ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Europa

Los bufones de Pría

¿Te preguntas por qué los asturianos son como son? Le das una mirada a los bufones y te queda clarito.

Te mostramos dos lugares costeros que te dejarán sin respiración y me dirás que está bueno, pero no da como para gastarse una montonera de dinero en pasajes por solo dos atracciones. . Estás equivocado;  tú te alquilas un auto y lo aprontas para varios días, o semanas en el paisaje asturiano. No te preocupes tanto de la nafta como de que no se te acabe la sidra. Y después me cuentas.

¿Te sorprende que haya suspendido (a medias y a regañadientes) el “voseo” uruguayo? Es mi humilde homenaje a los asturianos, empezando por Enrique Iglesias (el economista), que me lo hubiera perdonado con alegría pues él se expresa en rioplatense  donde sea que lo haya llevado su último triunfo.  Nació en el minúsculo pueblito asturiano de Arancedo, vino a Uruguay y estudió al lado del mostrador del almacén de sus padres, haciendo alarde de esa voluntad inquebrantable de la gente que vive donde pueden verse estos bufones y estas playitas que parecen de mentira.

La encantadora playita y los imponentes bufones

Ahora, ¿cómo te podría explicar lo que es un “bufón” en Asturias? Imagina que te encuentras con Enrique Iglesias y le dices que eres partidario de dolarizar la economía uruguaya. Mirá atentamente el cambio en la expresión del Economista: eso es un “bufón”. Pero no hay nada más representativo e inquietante que las fotografías.

Toda esta historia comienza con un artículo que publicamos el año pasado  (http://viajes.elpais.com.uy/2013/08/15/la-playa-mas-pequena-del-mundo) sobre la playa de Gupiyuri, el cual –modestamente- tiene hasta el momento 2.115 “Me Gusta”. Pues bien, el amable lector que administra el blog “Trekkapp”, nos termina de advertir que a pocos kilómetros de distancia hay otra playa al menos tan bonita como esa. La llaman “La Canal”  y está a apenas 500 metros de un precioso pueblito que se llama Villanueva de Pría. Nos mojó la oreja,  acá está el artículo.

Imagen de previsualización de YouTube

Villanueva de Pría en Youtube


Así que te sugerimos instalarte en Villanueva de Pria, en una casa rural del tipo de la que muestran las fotografías, a las cuales las puedes seleccionar en alguno de los hipervínculos que agregamos abajo.  También te aportamos un mapa para que veas cómo, haciendo centro  en el pueblito desde el cual, hasta a pie, podrás recorrer la imponente costa asturiana llena de rincones encantadores, con cuevas y con un horizonte donde destaca la Punta de San Antonio con su ermita.

Villanueva de Pría es un pueblito de apenas 100 habitantes, ubicado en el Concejo de Llanes, en el Principado de Asturias, a unos 10 kilómetros de Ribadesella. La Wikipedia nos dice que por  el Norte limita con el Mar Cantábrico, por el Oeste con los pueblos de Garaña y La Pesa, por el sur con Piñeres y Nueva y por el este con Nueva y la playa de Cuevas del Mar. Todo lo cual es un  collar de lugares formidables para recorrer, sin contar con los senderos que bordean los acantilados y se adentran en el mismo corazón de la naturaleza. Y agrega: “existen numerosos bufones (agujeros que comunican el mar con los acantilados) debido a la formación cárstica del terreno y hay también un castro (islote) llamado Castru’l Horcau o Picu de las gaviotas. En una de las ensenadas en la zona oeste llamada El Bosque hay una fuente de agua dulce que recibe el nombre de Pimplón”.

Y aquí hacemos una pausa para hacerte una advertencia, no sea que por mezquinos en la información, termines violado por una o varias “xanas” y no digas que estás vacunado contra las supersticiones sin prestar atención a esa sugestiva sonrisa de algunos asturianos varones. Las Xanas son unas ninfas de agua dulce, que habitan quizás en esa misma fuente, donde lavan su cabellera rubia mientras esperan que su vestido se seque sobre una roca.  También devanan madejas de hilo de oro y plata, ¿te tengo que contar qué es lo que hacen cuando no están ocupadas en esos menesteres? Parece que son primas hermanas de las hadas irlandesas, escocesas y bretonas… pero aquellas no tienen la fogosidad de los bufones en su corazón.

Es relativamente fácil tener un encuentro con una Xana. Tendrías que ir a esa fuente o a cualquier otra de la zona, –hay xanas por todos lados—  pero salvo que seas muy lindo, no se dejan ver salvo en la noche de San Xuan, el 24 de junio. Ese día, como bobeando te arrimas a la fuente y casi seguro que hay alguna cantando e hilando con su madeja de oro. Solo tienes que prometerle matrimonio y ella te lo concede, junto con magníficos tesoros, con la condición de que devanes la madeja sin romper el hilo de oro. Si se rompe, sonaste, te arrastra al fondo del mar y se te va con algún pastor. Porque, ¡ahh! para las damas también hay pastores mitológicos que andan por ahí con su largo cayado, ¡Dios libre y guarde!

Más seguro y menos riesgoso es ir a Villanueva el 22 de julio, cuando se celebran las fiestas en honor de Santa María Magdalena y los mozos y mozas del lugar se visten con ropas típicas para bailar piezas tradicionales. Por la noche hay romería y verbena amenizada por orquestas hasta que al amanecer, aparece el chocolate y los bollos para tener un desayuno que recordarás de por vida.

Imagen de previsualización de YouTube

Los bufones

La costa más oriental de Asturias, la que se extiende entre Ribadesella y Ribadedeva, está formada por una plancha caliza que se alza varios metros sobre el nivel del mar, dando lugar a una impresionante barrera de acantilados en los que la acción de las mareas y la desembocadura de pequeños ríos y arroyos han ido excavando pequeñas calas y rincones de una espectacular belleza. Así es como la describe Lacueste en su excelente blog sobre el tema (http://lacueste.wordpress.com/author/lacueste)

Y agrega: “Uno de los fenómenos más curiosos que se localizan en esta franja de terreno, con Llanes como epicentro, es el de los bufones, singularidad geológica que sólo se encuentra en esta parte de Asturias. Los bufones son agujeros o simas que se localizan en las plataformas costeras pero que están comunicados con la zona marina, de forma que con el efecto del oleaje expulsan aire o columnas de agua a presión. Precisamente el nombre de bufones procede del “bufido” o sonido que se produce al salir aire a presión por estos conductos”.

Para que no te decepciones, te aclaramos que los bufones bufan solo cuando hay marea alta y oleaje suficiente como para producir el fenómeno.  “El efecto más espectacular de los bufones se produce precisamente cuando no solo expulsan aire sino que, por efectos de las mareas altas y fuertes oleajes, salen expulsadas enormes columnas de agua a presión, como si de géiseres naturales se tratara. Por este motivo la mejor época para ver los bufones en toda su plenitud va desde el otoño a la primavera, momentos en los que se producen las mareas más altas y las probabilidades de mar picada o incluso galernas son mayores”.

“De Oeste a Este los principales bufones son los de Castru Arenes o Cuerres, los de Pría, los de Andrín, el de Arenillas y el de Santiuste. Por tamaño posiblemente sean estos dos últimos los más espectaculares, pero por la especial concentración y por la singular belleza de todo el conjunto los mejores lugares son los dos primeros”. “En nuestro caso particular –dice Lacueste– recomendamos el lugar de Castru Arenes en Cuerres, Ribadesella, porque el acceso en coche es muy cómodo, llegando hasta un pequeño aparcamiento y una zona recreativa ubicada sobre el mismo acantilado. A los pies se abre una profunda brecha, la desembocadura del río Guadamía, límite entre los municipios de Llanes y Ribadesella. Caminando hacia la izquierda hay tres importantes bufones y una gran depresión formada por el efecto de las mareas. Y mirando hacia la derecha se puede disfrutar del imponente espectáculo de las olas rompiendo sobre los acantilados de Pría, y uno de los mejores campos de bufones en todo su esplendor.”

Imagen de previsualización de YouTube

La Playita De la Canal

El canal en sí tiene unos 300 metros, pero la playa propiamente dicha, apenas si suma 25. Por más que te arrimes en auto, tendrás que caminar otros 500 metros, lo cual es un esfuerzo totalmente justificado. Es una pequeña cala al fondo de un estrecho y alargado cañón, que hacia el oeste hace oir el inquietante ruido de un bufón generalmente activo.

A pesar del rugiente fenómeno, la playita protegida entre rocas es mansa, absolutamente cristalina, con inapreciable arena y con 1,30 de profundidad media en la zona de baño.  Curiosamente, el prolongado cañón no junta resaca, como ocurriría acá.

Así que, previsoramente, te trajiste todo lo necesario para hacer un picnic mientras disfrutas de la playa. Esta vez no traigas vino; acá se impone la sidra asturiana, así como un queso de Cabrales, acompañado por la charcutería de la región, que es muy buena para el colesterol. A la gente le cae mal, pero al colesterol le encanta porque sube al tope. No importa, una buena caminata o un encuentro nocturno con una Xana y todo vuelve a niveles normales, o al menos, no te importará.

Si es Asturias, es fabada

Si estás en la zona de Llanes, la que se debe comer es la “fabada con pantruque”. El pantruque es una bola hecha principalmente con harina, panceta y huevos, la cual se agrega a la preparación cuando los porotos  están casi cocidos. Te intimo a que pidas este plato en algún buen restaurante de la zona… pero si no vas a ir a Villanueva, entonces te podrías preparar en tu casa una Fabada con Pantruque. Te voy  a dar una ayudita.

Voy a copiar la receta que encontré en http://miescuelinadecocina.blogspot.com/2011/02/pantruque.html pero me queda la duda de si tendrías que freir el bollo o no freírlo. A este respecto, me pareció divertidísimo el juego de comentarios en su lengua, que hacen dos asturianos, uno de ellos indignados por la tropelía de freir el pantruque, lo que para él equivaldría a que nosotros le pusiéramos salsa cátchup al asado. Los encontrarás luego de la receta.

“INGREDIENTES PARA EL PANTRUQUE (para seis piezas):

- Una taza de tocino blanco picado.
– Una taza de cebollla bien picada.
– Un poco de sal.
– Una cucharada de pimentón dulce (de postre).
– Media taza de harina de maíz (amarilla).
– 2 huevos.

Estos son los ingredientes, deciros que la cebolla y el tocino deben estar muy picados.
De harina igual puede llevar un poco más. Batimos bien los dos huevos, junto con la sal y el pimentón. Le incorporamos el tocino, la cebolla y la harina. Hacemos una masa hasta conseguir una consistencia firme (si es necesario le podéis poner más harina.). Cuando ya están listos los pasamos por aceite para darles un poco de color.
Una vez pasados por aceite ya estarán listos para incorporarlos a la fabada. Calculáis media hora antes de que se terminen de hacer las alubias y entonces es cuando  les añadís.

Comentarios:

Anónimo3 de octubre de 2013, 22:12

Nunca vi frir el pantruque enantes de chalu nes fabes, que non alubias, que eso ye cosa cazurros. Paezme que esta ye receta pa foriatos y turistes.

Anónimo2 de abril de 2014, 19:31

quédate muchu por ver nin

¡No me digas que no es un poema! Si hasta uno se los imagina enfurruñados y molestos con nosotros, los foriatos y turistes.

Fuentes de este artículo:

http://www.serdellanes.es/Menu_principal/concejo/concejo.html

http://www.serdellanes.es/Menu_principal/gastronomia/gastronomia.html

http://www.youtube.com/watch?v=4A5tPg_KQKI

http://pspdecolores.blogspot.com/2012/07/la-furia-del-mar-bufones-de-pria.html

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=Dh0ZVZkUqkI

http://www.el-caminoreal.com/geo/LLANES/VILLANUEVA.htm

 

Guillermo Pérez Rossel