ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Uruguay

Montevideo con autos de película

 

Era un tiempo de uruguayos con plata suficiente como para tener autos como éstos.

Y también un tiempo tan extraño como para que los autos que embarcaban para Uruguay primero los cortaban al medio en Hamburgo, para pagar menos impuestos… y menos flete. ¿O creían que recién ahora somos un país difícil de entender?

 

Por Alberto Moroy

La Casualidad es una combinación de circunstancias imprevisibles que muchas veces no tienen explicación. La de hoy tampoco, tiene que ver con un hecho fortuito que me sucedió en Montevideo hace años con un auto Cord Sportsman modelo 1937, y mas adelante asociado a una pelicula ¿Donde estan los espías? (Where the Spies Are 1965) protagonizada entre otros, por de David Niven, en la que se refieren a un auto Cord en Montevideo, en manos de un coleccionista.

1937 Cord 812 Sportsman (For Sale)

Imagen de previsualización de YouTube

 

Estaba en la casa de un conocido de Carrasco, junto con un amigo, “metiéndole” la mano a un motorcito marca Fido para bicicleta. Por ese entonces tenia 12 años y una gran afición a la mecánica (la sigo teniendo). Desarmábamos y a veces armábamos de todo: bicicletas, maquinas  de cortar pasto a motor y en general  todo lo que llegaba a nuestras manos. Mecánica Popular era nuestro libro de cabecera. Lo  que nos parecía milagroso era que volviese a funcionar, luego de dejar el pistón al aire, sacarle el carbón, tambien el de  la tapa del cilindro, de la bujía, desarmar el carburador y ¡Andaba!

En esas circunstancias llega el padre del dueño de casa, con unos bigotes prominentes y sonriendo. Era muy simpático, manejaba un Rolls Royce descapotable o sin capota,  amarillo y negro (Color oficial) espectacular, con ruedas de rayos y mariposa central, con guarda-barros finos y estilizados, con faroles gigantes estilo Jaguar de los años 35/40, tapizado con madera en su interior, brillaba por todos lados.

Posiblemente carrozado en Montevideo por Gaya, un carpintero que hacia milagros (Entiendo que fue socio del abuelo de nuestro conocido, en la epoca de los Ford T) a partir de un camion de esa marca, porque no se parecía a nada conocido! No tenia que ver con el de la foto de abajo 1937, ni tampoco con el famoso Phaetom de 1928, si algo parecido  con el carrozado por Gaya (foto abajo), aunque no tan espartano.

El apellido del dueño era Guelfi y como su hijo, supongo que se llamaría Manuel. Les sugiero leer el links al final  de este articulo, porque entenderán el porque los autos camionetas y camiones, se cortaban antes de llegar al Uruguay  (Impuestos), motivo por el cual habían, buenos carroceros a Montevideo.

Algo parecido  al Rolls Royce que tenía Guelfi (Phantom 1928)

Frente foto superior / En Montevideo Carrozado por Gaya 1927

La historia continua…

El Sr. Guelfi trae a remolque un auto color crema, descapotable, marca Cord (luego lo supimos). Estaba bastante sucio, como abandonado, el tapizado era rojo, su tablero “alucinante”. Los faroles delanteros se cerraban con un protector de chapa al estilo de los de la 2ª guerra mundial, manejado desde adentro. Desde los laterales partían  hacia fuera cuatro escapes metálicos por lado, parecido al aluminio corrugado, pero estos era de chapa cromada, no tenia capota.

Lo primero que hice fue subirme arriba, sentarme en la posición del conductor y curiosear su impresionante tablero, con todos “los chiches”, aunque deslucidos. Pese a que de modelos que andaban por la calle  lo sabíamos todo, de este no sabíamos nada.

Tablero del Cord (Baby Duesenberg)

Motor  126 hp / Transmisión delantera, c/cargador 175hp

Pasaron los  años, todos crecimos y nuestros destinos fueron otros Por los años 90 estaba viendo una película en Buenos Aires llamada ¿Donde estan los espías? , estrenada en el  año 1967 (cuatro años despues de esta historia) donde  los servicios secretos británicos consiguen, gracias a mentiras y promesas falsas, que un sencillo médico lleve a cabo una arriesgada misión de espionaje en Beirut.

Como estaba retirado y tenía abundante dinero “no habia letra que le sirviera”. No obstante, tenía una debilidad, coleccionaba autos antiguos. Y los tenía casi todos. Con este argumento  intentaban convencerlo. La frutilla del postre era un Cord 1937 que lo tenia un coleccionista de Montevideo.

Sin prestarle demasiada atención a la pelicula, sigo escuchado el audio, de pronto siento  de vuelta el nombre Cord, la nemotecnia funciono al instante, me acordé de aquel auto  ¿Seria el que conocí? ¿Cuantos Cord  habia en Uruguay por esa época?, porque se fabricaron nada mas que 3.000.  ¿Cuantos coleccionistas tenían un Cord? ¿Cuantas películas aportan datos fidedignos?  ¡Increíble!, tambien su precio de venta hoy, 400 mil dólares en excelente estado.

Películas donde intervino un Cord

http://www.automaven.com/Cords_In_The_Media/Cords_In_The_Movies/cords_in_the_movies.html

 

David Niven en el Cord de la pelicula, / Afiche de la misma

En Montevideo habia al menos uno mas

Luego supe que al menos habia dos, por el mail recibido (Abajo) y otro “vivito y coleando en Montevideo”, auque pudo haber sido el anterior  Participó  en el 2009 en el Gran Premio de Porto Seguro (Cord 1936) presentado por el Sr. E. Ponce de León

Guelfi. Creo recordar  que era socio de Soler o por lo menos amigos. Este último tenía una colección de autos formidable. Los vi en un garaje de la calle Av. Brasil cerca de Bulevar Artigas por 1965 y tambien en el museo Fernando Garcia en Carrasco, algunos años antes.

De Fabian Rocha (Ver sitio web abajo)

“Hola Alberto, realmente un gusto hablar con otra persona a quien le apasionan también los nobles fierros vintage. Te cuento lo que yo sé… un amigo, del que anduve un largo tiempo sin poderme comunicar y ahora lo ando rastreando pero se mudó, –Daniel Barreto (*)–, me dio muchos datos sobre el tema. Me comentó que hasta la época de dicha película, veía un Cord en Rio Negro y 18. Luego desapareció.

Me comentó lo mismo que vos y se une el hecho que yo conseguí en Piedras Blancas, un par de fotos de un ex director de BROU, no recuerdo el nombre. Las vendía un morocho que se dedica a antigüedades en Belloni y Gral. Flores, de apellido Bell. Bien esas fotos son de un Cord parado frente por frente al Palacio Estévez en dos tomas, de atrás y adelante. Sospecho que pueden ser dos autos, porque el que estaba en Rio Negro estaba flamante”

Del autor

(* ) Supongo que es Mario Daniel Barreto Ferreyra diseñador automotriz, artista plástico e ilustrador uruguayo http://autosclasicos-marbadan.blogspot.com.ar/

David Niven no podia con la caja de  cambios

De acuerdo con John Heseltine (quien restauró el coche de la película) David Niven no podía dominar la caja de cambios  del cord 810 y posteriormente fue conducido en marcha más baja, dando lugar a sobrecalentamiento. El coche tuvo que ser restaurado a partir de una colección de piezas oxidadas en sólo seis meses para que esté listo para la filmación.

Otra Pelicula con un Cord “Gángster Squad”

Sean Penn (Mickey Cohen), en la pelicula “Gángster Squad”  usa uno emulando el que tenia el famoso gangster. Pensé que podría ser un gran coche para un mafioso, y pensando en la nariz para esto fue realmente conocido como “la nariz del ataúd”, que mantendría hasta la imagen del mal. De hecho, podría ser un gran coche para cualquier persona que quiera parecer peligroso. El tamaño de este coche en el mundo real es enorme, junto con los faros tapados y la parrilla de forma de ataúd.

Similar al usado en la pelicula “Gángster Squad” de Sean Penn (Mickey Cohen)

Imagen de previsualización de YouTube

Del auto Cord

Planteado originalmente como un nuevo Duesenberg el proyecto de carrocería del estilista Gordon Miller Buehrig se concreto con el nombre Cord 810. Su morro-ataúd, llamado así por su forma, provoco convulsiones en la competencia y suscrito en vivo interés en los aficionados de Cord es un ejemplo de uno de los automóviles más icnográficos estadounidenses.

Como modelo 1937, se beneficia de las mejoras que se han encontrado a partir de los modelos 1936 y por lo tanto se considera más deseable que esas versiones anteriores. Es la versión de la deportista de dos pasajeros más rara de los cuatro modelos producidos y está equipado con la rara y muy buscada instalado en fábrica súper cargador (compresor) que impulsó el rendimiento del motor.
El block y el carter estaban fundidos en una sola pieza, las culatas y los pistones eran de aleación de aluminio. La mezcla llegaba por un doble carburador invertido. En 1936 el cambio de marchas estaba asistido con un sistema electro-vacuum accionado por una pequeña palanca en el volante. Los frenos eran hidráulicos y la suspensión era de muelles de ballesta transversales. Por otra parte, había otro elemento muy poco americano: el Cord podía tomar a toda velocidad las curvas, sin perder estabilidad.

Club UB de Cord

http://www.acdclub.org

Continúa ¡Carrocerías cortadas para el mercado uruguayo!

http://www.reocities.com/autosuruguayos/carroceros.html