ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Uruguay

Las tres Stella Maris y sus misterios

La virgen de los marinos, su hermoso templo en Carrasco, curiosidades arquitectónicas de las iglesias y los misteriosos “cofres del tiempo”, una especie de mensajes hacia el futuro.

Nuestro corresponsal irrumpe nuevamente con temas poco transitados y con curiosidades como que el primer propietario de Carrasco fue el presidente argentino Julio Roca. Todo en medio de sus coloridos recuerdos de la infancia. Es seguro que muchos de los lectores tendrán contenidos en su memoria recuerdos tanto o más gratos, pues esa parroquia que es una joyita, ampara muchos acontecimientos que atañen a la feligresía y a todo este laico Montevideo.

 

Por Alberto Moroy

En la portada la parroquia Stella Maris de Carrasco, Montevideo. La elegí para esta nota, no tanto por las connotaciones religiosas ni por su arquitectura hermosa en su premeditada sencillez,  sino por los recuerdos. Las otras dos  Stella Maris están en Argentina y las veremos mas abajo.

La Stella Maris de Carrasco fue la parroquia donde tome la comunión, donde concurrí en la infancia todos los domingos durante años, donde me sentaba todos los dias  a pocos metros de su frente a esperar el 104  que me llevaba al colegio.  Podria decir que  era como mi casa, no habia un rincón que no conociéramos y por supuesto no tenia rejas en el frente. Sobre la Av. Arocena tenia anexada una casa que se comunicaba por los fondos, donde a veces veíamos cine y tambien asistía a clases de catecismo.

Años mas tarde el padre Chalar cura párroco de esa parroquia, venia casi todos los domingos a tomar el te a casa.  De ella tengo los mejores recuerdos, pese a que se me hacia duro concurrir a misa, mucho mas poner en “la panera” (cesta de mimbre, limosnero versión vernácula) parte de mi paga semanal, habida cuenta que el “óbolo” deberia ser ademas un sacrificio (asi lo entendía mi madre)

 

Recuerdos de la infancia

De los recuerdos el que mas me viene a la memora son las escapadas con mi padre y tío, al bar y almacén “La Mascota”, del gallego Vásquez. En alusión a su nombre tenia en la entrada arriba de la puerta principal una especie de monigote  de 30 cm. con cara fantasmagórica.  Quedaba en la esquina de la Av. Arocena y G. Otero (Hoy don Pepperone)  Asi, mientras mi madre y tía escuchaban el sermón, mi viejo y mi tío, ambos agnósticos cumplían con las formas de “pater familias”, escapándose sigilosamente de la misa y llevándome como cómplice al bar, donde ellos y algunos otros compartían el mostrador, arreglando el mundo entre whisky y whisky, mientras  yo me daba el festín con papas fritas y tortugas de jamón y queso.

Al regreso las mujeres preguntaban que tal el sermón y ambos con cara de poker decian, “interesante”. Durante mucho tiempo, entre el 8 de noviembre y el 8 de diciembre se celebró el llamado “Mes de María” que consistía en recorrer las calles de Carrasco con el rezo y los cantos.  A veces paraban en las casas, llevando la Virgen en una especie de palanquín. Tendría 6 años cuando  llevaron la virgen a la casa de mi tía; era una noche cerrada, todos con una vela en la mano Tan en la luna estaba, que haciendo tonterías se me prendió fuego el pelo. Pararon los rezos por mis gritos, y enseguida alguien me tapo la cabeza con un saco, ¡Un papelón inolvidable!

Venanzio Fortunto / Virgen Stella Maris

Santa Maria del Mar, interpretación religiosa

El título “Estrella del mar”, que aquí se aplica a María, procede de la interpretación de un pasaje del Antiguo Testamento, concretamente del primer libro de los Reyes, 18,41-45. En este pasaje, se describe cómo una pequeña nube se eleva sobre el mar y anuncia al profeta Elías, mientras oraba en el monte Carmelo, la venida de la lluvia. Ésta era una gran noticia, pues anunciaba el fin de la grave sequía. Se aplica esta imagen a María, pues ella anuncia la venida del Salvador, que pone fin a la sequía del hombre, que ansía la redención. Jesús es la fuente que sacia la sed de Dios que tienen los hombres.  

Stella Maris, de la lluvia al mar

Es una de las advocaciones más antiguas de la Virgen. No está relacionada con ninguna aparición, sino con la necesidad que sienten los marinos y sus familias que quedan en tierra, de contar con la más alta protección en el cielo. Stella Maris, Estrella del Mar, llaman a la Virgen marinera desde antiguo. No se sabe con exactitud, cuándo comienza esta advocación de la Madre de Dios, pero es sin duda una de la que tiene más antecedentes: “Ave Maris Stella”, “Salve Estrella de Mar”, son las primeras palabras de un himno  cuyo autor naciera en el año 601 de nuestra era.

Cantos Gregorianos

Ave Maris Stella (Salve Estrella del Mar) es una canción dedicada a la Virgen María escrita en el siglo IX de autor desconocido. Algunos piensan que su autor es Venanzio Fortunato, obispo de Poitiers (530-609). Tenemos noticia de la cancion Ave Maris Stella en el siglo IX en la Abadía de San Gallo en Francia.

AVE MARIS STELLA, Inno Gregoriano, Schola Gregoriana Mediolanensis, Giovanni Vianini, Milano, Italia

Imagen de previsualización de YouTube

Del autor (Curiosidades)

La rosa de los vientos

Antes de continuar les voy a contar que hay al menos dos parroquias  más en la región con el mismo nombre. Una en  Mar del Plata ( Arg.) y otra en la base  naval General Belgrano (Bahia Blanca) Que todas ellas respetando una tradición que viene del judaísmo tratan de mirar (la puerta) hacia el Este, digo tratan porque no siempre la disponibilidad de terreno o diagrama urbano como es el caso de la de Carrasco  lo permitía.

Esto era asi para darle la luminosidad al altar cuando salía el sol  (Este)  De esta forma toda vez que pase por una iglesia antigua (antes de 1900) y no tanto, podrá advertir que  la entrada apunta hacia el Este, la zona del altar al Oeste, la derecha  entrando el Norte y la izquierda el Sur. Asi es en  la Catedral de Montevideo y la iglesia de San Carlos, en la de Maldonado y muchas más.

Piedra fundamental Catedral de San Isidro (Arg.) / Rosa de los vientos

El cofre del tiempo (Piedra fundamental)

Tambien la mayoria tiene como cofre del tiempo, puesto al inicio de la  construccion o en  su inaguracion, una caja de plomo enterrada del lado izquierdo del oratorio (mirándolo al entrar). En la mayoría de los  casos dentro de una  piedra, con actas, estampillas y medallas  y/o monedas  de distintos metales de la epoca (las mas viejas oro y plata) y que la mayoria de las iglesias se lo ubicaba sobre el lado del  oratorio, afuera, enterrado,  del  lado izquierdo mirando al altar. A manera de ejemplo, el de la Catedral de Montevideo, está ubicado en el mismo lugar, sobre la vereda de afuera y el de la de San Carlos (Maldonado), que si lo tiene, deberia, estar enterrado en una ubicación similar.

Parroquia  Stella Maris  de Carrasco

De las tres existentes en la región es la menor; esta ubicada en la calle Gabriel  Otero 6489  en el eje de simetría del Hotel  Carrasco y separado de éste por una calle de escala doméstica llamada “F”, hoy “Rostand”, proyectada como eje comercial.   Fue  proyectada por el Arq. Ruano y construida por el Ing. Capurro en 1918. “Villa del Mar”, como rezaba la promoción de la venta de lotes allá en 1912, en plena “Belle Epoque” montevideana.

La Sociedad del balneario donó a la Iglesia Católica de Montevideo el solar para la construcción de la Capilla. Los primeros vecinos “del verano” y los iniciales adquirentes de terrenos fueron financiando su construcción. El primer terreno lo compro (o se lo regalaron) el presidente argentino Julio Argentino Roca.  Por dentro, las cabreadas y cerchas de madera asemejan las costillas de un barco Por fuera los techos inclinados de pizarra y los vitrales le confieren un estilo neogótico.

Una sugerencia

Si el estado de la fachada edilicia  de la Stella Maris de Carrasco se corresponde con lo que se ve en las fotos (Moroy vive en Argentina), la apariencia no es buena. Sería una lástima que no se le diera mantenimiento al menos exterior, habida cuenta que es la cara visible de una comunidad insertada  en un entorno economico que una contribución de esta magnitud no significaría nada. Supongo que tendría éxito si lo que se recauda es a un  fin determinado, $25/50 pesos por parroquiano en la entrada de la misa, publicitando esta opcion seguro que tendría éxito, porque muchas veces lo que se contribuye va a cuentas generales y motiva el desinterés de los parroquianos.

Asi se veía (Calle Rostand), desde el hotel Carrasco / Interior

Interior / Techos / Laterales

Muchas más fotografías (Emilio Rodrigo)

file:///C:/Documents%20and%20Settings/Administrador.DESKTOP/Mis%20documentos/22%20HISTORIA%209/2%20RIO%20DE%20LA%20PLATA/H%20%20URUGUAY/MONTEVIDEO/BARRIOS%20MONTEVIDEO/CARRASCO/La%20iglesia%20de%20CARRASCO,%20el%20reportaje%20gr%C3%A1fico%20-%20SkyscraperCity.htm

Stella Maris de Mar del Plata (Arg.)

Fue el 22 de marzo de 1908 que se colocó la piedra fundamental de la capilla Stella Maris, ubicada en una lomada al sur de la ciudad que desde entonces es conocida como la loma de Stella Maris. Fue bendecida el 7 de marzo de 1912. El templo y el colegio construido en 1918, por Besozzi – Romanín con proyecto de Emilio Hurtré, son conducidos desde aquel entonces por la Congregación de Hermanas Adoratrices.

En construcción  1924

Actual

Interior

Más fotos

http://www.tripadvisor.com.ar/ShowUserReviews-g312749-d2192088-r123197845-Iglesia_Stella_Maris-Mar_del_Plata_Province_of_Buenos_Aires_Central_Argentina.html#photos

Stella Maris base naval Pto. Belgrano (Arg.)

Concedido el aporte del Estado argentino, se decidió colocar la piedra fundamental el 20 de mayo de 1928. Constando la siguiente acta: “En la Base Naval de Puerto Belgrano, el domingo 20 de mayo de 1928, siendo Presidente de la Nación el Doctor Marcelo T. de Alvear; Ministro de Marina el Almirante Manuel Domecq García y Obispo de La Plata monseñor Francisco Alberti, tiene lugar el acto de la colocación y bendición de la piedra fundamental de la Capilla Stella Maris. La ceremonia está a cargo del Vicario General Monseñor Dionisio R. Napal, actuando de padrinos el Señor Ministro de Marina ya nombrado y el Contralmirante Carlos G. Daireaux, jefe de la Base, y como madrinas en nombre de la comisión de damas Pro- Capilla las señoras Sara Girado de Domecq García y Francisca Ocampo de Daireaux”.

Su arquitectura

De estilo gótico, y de singular belleza, se empezó a construir en 1928 y terminó en 1937. Su interior se caracteriza por la sencillez casi espartana de su alta bóveda y los arcos típicos de su estilo constructivo. En sus muros lucen vitraux de singulares tonalidades, hechos especialmente en Innsbruck (Austria) en 1935. Se destaca el ubicado detrás del altar, que representa a Stella Maris, con la fragata “Presidente Sarmiento” navegando a su lado .Los bancos y el confesionario, de talla artesanal, en roble, fueron construidos en los Talleres Generales del Arsenal. Completan el marco de magnificencia, la gran imagen de Stella Maris, tallada en madera por Leo Moroder, también autor de las imágenes de la catedral de La Plata, y un órgano de tubos de principios de siglo, de la Casa Rieger de Alemania, pieza única en la zona por su exquisita tonalidad.

Exterior / Interior Base naval Pto. Belgrano (Bahia Blanca)