ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Destacado

Gecko Leopardo, adorable e insecticida

Es originario de Pakistán y Afganistán pero le podés hablar en español, aunque tampoco te entenderá. Como mascota su único mérito es ser adorable, vistoso e insecticida.

Cuando lo sostenés en tus manos calentitas, entrecierra los ojos y pone cara como de Freud escuchando a un paciente que le hace confesiones de su infancia. Miralo y coincidirás conmigo. El calor que irradiás le da placer, como se lo da a todos los bichitos de sangre fría. Con solo esos mérito está alcanzando mucha popularidad como mascota, aunque en el aeropuerto de Carrasco te costará explicarle a los del MGAP que es inofensivo, no alterará el equilibrio de especies y contribuirá a que haya menos moscas y cucarachas. Pues eso es lo que come, junto con los gusanitos que se le pongan a tiro. Te pongo lo del aeropuerto porque Brasil es uno de los lugares donde se está popularizando y podría darte por comprar uno durante el Mundial.

Que me perdonen los que guardan en sus casas mascotas encerradas, como peces, tortugas y tantos otros bichos condenados a vivir en peceras o jaulas, incluyendo pajaritos que esos sí que me dan pena. A mí no me parece divertido esto de mascotas prisioneras, lo cual excluye a perros y gatos con quienes compartimos espacio en relación milenaria. A mi dejame quizás con un pirincho suelto que se te posa en el hombro o un loro barranquero que te conversa. A los demás los prefiero en libertad y en relación lo más próxima que ellos acepten luego de asegurarse de que sos inofensivo para ellos.

Imagen de previsualización de YouTube Imagen de previsualización de YouTube

El Gecko Leopardo es el único entre los lagartos que emite un sonido, pero lo hace cuando te le acercás demasiado, en un patético intento de asustarte (para él es un rugido). ¡A quién vas a asustar lagartito de unos 25 centímetros!  Y sin embargo, te puede morder, lo que hace más gracia que daño. Con el tiempo se acostumbra y acepta encantado que lo levantes para acariciarlo. Entre los expertos, hay quien dice que no entiende nada y hay otros que aseguran que reconoce a su dueño y le da muestras de afecto.

Según se explica en  http://www.lagartopedia.com/gecko-leopardo los geckos leopardo son originarios de la zona geográfica que se extiende desde Irán Hasta el norte de la India, pasando por pakistán y afganistán. Este animal, de nombre científico Eublepharis macularius, es de los más populares de su Familia, debido un su bella coloración de tonos dorados, negros y blancos y su temperamento distinto.

Su cuerpo está cubierto de una piel fina y granulada, que le da al animal un aspecto aterciopelado. Sus miembros terminan con pequeños dedos. La cola es estrecha en la raíz y se ensancha en el medio acabando de forma puntiaguda. El grosor y tamaño de la cola, una reserva de grasa para el animal, indica el estado de nutrición en el que está su mascota.

Entre las razones que tengo para no recomendarlo como mascota, por adorable que sea, resalta que el bichito tiene hábitos nocturnos. Entonces, si se te ocurrió dejarlo fuera del terrario o quisiste que se encargara de las cucarachas que te invadieron la cocina, podría ocurrir que cuando salgas semidormido por un vaso de agua, le des un pisotón y tu gecko termine aplastado. Con suerte solo le pisarías solo la cola, que como viste puede ser grande y gorda cuando está bien alimentado (es su reserva). Ahí es donde prendés la luz y te encontrás a la mascota sin cola, ¡se la arrancaste al pobre animal! No te amargues,  descartar su cola para calmar el apetito de sus depredadores es uno de los recursos de defensa que tiene este lagarto.

La cola se vuelve a regenerar, pero vos te quedás con un gran susto y remordimiento. Con un poco de crueldad gastronómica, podrías probar para ver cómo queda al asador que es donde van a parar todos los bichos que caminan. En Paraguay, y en algunos lugares de nuestro interior, se comen lagartos que casualmente, también pueden perder la cola y regenerarla. ¡Mirá si estamos inventando una pequeña industria hogareña con lo caro que está el cuadril! Además, con tanta gente penosamente mutilada, ¿no hay forma de replicar en el hombre esa formidable habilidad para generar un miembro nuevo?

El resto de los geckos es muy agresivo, no suele establecer una relación cordial con el hombre. Los geckos leopardo son más amigables, aunque lleva un tiempo acostumbrarlos a nuestra presencia y manipulación. Dice esa web, que el  terrario debe ser más largo que alto pues los geckos leopardo no son escaladores pero sí son caminadores.  Para comenzar con uno o dos geckos juveniles será suficiente un terrario de más o menos 1m/0.5m/0.5m (largo / ancho / alto) de medidas mínimas.

No posée ventosas en las patas y por eso no puede trepar por las paredes de vidrio, pero les encanta subirse o refugiarse en pequeñas plantas, ramas y rocas entre las cuales puede agazaparse para hacerse la idea de que está cazando. La temperatura diurna debe estar entre los 21 º C y los 26 º C y la nocturna Entre los 16 º C y los 21 º C. Alcanza con una bombita eléctrica para alcanzar estos rangos, pero cuidado con la ventilación.

El problema es alimentarlos, pues solo comen presas vivas como grillos, saltamontes, polillas y gusanos. La web recomienda ¡rebozar las piezas vivas en un complejo con vitaminas y calcio especial para reptiles! Reconozco que cuando tenía ocho o nueve años había adoptado a una araña común como mascota y todos los días, al regresar de la escuela, le cazaba una mosca y se la arrimaba a su cueva de seda. Lo creerán o no, pero la araña  sentía mi presencia  y enseguida aparecía sin manifestar temor,  con sus dos patitas delanteras avanzadas y su lánguida, redonda y múltiple mirada. Mi madre no lo podía creer.

Pero eso fue hace muuuucho tiempo, y la idea de rebozar una mosca con vitaminas para que le resulte más alimenticia a un depredador, ¡qué quieren que les diga! no es para mí. Reconozco en cambio, que hay montones de personas que disfrutarían de un gecko leopado y por eso anduve buscando información, luego de que alguien que quiero mucho colgó en Facebook la imagen que utilizo de portada.

Como me resulta usual, encontré información en apariencia contradictoria sobre el gecko.  En sitios web muy respetables se asegura que solo comen presas vivas, pero hay sitios web también respetables y comercialmente exitosos, donde ofrecen comida enlatada para geckos y refugios donde el bichito puede controlar el estrés que nosotros les causamos con caricias que ellos pueden confundir  con juegos previos al engullido. (http://www.exo-terra.com/es/products/gecko_cave.php)

Ahora resulta que se aclimató a California y al norte de México, donde vive salvaje a sus anchas en las zonas desérticas de ambos territorios. Para ser francos, el cautiverio no le viene mal al gueko leopardo, que vive menos años cuando debe valerse por sí mismo y entendérselas con otros congéneres que defienden su territorio con tanta agresividad como él lo hace. En California detectan colonias de hasta cien individuos, agrupadas en familias compuestas por un macho y varias hembras. Son ellas las que se ocupan de sus crías mientras el macho vigila su harén. Y los pichones, como de costumbre, son amorosos.

http://www.lagartopedia.com/gecko-leopardo

http://www.botanical-online.com/animales/cuidados_gecko.htm

http://www.exo-terra.com/es/products/gecko_cave.php

 

Guillermo Pérez Rossel