ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » America del Sur

Buenos Aires (2) Estancias de película

De afuera es muy parecido al Castillo de Blancanieves en Disney World, pero fue construido muchísimo antes en la provincia de Buenos Aires.

Antes de despotricar contra estos estancieros, pensá que eran como los marqueses feudales, una frontera en el límite de lo conocido. Y te concedo que no tenían límites en sus aspiraciones. Ahora, si vos sos de los que si gana el 5 de Oro regala el 95% a gente que se supone lo necesita, entonces estás autorizado a emitir juicio. Si te quedás con más que eso, no jorobes, admirá estas cosas que pasaron en otros tiempos y bajo otras circunstancias. De paso, recordá que estos tampoco se la pudieron llevar al cajón. Al final la plata se va repartiendo, quieran o no;  juntarla toda para disfrute de los jerarcas de un partido único, me parece una estupidez tan jorobada como la codicia desmesurada.

Esta es la segunda entrega de nuestro colaborador sobre las imponentes estancias bonaerenses, en este caso en el mismo corazón del gauchaje.

—————————-                                                                                                                                        

Por Alberto Moroy

En la portada el casco de estancia de los Naveira, construido en 1908, en Lujan, Provincia de Buenos Aires, a 70 km del Obelisco porteño. Originalmente tenía entre 6 y 7 mil hectáreas.  Hoy bordeado por canchas de golf y loteos, solo le queda a la vista 70 ha. de parque y por ahora no se puede visitar. Construido en la epoca que por herencias, por pago de servicios del gobierno en campañas militares o por haber sido comerciantes exitosos, adquirieron estancias de considerable tamaño, cuyo valor era muy inferior al actual y 60 años antes, casi gratis en aquellas zonas donde los malones hacían estragos.

Ubicación  34°32’28.88″S  59° 3’43.12″W

Castillo de Blancanieves, Florida USA 1971 / Castillo Naveira 1908, Lujan Pcia / Bs. / As. Arg.

Imagen de previsualización de YouTube

El Castillo Naveira tal vez sea, de los lugares de Luján, uno de los más misteriosos, sea por su excentricidad arquitectónica o por estar actualmente vedado al público. Antes San José, la propiedad de don José R. Naveira, se levanta en la magnífica finca situada en los alrededores de la ciudad de Luján, Provincia de Buenos Aires.

El arquitecto Ernesto Moreau (Uno de los participantes en la basílica de Lujan) es el autor del proyecto  En un costado se encuentra la gran portada entre dos torreones con almenase esta entrada da acceso al patio de honor, cuyas ojivas le dan el ambiente medieval buscado por el arquitecto al elegir el estilo gótico del siglo XV. El pavimento está formado por lozas de granito colorado y piedra blanca de Mar del Plata la izquierda de la entrada se encuentra la galería de honor, uno de los elementos más interesantes del edificio.

Esta galería es en realidad la estancia familiar, el centro de reunión. Las decoraciones de los muros, lo mismo que la gran chimenea está terminados en piedra de Francia. El cielo raso de vigas de madera está decorado con motivos góticos. Esta galería recibe la luz del patio a través de tres ventanales de vidrios emplomados.

Fotos Actuales / Parque

Comedor / Recibidor

Sala de juegos

Detalles

Muchas fotos más

https://es-es.facebook.com/media/set/?set=a.10150724464730719.461014.113115570718&type=1

Sus orígenes

En 1841, Don Enrique Beschtedt, viudo y con una sola hija, adquirió esta propiedad. Le había gustado el campo la primera vez que lo vio pero fueron esos sauces, que bordean el río que lo decidieron a comprarla. La casa original se encontraba entre dos ombues y allí se instalaron Don Enrique y su hija Irene. En “San Enrique” se caso Irene con el Dr. Domingo Fernández.

Con el tiempo sumaron tierras y mejoras. Allí nació el primer Fernández Beschtedt. La familia se fue agrandando y decidieron que era el momento oportuno de ampliar también la casa familiar para recibir a la nueva integrante, Elina Fernández Beschtedt. Eligieron al arquitecto belga Ernesto Moreau, uno de los ocho arquitectos que planificaron y construyeron la basílica de Lujan. Moreau le transmitió a la familia su entusiasmo por el género gótico y la casa se transformó en un fiel exponente de ese estilo del siglo XIV y XV.

Lamentablemente en 1913, los Fernández Beschtedt tuvieron que desprenderse de “San Enrique” y así llegó a mano de Doña Matilde Golpe, viuda de Manuel Naveira, propietario de 159 propiedades y 49.900 hectáreas repartidas entre Buenos Aires y La Pampa, y de su único hijo, José Roque. Fue ella quien decidió cambiarle el nombre por “San José”, patrono de su hijo Pepe.

Pepe Naveira decidió continuar la ampliación de la casa, contratando al mismo arquitecto y convirtiéndose finalmente en un entusiasta y experto del arte gótico. Respetuoso de las tradiciones no permitió que los árboles plantados por los antiguos dueños se perdieran y así la casa y el parque siguieron creciendo y hoy encontramos ejemplares que tienen más de cien años. En 1922, Pepe Naveira se caso en “San José” con Elina Fernández Beschtedt, donde ella había nacido hacía 25 años. “San José” desde entonces ha visto crecer varias generaciones, ha presenciado bautismos, casamientos y sigue perteneciendo a la familia.

“Las Memorias de Tata”

http://www.semanario-presente.com.ar/nota_id.php?id_nota=3154&edicion=1016