Ramón Cienfuentes y Ernesto Medina alquilaron una pequeña goleta de bandera dálmata en la ciudad chilena de Punta Arenas, y coordinaron con Radowitzky el procedimiento.

El patrón de la goleta “Sakol” (Pascualini, el último pirata en el Beagle)

Pascual Rispoli le cuenta al periodista Soiza Reilly… “Lo invito a comer en un fondín de Ushuaia, en el famoso “Tropezón”…  Cuénteme, Pascualín,  ¿cómo se escapó Radowisky del presidio de Ushuaia? Dicen que usted lo llevó…  Naturalmente. He sido yo. Me contrataron para llevar una “carga desde Ushuaia a Magallanes. Me pagaron  dos mil pesos por anticipado y me prometieron ocho mil si conducía esa “carga hasta la propia ciudad de Magallanes. ¡Convenido!… Me escondí con la goleta en el puerto Golondrina, donde estaba el antiguo presidio militar. Al obscurecer vi en costa dos hombres que me hacían señas llamándome. Me embarqué en el chinchorro y remé hasta la orilla. Una de las personas era la que había arreglado conmigo el negocio. Era el condestable Barrera-  Se me acercó y me dijo: Llévenos a bordo, Pascualín. ¿¡Y la carga!?

Pascualin,  fondin Tropezón / Embarcación / Goleta Sakol en el que fugo Radowitzky

Continua…— Aquí está. Barrera me señaló a su compañero. Yo sabía: era Radowisky. Buen muchacho. Simpático…Radowisky se había fugado del presidio con un uniforme de guardián. Sale de la cárcel a la hora del relevo, ¿Y después, Pascualín? Viajamos una noche, un día y otra sin novedad. No encontramos a nadie, pero tuve un pálpito. Pensé que la policia de Ushuaia, en cuanto viera desaparecer la goleta del puerto, telegrafiaría  pidiendo mi captura. Aconsejé a Radowisky que se quedara en alguna isla del camino. Le dejaría alimentos y cuando pasaran quince o veinte días volvería a buscarlo. No quiso. Tenía miedo de que yo lo olvidara. No creía en mi palabra de pirata. ¡Babilonia! “¡Nos van a agarrar!” — le dije. — “No importa — me contestó. —Vamos a Chile.”

Sucedió lo previsto. Cerca de Magallanes, en “Aguas Frescas”, apareció un escampavía — nombre que en Chile dan a los “buques – avisos” de la armada. — Me hicieron las señales de parar — agrega Pascualín, — pero yo embiqué rápidamente mi goleta, que entonces se llamaba “Sokol” sobre la costa de “Aguas Frescas”. En seguida le grité a Radowisky que se arrojara al agua para salvarse de la policía. No quiso. Lo tomé de un brazo y lo eché al agua. Al mismo tiempo le tiré a la costa una bolsa con víveres Salí nuevamente con la goleta rumbo a Magallanes. Me detuvo la escampavía y me llevó a la cárcel. Gracias a mis veinte kilos de buena conducta, demostré mi inocencia. Radowisky, entre tanto, vivió escondido en el monte de “Aguas Frescas”. Cuando pasaba la policía buscándolo, él se subía a los árboles y desde arriba espiaba a los agentes. Pocos días después el hambre lo venció. Cayó en poder de las autoridades. — ¿Y usted, Pascualín, no cobró los ocho mil pesos restantes? — Naturalmente que no. Lo convenido era llevar la “carga” hasta Magallanes. ¡Y no pude! ¡Dicen las malas lenguas que  el piloto Pascualin los vendió a los carceleros  argentinos!

Radowitzky  saliendo del presidio de Ushuaia

Camino a Montevideo 1930

Un par de años antes de su llegada, sus correligionarios

1928, asalto al cambio Messina

http://viajes.elpais.com.uy/2013/03/23/1928-asalto-al-cambio-messina/

1932 La fuga de la carbonería

http://viajes.elpais.com.uy/2013/03/24/1928-fuga-por-la-carboneria/

El 14 de mayo el ARA Vicente Fidel López lo lleva al puerto de Buenos Aires, de donde deberá tomar otro buque a Montevideo con fondos propios y sin documentación, habiendo desaparecido la suya en los 21 años de prisión. La ayuda de las agrupaciones anarquistas uruguayas le permite, finalmente, sortear las trabas burocráticas y desembarcar. Una de las primeras cartas que escribió fuera de prisión fue a  Salvadora Medina Onrubia.

.Radowitzky pasa un tiempo (4 años) en Uruguay pero prácticamente lo obligan a “irse” La policía lo seguía muy de cerca, lo tenía acorralado. El propósito era presionarlo para que se vaya, con toda clase de  chicanas; él se sentaba en un bar y el coche policial estaba en la puerta. A fines de 1934, lo  quisieron detener para obligarlo a irse y se negó porque siguió los consejos  de sus compañeros y el abogado socialista Emilio Frugoni, quienes le dijeron que si se iba dejaría un pésimo precedente que pondría en peligro a otros refugiados políticos. Entonces lo confinaron a la Isla de Flores donde permanecían infinidad de opositores. Al poco  tiempo, se produce la Guerra Civil Española. Toma la decisión de irse en el  peor momento, cuando anarquistas y comunistas ya rompían lanzas; es en el 37, cuando se producen los hechos en Barcelona.

Viaje a España

Él es alojado en la Casa CNT-FAI (Confederación nacional del trabajo). Desde el primer momento que pisó suelo  español, quería ir a pelear al frente. Pero no sabía que había un pacto secreto para que a él no le pasara nada. Era un mito viviente, había que  resguardarlo, no había que mandarlo al frente. Pero él insiste que quería pasar a la acción y preguntó si ellos creían que no servía para tener un  fusil en sus manos, y Gregorio Jove  –quien era el responsable de la ex Columna Ascaso- , después de una discusión tensa, lo convence diciéndole que  necesitaba un hombre de confianza para hacer de enlace entre las brigadas.  De todas formas, desconfió de eso y se fue con una unidad de la columna nada más ni nada menos que a la batalla de Teruel, que fue de las más cruentas,  donde se peleó casa por casa, miles de muertos, y ahí estuvo Radowitzky, con  su tuberculosis a cuestas.

Entonces lo sacan del frente en contra de su  voluntad porque había llegado medio muerto. Luego lo envían a la oficina de  Propaganda Exterior de la CNT-FAI, le inventan un cargo para que esté  ocupado hasta la caída de Barcelona donde Mariano Rodríguez  Vázquez –conocido como Marianet- le dice que tenía que llevarse los archivos  de la CNT.

Radowitzky los llevo a Francia; hoy ese archivo está en Holanda  en el instituto internacional de Historia. Él, junto a Martin Gudell, que  era su superior, lo lleva hasta la frontera. Vuelve, se queda unos días más,  y pasa la frontera, y va a parar al campo de concentración de Saint Cyprien sobre las costas del mar Mediterráneo, donde el hambre y el frío eran constantes, donde únicamente había un kilo de pan para repartir entre 25 compañeros.  Radowitzky solamente llevaba un poncho que le había regalado un médico  uruguayo, Virgilio Bottero. Logra escapar, ayudado por otros compañeros, él  era una figura muy conocida. Lo llevan a Montpellier, luego a París, para  pasar a Bélgica y después a México con identidad cubana.  (Info Taringa Simon-Radowitzky)

Derrota en Teruel, 1938

Imagen de previsualización de YouTube

https://www.youtube.com/watch?v=64hL-YYSnEY

Documentos referidos a su permanencia en España

En Mexico 

“-¿De su vida en México qué se sabe? -Estuve en contacto con agrupaciones mexicanas y no tienen mucho registro,  sí que fue muy amigo de Ricardo Mestre Ventura, anarquista español, que  luego fue fundador de la Biblioteca Social Reconstruir ubicada en la capital  azteca. En el sitio de Instituto de Historia Social de Ámsterdam hay un  apartado que tiene que ver con imágenes de Radowitzky, allí está la foto de  la tumba, cubierta con una lápida blanca tallada rústicamente, con césped  alrededor y un arbusto detrás.

Las muertes que se le adjudican son varias: una que murió en su casa de un  ataque cardíaco, otra que fue en un hospital pidiéndole a una enfermera por  sus compañeros, dos muertes románticas, y una tercera que aparece ahora a  través de la versión que da en la actualidad la publicación La Protesta con  fuentes verídicas, que indicarían que murió en un extraño atentado,  atropellado por un auto, del que aparentemente hubo un testigo, pero la  policía no le presta atención. El caso lo habrían declarado como muerte por  paro cardíaco en la vía pública, y los amigos, que según esta última versión  estaban alejados por distintas razones, para no poner públicamente su  distanciamiento, inventan que murió de esta manera”. (Investigador Alejandro Marti)

Placa al pie de la tumba de Simon Radowitzky en el Cementerio Municipal de la ciudad de Mexico

Curiosidades

“Toda una vida signada por el misterio la de Radowitzky -Sí, a tal punto que el director del Museo Marítimo -que antes era el penal  de Ushuaia-, Carlos Pedro Vairo, que aportó buenos datos para el libro, un día me escribe diciendo que había una persona preguntando por Radowitzky, un señor de alrededor de 80 años. Lo llamo, y este anciano me cuenta que su padre había sido médico de la prisión, era suizo y hablaba ruso, y durante  mucho tiempo se relacionó con Simón y a raíz de esto había sido castigado,  lo mandaron a ejercer su profesión a Mendoza.

El hijo quedó obsesionado  con Radowitzky y en su locura mandó a un amigo a México a visitar la tumba,  y me cuenta que cuando fue al cementerio municipal, un viejo cuidador le comentó que ya la habían levantado hacía tiempo y se acordaba del episodio  porque cuando estaban a punto de tirar todo apareció un sobrino -nieto de  Radowitzky, retiró los huesos y dijo que los llevaba a Rusia. El director  también me dijo que habitualmente reciben cartas, poemas, frases de aliento  dirigidas a Simón, pero hace un tiempo llegó algo que los dejó desconcertados: se trataba de dos multas por infracciones de tránsito, labradas en la ciudad de Barcelona y a nombre de él. Parecería que la vida  de Radowitzky todavía tiene muchas sorpresas por darnos”  (“Simón Radowitzky. Biografía de un anarquista” Alejandro Marti)