ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » America del Sur, Portada El Pais

Florianopolis

Siempre se dijo que Floripa tiene 42 playas, pero es mentira, a vuelo de parapente tiene más de 100.

Eso es lo que determinaron los investigadores del Instituto de Planeamiento Urbano de Florianópolis quienes cuando llegaron al centenar se dieron un baño y dieron la tarea por terminada. ¿Qué sentido tiene enumerar 107, 112 o andasaber? Algunas de ellas ni nombre tienen. Hay para todos los gustos, incluyendo desde playas mansísimas de laguna hasta otras enfrentadas al océano, con olas capaces de apunarte.

La capital del Estado de Santa Catarina se despliega entre el continente y la isla. Su nombre inicial fue Santa Catalina, en español, luego la denominaron “Nossa Senhora do Desterro”. Con ese nombre no podía esperarse mucho turismo. El actual recuerda al expresidentes Floriano Peixoto, uno de los que ahogó en sangre la revolución de inspiración federal que habían iniciado los “gaúchos” de Rio Grande do Sul. Pero pocos recuerdan eso y el tiempo todo lo cura. Si por acá sienten hablar elogiosamente de Gumersindo Saravia, no se sorprendan, era uno de los héroes de esa revolución en la cual también peleó su hermano Aparicio. En cuanto a la ciudad, todo el mundo refiere a ella como Floripa o como la Ciudad de la Magia, porque por aquí había tantos alquimistas como en Piriápolis.

 

En todo caso, las reflexiones históricas no tienen ninguna relación con la experiencia en un velero “Scuna”. En su estela, a babor o a estribor, retozan decenas de  hermosísimos delfines y si alguien te quiere hablar de la Revolución Farropilha tu respuesta puede ser “alcanzame otra capirinha y dejate de jorobar”,  mirás

Para el paseo en scuna (velero), podés elegir la ruidosa versión de los piratas del caribe y bailar casi sin ver nada, salvo la oportunidad de pesca de altura, que así podría llamársela a la oportunidad de conocer a alguien y andá a saber en qué termina.

Pero si ya formaste pareja o familia, el paseo puede ser igualmente super interesante, una experiencia renovadora que compartirás con gente de todas las latitudes, gaviotas y, por supuesto, delfines.

Comencemos por el centro de la isla, donde hay dos grandes lagunas: la de Concepción y la del Peri. Pocos eligen sus riberas para veranear; pero pasan por allí de ida y vuelta en las populares recorridas de playas y se detienen a mirar los coloridos puestos de artesanía. Podés alquilar casa o apartamento y reposar en una, pero no resistirás la tentación de conocer al menos 10 de las playas y varios de los barrios de la ciudad. Los barrios más importantes son Estreito, Coqueiros, Bom Abrigo, Itaguazú, Abraao y Capoeiras, aunque seguramente preferirás la zona peatonal del centro, donde hay de todo, incluyendo lluvia. Porque en Florianópolis y en enero llueve sin previo aviso y a baldes, aunque por poco rato. Si te agarra vestido es un problema; si estás en traje de baño te  importa un rábano.

Uruguayos y argentinos hemos exportado a este balneario el veraneo residencial, lo opuesto al veraneo corto de hotel. Tanto es así que es frecuente encontrar ofertas de alquileres de casas y casitas en Floripa (a veces al borde del mar) en los Clasificados de El País (http://www.gallito.com/inmuebles.aspx). Sin embargo lo más frecuente para los uruguayos es contratar excursiones relativamente económicas, la mayor parte de las cuales incluyen varios paseos y recorridas por las playas, así como actividades nocturnas en un grupo de 40 personas (un autobús) que luego del largo viaje, ya generaron barras de amistades en el más inocente de los casos.

Otros se largan en su propio auto, lo cual tiene la formidable ventaja de poder recorrer a gusto el collar de playas que vale la pena conocer. Además, si se juntan varios, el alquiler de una casa, el combustible y la comida salen bien en cuenta. Ni más ni menos de lo que hacen los argentinos cuando vienen a nuestra costa. Si vas en auto, no dejes de parar por el camino en algún pequeño restaurante que ofrece “carreteiro”, el plato por excelencia de los camioneros. Aclaremos, no es gourmet, es simplemente brutal; una interminable sucesión de platos pequeños, acorde a los seis ejes que tienen esos camiones.

 

Las playas del norte son las preferidas por el turismo argentino: Canasvieiras, Jureré, Ponta das Canas, Praia dos Ingleses. Al suroeste están Armazao que es un histórico primor con una playita donde abundan las estrellas de mar, igual que en Pantano do Sul, agrestes, espectaculares y económicas, como para confraternizar con los “irmaos gaúchos”, pues los de Santa Catarina también lo son. Aunque pueden escoger serlo o no serlo porque están en la frontera de la región ganadera.

Si no te alcanzan estas playas y fuiste en auto, podés manejar otros 65 kilómetros hasta Bombinhas que tiene excelentes balnearios como Bombas, Mariscal, Canto Grande y Quatro Ilhas. Y además están las islas, para eruditos del turismo en esta zona. Es casi imposible poder alojarse en las pequeñas, pero los veleros te llevan para disfrutarlas un rato.

¿Te cansa andar programando cada día y te gusta vivir a lo grande? Entonces lo tuyo son los resorts y acá hay algunos tan espectaculares como Costao Do Santinho. En estos lujosísimos hoteles hay de todo, a toda hora y casi todo está  incluido. Podés quedarte aquí y no hacer otra cosa que las actividades del hotel, que en algunos casos abarcan  golf, o alquilar un auto y conocer.

Una isla joven. Si sos veterano, un poquito aventurero y te revienta el glamour te recomiendo Barra da Lagoa. Si reservas con tiempo te podés conseguir una cabaña casi adentro de la playa. Cuando te hartaste de sol y baño, hay posaditas preciosas y en cuenta, donde le podés dar de punta a los camarones que acá abundan y preparan a la minuta. Si te apetece una hamburguesa norteamericana, retirate inmediatamente de esta web.

Ahora, si sos joven y deportista, disfrutarás esta isla donde podés practicar desde surf con olas promedio de tres metros todo el año, mas todo esto que me lo copie del diario Catarinense cuya url pongo al final. Tanto nombre gringo me marea: surfing, kitesurfing, wakeboard9ing, sandboarding, paragliding, handgliding, rockclimbing, además de cabalgatas y ciclismo de montaña y todos los deportes acuáticos que se te antojen. Te alquilan todo y te enseñan todo. De paso, si vas por las tuyas, conviene que le des una repasada a los diarios on line particularmente sus páginas de espectáculos.

Y además está la noche, que nuevamente, puede ser tranqui para veteranos o tan agitada como te de el cuero del cuerpo y de la billetera. La mayoría va a Canasvieiras aunque Lagoa es el centro de la movida de la isla. Entre las 19 y las 4 de la madrugada, suman hasta 10.000 las personas que  se juntan en apenas dos cuadras del pueblo.  En Lagoa jovencitos de todas las nacionalidades se reúnen cada noche para recorrer los veinte bares, discos y restaurantes que se concentran en dos cuadras de la rua Alfonso Delambert.

Los locales abren desde las 19 hasta las 4 de la mañana, aunque el momento en que se concentra mayor cantidad de público es entre las 22 y las 2. El centro comercial tiene un estilo muy similar a Villa Gesell, dice Clarín, porque de noche junta a un público muy joven que va de un bar al otro o hasta se queda tomando una cerveza o un trago en la calle.

Floripa de día, ¿cómo preservar energías para la noche?

Floripa de noche, la locura.

 

Citas y fotos:

http://www.belasantacatarina.com.br/florianopolis/

www.clicrbs.com.br/diariocatarinense

http://www.guiafloripa.com.br/servicos/index.php3

http://cidades.terra.com.br/fln/0,,,00.html