ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Destacado

El verdadero árbol de la vida

Nada de cosas cabalísticas ni mitológicas, acá está el árbol que muchos creen podría salvar al mundo.

Según cómo lo quieras mirar, es un árbol con propiedades semejantes a las del aluminio, capaz de corregir las barbaridades que hacemos con los gases de combustión, fertilizar suelos donde sólo ellos pueden crecer y hasta alegrarnos la vida con bellísimas flores perfumadas… entre muchas otras cosas.

Señoras y señores, les presento al Kiri, también conocido como en China de donde es oriundo, como Árbol de la Emperatriz y entre los que saben de verdad o presumen de eso, como un árbol de la familia de las Bignoniáceas. Y digo que presumen, porque hay otros que también saben y aseguran que es una escrofulariácea. Por lo feo que suena esa última clasificación, me quedo con la de Bignonia, además de que su flor parece tal cual una de estas conocidas.

No les estoy hablando de una cosa rarísima que solo se da en un lugarcito reducido de Japón, sino de un maravilloso árbol que están cultivando con éxito en Argentina y que me encantaría que alguien diga que también se lo experimenta en Uruguay… aunque en Google no encontré referencias en ese sentido.

Primero vamos a desprendernos de la calificación de “árbol de la vida”, con el sentido que se lo menciona en el Génesis y que la Cábala Sefardita toma como uno de sus símbolos importantes y  herméticos. ¡Pobres arbolitos! ¡Me los quieren transformar en augures o filósofos y ellos solo quieren producir flores y perfume!

Existe un Proyecto Kiri, al que vamos a mencionar al final porque resultó ser una monumental enciclopedia sobre este tema. Su lema es “Ansiamos reforestar al mundo entero con este magnífico árbol”. Muy bien, los apoyamos, pero dejen algún lugarcito para los ombúes, los ceibos y otros arbolitos que nosotros queremos mucho.

¿A qué se debe tanto fanatismo por un árbol que los japoneses y chinos cultivaban hace cientos o miles de años, mientras nosotros insistíamos dale-que-dale con el eucaliptus australiano que arruina los suelos que coloniza? Ustedes dirán que estoy pasando por alto la extraordinaria velocidad de crecimiento de las variedades de eucalipto que más se utilizan en Uruguay para forestar. Pero no debías haber abierto la boca antes de tiempo, porque el kiri es nada más y nada menos, que el árbol más vertiginoso que existe en el planeta. Su ritmo de crecimiento alcanza a los tres centímetros por día en primavera y verano.

Cuentan los entendidos, que los granjeros japoneses plantaban un kiri cuando tenían una hija ya que este árbol crecía tan rápido que para cuando llegaba el día de su boda se podía cortar y fabricar un baúl. Y las japonesitas de ese entonces se  casaban bien jovencitas. No los plantaban (y los plantan) solo por eso, también sirve para atraer la buena suerte, pues es el árbol que escoge el Ave Fénix para posarse, pues ¡es incombustible!.

Para que sepas, el Ave Fénix es inmortal porque bebe el rocío de sus flores. Así que sumale también la eternidad entre sus propiedades. En cambio lo de la incombustibilidad va muy en serio y es por eso que su madera suele utilizarse en paredes y muy especialmente en techos, pues también es impermeable. ¡No se puede creer!

En  una web citada al final con todas las fuentes, el Ing. Ruben Lis, se explica que los ejemplares adultos tienen una copa frondosa, de forma globosa, con grandes hojas que pierde avanzada la primavera, cuando una floración abundante lo transforma en uno de los más bellos árboles que puedan verse. Su altura oscila entre los diez y los 15 metros.  Es este autor el que menciona su increíble velocidad de crecimiento.

La introducción a Argentina (a través de Brasil y Paraguay) se estima ocurrió a fines de la década del 60, teniendo un gran furor su plantación durante la década del 70, por los buenos precios logrados en algunas ventas a Japón, llegándose a pagar hasta u$s 300 por tonelada. El Ing. Héctor R. Mangieri (IFONA) fue su principal investigador y  unos de sus máximos promotores, dice el Ing. Lis.

Esta explosión de cultivo de kiri, se dio también en Brasil donde en esa época se implantaron cerca de 30.000 hectáreas. No se tuvo en cuenta en aquellos años que el mercado japonés no crece, debido a su demografía estabilizada, de ninguna manera podía consumir  300.000 m3/año. En consecuencia, cuando llegó la hora de cosechar, las perspectivas de los productores se vieron defraudadas por encontrarse muy saturada la oferta.

Imagen de previsualización de YouTube

Posteriormente, a principios y mediados de la década del 90 también se registraron importantes exportaciones a Japón con precios similares a los mencionados, y nuevamente se despertó el interés y se incrementaron las plantaciones, aunque no en la escala de la década del 70. Hasta acá lo del Ing. Lis; ahora uno se pregunta ¿y sólo se les ocurría exportar la madera? ¿No estaba en sus planes hacer lo mismo que los japoneses? No digo hacer baúles para hijas casaderas, ya van a ver todo lo que puede hacerse con el kiri.

Dijimos que el Kiri es tan generoso que hace más fértiles los suelos donde se lo planta, pero eso no quiere decir que no requiera cuidados. Los requiere tanto o más que cualquier otro árbol, pero, por ejemplo, se lleva muy bien con los plantíos de yerba mate en la zona misionera.

 

La madera de Kiri no tiene nudos y es extremadamente liviana, de manera que es excelente para molduras y otras aplicaciones. El autor destaca las siguientes propiedades de su madera:

–Color claro, blanco amarillenta, sin olor.

–Matiene sus dimensiones del momento de corte (es estable y no se humedece)

–Es liviana (densidad 0,24 kg/dm3), pero también es tenaz

–Resiste perfectamente la intemperie

–Es homogénea y fácil de trabajar

–Es resistente a la fricción

–Toma muy bien las tinturas y las colas

–Y como dijimos, prácticamente incombustible

Si crece tres centímetros por día, debés tener cuidado de no dormirte arriba de una semilla.

En otro sentido, es una madera todavía por descubrir. Hasta ahora se la utiliza no solo en molduras, sino en mueblería de calidad, instrumentos musicales, revestimientos, cortinas de enrollar, embarcaciones, calzados ortopédicos, aeromodelismo… y lo que se te pueda ocurrir, porque esto recién empieza.  ¿Querés iniciarte? Estoy seguro que si acudís a la gente responsable que hay en Uruguay, te darán buenas indicaciones, pero no cuesta nada proporcionar el contacto con el Ing. Rúben Lis:
Postal: Av. Mitre 1161 – (1663) San Miguel. Prov de Buenos Aires – ARGENTINA
Tel: + 54 11 4451-3612
[email protected]
Administrador de WEB [email protected]

Otras fuentes ponen énfasis en que es idea como “planta pionera” para suelos poco fértiles puesto que sus hojas, ricas en nitrógeno, aportan nutrientes al suelo al descomponerse, mientras que sus raíces previenen la erosión. (En esto hay discrepancia con Lis, o se refieren a distintas variedades).

Además, absorbe diez veces más dióxido de carbono que cualquier otro árbol y emite grandes cantidades de oxígeno, lo que lo convierte en un aliado con gran potencial para luchar contra el cambio climático. Con estos antecedentes, en 2008 se inicio en Texas un proyecto denominado The Kiri Tree Revolution, con el objetivo de plantar un millón de estos árboles para purificar el contaminado suelo de este estado norteamericano y lograr que vuelva a ser apto para el crecimiento de especies vegetales.

El Kiri vive unos 100 años, retoña hasta cinco veces de su propio tronco, puede crecer en terrenos desparejos,  su madera es de fácil secado y las hojas sirven de alimento a varios animales.

Diría que casi-casi es como un bocinazo que nos dice qué podría hacerse con los cientos de hectáreas que cada verano se incendian en Uruguay. La reforestación sería vertiginosa y con una especie incombustible. ¡No me digas que no se puede fabricar papel con el Kiri! Pero no es todo papel en este mundo; ya que los incendios son en la costa, que hagan embarcaciones, canoas y tablas de surf.

Además no nos vendría mal alguna bandada de aves Fénix para ver si nos cambia la suerte.

Ahora va la url de un sitio donde hay abundante y respetable información sobre este tema tan interesante:  http://proyectokiri.wordpress.com/cultivo/

Para una lectura liviana, el lugar gracias al cual nos enteramos:
http://www.rinconabstracto.com/2011/02/arbol-de-kiri-puede-salvar-el-planeta.html#ixzz2oEKEQS00

 Guillermo Pérez Rossel