ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Asia

El camino de Kumano Kodo

Sacate de encima todos los prejuicios, sé tolerante con la fe de otros, y disfruta el Camino de Kumano Kodo como un paisaje deslumbrante, como una revelación, como una aproximación a otra manera de vivir o, si te da un poco de chucho, solo como una experiencia deportiva.

Busquémosle un comienzo a esto: ¿vos realmente podrías creer que los japoneses están totalmente equivocados, que sus creencias y sus prácticas se apoyan en falsedades? Seguramente no es lo que creés, porque el país y su gente son admirables en muchos sentidos, lo que no quiere decir que quieras ser como ellos, ni que quieras convencerlos de que sean como vos.

A diferencia de lo que ocurre aquí, casi no hay japoneses agnósticos como los hay en Uruguay, casi todos en esa nación son sintoístas porque a eso los impulsa su ser nacional y también suelen ser  budistas ¡simultáneamente! de cualquiera de sus variedades, como es de uso en esa región del mundo. Ambas creencias pueden convivir en el espíritu de una misma persona y en la sociedad en que viven. Si en Japón hubiera campeado la misma intolerancia que en occidente, no hubiera alcanzado el aceite para freir herejes.

Imagen de previsualización de YouTube

Decir que el Sintoísmo es una fe básicamente  animista, igual que las creencias de casi todas las tribus primitivas, te enfrenta a lo peor de los prejuicios tradicionales. El Sintoísmo es animista, de una manera muuuy particular. El ánima, es decir, el alma, no  reside únicamente en el ser humano, sino en todas las cosas, en una especie de universo paralelo, algo  como el panteísmo, nada distante y al alcance de la mano, en el cual también habitan tus seres queridos luego de fallecidos o antes de nacer.

En el Camino de Kumano Kodo no es obligatorio filosofar, solo tenés que caminar y dejar vagar tu espíritu y tu mente para ver qué sale. Solo hay que darle oportunidad a la Naturaleza para que te demuestre que no cabe en un tratado de botánica. Hasta podés hacer ruido y reírte a carcajadas, pues los sintoístas y budistas que te acompañan son tolerantes con esas reacciones un histéricas de la gente que se enfrenta a esa cosa terriblemente sobrecogedora que es el bosque, o un grupo de piedras, o una pequeña cascada, o un casco de agua límpida que te aguarda en algún recodo del camino. Y esa brisa que inesperadamente se cuela entre los árboles, ¿no tiene algo de inquietante y misterioso?

La tumba en nuestro camino de Kumano Lussich

¿No te alcanza la plata para ir a Japón y querés experimentar esa cosa tan sintoísta? Bueno, entonces te vas hasta el Arboreto Lussich, pero no entrás por el portón de la casona, sino que te das vuelta y encontrás una pequeña entrada del otro lado de la calle. Casi nunca hay nadie; las raíces de los árboles te ayudan a escalar la pequeña cima y el aroma de las hojas y las flores, algún revoloteo entre las ramas, quizás un canto si lo mereciste, te harán saber en qué consiste el animismo… haya o no haya seres en ese bosque y en todas las cosas. Porque podés ser escéptico a rajacincha, pero dudo que seas inmune a la naturaleza cuando te susurra en el oído. ¿Trepaste hasta el final del camino y te encontraste con la tumba de don Antonio Lussich? Bien, ese era otro peregrino como sos vos, aunque tu trecho haya sido de diez minutos. O de dos horas, todo depende como te agarre por dentro ese sendero.

Dicen que el Camino de Kumano Kodo, como el Camino de Santiago (que es otra experiencia de peregrinaje),  tienen más de mil años de antigüedad, quizás mucho más. Los dos caminos fueron declarados Patrimonio de la Humanidad. La versión japonesa tiene siete senderos diferentes que recorren la Cordillera de Kii, en la provincia de Wakayama. Primero fue una senda reservada a aristócratas, que creían avanzar hacia la perfección luego de las semanas que insume cualquiera de los caminos. Cuanto más difícil la senda, más santificado el personaje.

Ahora, el Camino de Kumano Kodo ¿es un recorrido sintoísta o budista? Porque en el recorrido se encuentran numerosos santuarios que son budistas sin lugar a dodas.  Y aquí es donde te reitero  que una de las cosas más curiosas de la cultura japonesa es que tanto da; ambas creencias se entremezclan y nadie se toma mucho trabajo en separar las aguas; mejor que sigan conviviendo en armonía. Eso fue lo que me explicaron allá, no encontré referencias en las fuentes consultadas.

Los santuarios Kumano Hongu Taisha, Kumano Hayatama Taisha y Kumano Nachi Taisha, son como mojones y lugares de descanso en un lugar denominado Kumano Sanzan, emplazado en medio de la montaña, rodeado de bosques de cedros, granjas tradicionales y relajantes aguas termales. ¡Imaginate! Te aclaro que no serás el único occidental, ojalá tampoco seas el único occidental que alborota.

Esa ruta tiene unos 40 kilómetros, muy recomendables. Pero no te asustes mirá que los monjes budistas serán muy religiosos y muy anaranjados, pero tampoco mascan vidrio. Hay recorridos más cortos y también hay tren y hay autobuses que cortan camino. Abajo te ponemos direcciones web de sitios donde te ofrecen facilidades para hacer este camino.

Por el camino te encontrarás con los ·”Ojis”, santuarios que son filiales de los principales del camino. Estos ”Ojis” son como 100 y no te sorprenderá saber que no son únicamente monumentos arquitectónicos, sino que en muchos casos son un árbol de gran belleza, una cascada majestuosa, una piedra de forma particular… en fin, cualquier cosa que de cualquier manera excite tu espíritu… o lo desborde de energía, porque si la cosa viene de creer, también podés agarrar para ese lado. También encontrarás “Ojís” colorinchudos, indignos de la imagen estética que tenemos de los japoneses. Pero, ¿quién te dijo que son perfectos? Los que pusieron esos pañuelos y cosas indignas, seguro que llegaron  en ómnibus.

¿Qué hay que hacer ante un “Oji” para que te conceda la energía o te ponga en comunión con la naturaleza? Nos tenemos que inclinar dos veces y aplaudir otras tantas, dicen las fuentes que consulté, en abierta discrepancia con lo que me dijo la guía que tuve en Japón, quien me aseguró que eran tres veces en ambos casos. Tampoco lo de rezar que me indican las fuentes, era lo que ella me explicó. Ella me dijo que no estaba rezando ni pidiendo nada. ¿Pedirle a un espíritu? ¡Abrase visto tanta insolencia! Lo que se hace es meditar, me dijo en voz baja, pues todavía estábamos en presencia de Buda. Ahora, que si no ponés la moneda en la alcancía que hay ante el “Oji”, el espíritu ni bola te da. ¿No te digo que los monjes no dan puntada sin hilo? Lo aconsejable es una moneda de 5 yenes; no seas machete. Más allá de todo nuestro cinismo, tu aporte servirá para que el camino luzca siempre como lo disfrutaste. Y eso vale.

Vamos a aclarar, no tuve el placer de estar allí, donde parece que sí estuvo una maravillosa asturiana de nombre Eva Rodríguez Braña, en cuyo blog atesora no solo esta experiencia sino muchas otras, todas muy insinuantes. El artículo sobre el Camino de Kumana Kodo lo colgó en su blog en enero de este año y se lo encuentra en http://caxigalinas.blogspot.com/2013/02/kumano-kodo-zona-sagrada-y-de.html .  Solo pide que no reproduzcamos nada textualmente, cosa que cumplimos “al pie de la letra”.

¿Cuál es el mejor camino? No lo sé y nadie se anima a recomendarlo porque es algo muy personal, pero me gustó esta suscinta descripción que hace el autor del blog Viaje a Japón en http://www.viajeajapon.com/kumano.htm. Transcribo textualmente:

La ruta Kiji recorre la costa occidental de la península hasta la ciudad de Tanabe, donde se divide en otras dos: “Nakahechi”y”Ohechi”. La ruta “Nakahechi” discurre entre montañas, mientras que la Ohechi continúa por el sur a lo largo de la costa. La ruta Nakahechi es una de las más populares, que ya era utilizada por los peregrinos que realizaban el recorrido desde Kyoto hace siglos, cuando ésta era la capital del imperio.

Se tiene constancia por escrito que ya en el siglo X los peregrinos utilizaban esta ruta. Takijiri-oji está registrada por la Unesco como el punto sagrado de entrada de esta ruta. Hay un camino de aproximadamente 40 km de ruta atravesando la montaña hasta alcanzar el Kumano Hongu Taisha. Muchos peregrinos realizan esta ruta en dos etapas, haciendo una parada para dormir en cualquier minshuku de Chikatsuyu-oji. En Hongu los peregrinos suelen realizar un rito de purificación, ya que es éste el único balneario balneario catalogado por la Unesco donde está permitido tomar un baño.

Si por el camino te encontrás peregrinas como éstas, seguro que se te fue la mano en las donaciones de las alcancías.

Desde Kumano Hongu Taisha tomaban un barco que les llevaba por el río Kumano hasta Kumano Hayatama Taisha, en la ciudad costera de Shingu. Esta etapa de 40 km section of the Kumano Kodō está considerada por la Unesco como el único tramo en el que los peregrinos navegan porun río.Esta ruta suele realizarse también en dos etapas, con una parada en Koguchi para pernoctar.

La ruta “Kohechi” une Koyasan y Kumano Sanzan. Discurre de norte a sur, con un recorrido de más de 70 km, atravesando 3 pasos por encima de los 1.000 m de altitud. La ruta “Iseji” route une Ise Jingu con Kumano Sanzan. No fue hasta el siglo XVII cuando esta ruta empezó a ser utilizada por los peregrinos de Saikogu, templo cercano al de Kumano Nachi Taisha.

Imagen de previsualización de YouTube

La experiencia de Kumano Kodo vivida por dos occidentales… y no me digas que siguiendo a esa rubia uno llega hasta el fin del mundo.

Quizás lo más cómodo es no improvisar y confiarte en http://www.kumano-travel.com/index/en/action_ModelCourseDetail_Detail/id58, dado que algunas de las rutas te llevan por montañas que te exigirían en demasía. Esta agencia de viajes tiene un atractivo paquete de cuatro días. Te aseguran que no volvés pasado de santidad, ni escaso de ella, algo miti miti muy saludable. Acá tenés otra agencia de viajes, que también parece muy fiable, si es que hay algo no fiable en Japón: http://www.okujapan.com/self-guided-walking/kumano_kodo .

Guillermo Pérez Rossel

Un poco más: http://www.tb-kumano.jp/en/kumano-kodo, y todavía más: https://www.turismo-japon.es/descubrir-japon/japon-por-zonas/chubu/excursiones-en-chubu/mie/kumano

http://es.wikipedia.org/wiki/Sinto%C3%ADsmo

http://es.wikipedia.org/wiki/Sinto%C3%ADsmo_estatal