ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Uruguay

Iglesia colonial de San Carlos

Debe ser una de las más hermosas y antiguas del interior del país y cuando termines de leer esta nota, la apreciarás de manera diferente cuando vayas a visitarla. Sería imperdonable que no lo hicieras.

 

Esta vez Alberto Moroy nos cuenta que salvo excepciones, las  puertas de las iglesias  están orientadas hacia el este para que el sol de la mañana ilumine al altar y que muchas de ellas tienen un cofre de plomo con monedas y mensajes para el tiempo venidero, dentro de la piedra fundacional. Este es el caso de la Iglesia de San Carlos cuya “cápsula del tiempo” continúa enterrada en un lugar que no sería difícil de identificar.

A la iglesia de San Carlos, como a muchas hasta que se popularizaran los pararrayos, casi se le derrumba una de las torres durante una memorable tormenta. De paso, otra curiosidad: una de sus campanas solo debería tañerse en caso de fallecimiento de algún feligrés.

En esta ocasión la calidad de las fotos no ayudó a nuestro investigador, pero igualmente vale como homenaje a los carolinos y una ventana abierta a un tiempo donde en las donaciones y compras para las iglesias se llevaba un pormenorizado registro, quizás más detallado y disponible para feligreses y ciudadanos,  de cómo hoy en día se contratan obras públicas para dolor de cabeza del Tribunal de Cuentas.

——————

Hace algún tiempo nos ocupamos de “San Carlos, heroica y desconocida”  Desconocida en el presente,  pero no siempre fue asi. Un montevideano, profesor de arte en San Carlos, comienza la investigación histórica de la zona, publicando “Maldonado y su región” , “Carolinos ilustres” y “La iglesia colonial de San Carlos”. Ademas fue miembro del Instituto Histórico uruguayo. Estamos hablando de Don Carlos Seijo, fallecido en 1956.  Hoy transcribiremos casi literalmente una parte de lo que salio publicado en la revista de la sociedad “Amigos de la Arqueología del año 1951, referente a la Iglesia  Colonial de San Carlos, entendiendo que posiblemente haya sido una recopilación que duró años, por lo minuciosa  y sobre todo por la baja calidad de sus fotos.

San Carlos, heroica y desconocida

http://viajes.elpais.com.uy/2012/12/07/san-carlos-heroica-y-desconocida/

Del autor

La mayoria de los que conocían bien esta historia ya no estan. Hoy la propuesta es revivirla con los que dejó Carlos Seijo plasmado en su libro titulado “La iglesia Colonial de San Carlos” (1951) y compararlo con lo que queda. Seguro notaran faltantes y modificaciones en la iglesia. A simple vista en la foto de la portada ya notaran algo distinto. Es un buen ejercicio, buscar lo que falta, preguntar incluso en la iglesia y  si es posible comentarlo por facebook, abajo de esta nota, asi todos nos enteramos La nota es extensa, pero vale la pena, sobre todo a fines de poder trasmitir a las nuevas generaciones el valor agregado que tiene San Carlos con su Iglesia y el trabajo, dedicación  y dinero que le prodigaron sus ancestros.

Iglesia San Carlos Borromeo (Maldonado-Uruguay)

Imagen de previsualización de YouTube

 

El Libro  completo de Seijo

http://laacademia.99k.org/portal/historia/iglesiacolonial/index.html

La parroquia de San Carlos fue erigida canónicamente el  28 de julio de 1775 por monseñor Juan Baltazar Maciel, vicario general y gobernador del obispado de Buenos Aires por mando del señor obispo D. Manuel Antonio de la Torre. En 1778 hallándose la poblacion mas aumentada (Est. 800 personas) y necesitándose un local mas espacioso para la cede del culto trataron de construir uno nuevo de tejas, habida cuenta que el anterior era de paja. A fin de ese año le pidieron a Cevallos algunos de los despojos de Colonia.

La población recién fundada comenzó a levantar de inmediato una capilla, para atender las necesidades del culto. Se contaba con pastor de almas, es decir, un párroco, el  P.Villaverde. La primitiva capilla no se diferenciaba de un rancho grande,. El material empleado para las paredes, era la fajina, o varazón fina entrelazada, que luego se recubría de barro. La techumbre era de paja brava. Esta capilla  se incendió, en parte. Por lo que se comenzó la construcción de una segunda capilla, de material superior, y con techo de tejas.

En 1780 se definieron  los lugares que eran jurisdicción de los curatos de Maldonado Y San Carlos. En esa fecha la población fue aumentada con 22 familias asturianas y gallegas (Los mal llamados maragatos). Se continuaba con los servicios de misa en la primera capilla cuando Manuel Amenedo de Montenegro, juez eclesiástico de la villa de San Carlos, hizo junta de vecinos. Habiéndose tenido en cuenta el informe del maestre Castro, como los de don Jose Pérez Brito se dieron por inútiles e inservibles los cimientos ya  construidos.

 ¿Dónde están las siete monedas de oro y plata?

En 1792, el lunes 5 de noviembre Don Manuel Amenedo de Montenegro ha bendecido la piedra cuadrada y angular y la ha puesto con su  cajita de  monedas de oro  y plata, siete pesos fuertes en la esquina del Presbiterio, de la parte del evangelio que mira al S.Oeste, asistiendo don Juan Dámaso de Fonseca cura vicario de la ciudad de Maldonado, el presbítero Don Manuel Gutierrez, el teniente coronel de Dragones el alférez retirado Manuel Gacos comandante de esta Villa.

Piedra angular  y cápsula del tiempo en la iglesia de San Carlos

Se deriva de la primera piedra en la construcción de una base de una cimentación de albañilería, importante, ya que todas las otras piedras se establecerán en referencia a esta piedra, lo que determina la posición. Piedra fundamental es la que marca la ubicación de las demás, es una guía que generalmente se ponía en la esquina De ahi trazaban los ángulos, etc.

Piedra fundacional es de la que estamos hablando,  la  que hacían hueca para poner esta famosa caja y va por fuera. Ubicando esa piedra supuestamente  en un sector marcado  en la foto de abajo se podría ubicar la “piedra fundacional”, que se coloca marcando el inicio de la voluntad de construir una iglesia,  en la que hay un cofre con algunas monedas que puso Don Manuel Amenedo. ¿No hubiese sido interesante encontrarla, en vez de poner una capsula de tiempo en junio de este año?

¿Igual ubicacion en la Iglesia Matriz de Montevideo?

En la Iglesia Matriz de Montevideo en la esquina de Sarandi y Treinta y Tres, 20 mts. por ésta, como quien va al puerto, debería de estar la piedra fundacional  puesta el 20 de junio de 1790, dentro de una caja de plomo. El párroco Juan José Ortiz, bendijo y colocó la piedra fundamental, se labró un acta que dice “posteritate notun fiat anno1790″.   ¡¡La ubicación tambien corresponde al ángulo  S.Oeste!! ¿Sería asi la tradición? De la misma forma que las entradas de las iglesias miran al Este para que  la luz de la mañana ilumine el altar Mayor (Ex Oriente Lux -“del Este viene la Luz”)  Quizás como herencia de la religión judía (la orientación de la oración y las sinagogas hacia el Este –mizrah. Entonces ubicar las cápsulas del tiempo (cofres de plomo) dentro a la piedra angular de las iglesias, sería relativamente fácil. A esas piedras se les tallaba un hueco del tamaño del cofre.

Monedas posibles del Padre Amenedo, Oro, peso 27 Gr. medidas 38 mm.

Presbiterio, posible lugar orientado al S.Oeste (Izq.) / Altar (ver diferencias)

Ese año se habían comprado ladrillos por valor de 1330 pesos Al año siguiente se le compraron al hornero Hilario Tobio 337.500 a cambio de tejas de casco (Españolas) venidas de Colonia para la iglesia de San Carlos. Como no fueron utilizadas sirvió para techar los cuarteles de la Isla Gorriti.

Seis años despues de haber empezado la obra se le pedía al conde de casa Valencia un informe sobre si habia  liberado la junta superior de la real hacienda de de Buenos Aires, 3000 mil pesos para construir la Iglesia del pueblo de San Carlos y consultar al mismo tiempo quienes deberían contribuir  en lo sucesivo  para construir las iglesias en las nuevas poblaciones.

En Maldonado intentaban retrasar la construcción

La construccion del edificio tanto preocupaba a los de Maldonado que enviaban denuncias anónimas contra el padre Amenendo. Los anónimos intentaban disminuir la personalidad de Amenendo y su obra y por ende, restar importancia a San Carlos, la que por ese entonces tenía una población similar a Maldonado. No obstante ser tiempo de penurias, todo el vecindario contribuyo con sus diezmos por mas de siete años en los que se consiguió reunir 14.375 pesos. El costo de la obra total se estimo que sobrepasaba los 23.000 pesos En el año 1800 al hacerse la elección del patrono, el Padre Amenedo contribuyo con 6.000 presos para la terminación. Como los contribuyentes eran los agricultores de la zona de San Carlos, el costo llevado al año 1951 (Fecha a la que se refiere Seijo)  deberia ser el equivalente a 200.000 pesos oro, equivalente en 1951 a  tres casas buenas en Carrasco.

Por haber mediado múltiples contratiempos, recien fue consagrada 9 años después de haber puesto la piedra fundamental, el 1 de enero de 1801.  El 16 de septiembre de 1804, año Domini (Año del Señor) Tercia y Décima séptima despues de Pentecostés de la festividad de Nuestra Señora de los Dolores, el Obispo de Buenos Aires, bendijo la iglesia Matriz de la villa de San Carlos. Hasta 1824 todo el edificio permaneció sin ser revocado y en junio del mes siguiente, se  termino este trabajo cuyo costo fue de 812 pesos.

El estilo

Se eligió el estilo romano (Seijo), cuyo tipo es el del la iglesia de Santa Maria del siglo IX.  Su planta es una cruz Latina cuyos brazos forman  las dependencias del edifico. Sus muros son de ladrillo y llevan en el interior  arcos ornamentados sobre losas  e independientes entre si. La cubierta de la bóveda es medio punto. Los muros están asegurados por contrafuertes en arcos de cuarto de circulo. Por lo tanto al decidirse por el techo abovedado debieron tapiar las dos ventanas laterales indicadas en el plano, dándole luz al crucero de la nave mediante un cupolino (Claraboya. La altura hasta la cruz es de 25 mts. Y el largo interior de la nave 31 por 7,20 mts. de ancho.

Planos

Primeras compras´

Fue un cáliz de plata con su patena y cuchara dorados. Tiene 19 onzas y 7 adarmes de plata (560 Gr.). Tambien un cajoncito de plata dorada para la administracion del Sagrado Viático a los enfermos de esta Matriz. Una neveta  de plata con su cucharita de 32 onzas. Un copón de plata dorada 27 onzas. Una concha dorada de plata para bautismo 32 onzas y un incensario de plata de 44 onzas.

Neveta  (cajita para el incienso). / Cuchara/ Copon para el Incienso y caja de hostias / Vinagrera

Las imágenes

Se pidió  limosna para la de San Carlos resultando que Rudecindo Antonio Silva dono 50 pesos en Montevideo y 35 más de limosnas particulares. Con el cajón costo 79 pesos. La hechura de rostro y manos con el escultor 34 pesos. Por el lienzo y el encaje para hacerle el vestido de estofado y por el bonete y cajón que vino a esta villa 25 pesos. Por estofarlo (cocinarlo), dorarlo y pintarlo. 20 pesos. En 1836 se compro una imagen de la virgen del Carmen en 120 pesos. En 1860 se pinto nuevamente  la imagen a las que seguramente el humo de las velas y cirios durante 66 años ennegreció. En 1870 se juntaron 105 pesos para un Jesús de Nazareno que fue traído de Europa. El crucifijo de plata no es de la epoca colonial, se importo en 1826 y costo 272 pesos. En épocas pasadas como en su interior no hubiese bancos para ciertos dias de fiesta, como el de San Carlos, las familias prestaban las sillas y un peón se encargaba de devolverlas. Las damas pudientes en otras ocasiones antes de la hora de la misa hacían llevar por la mucama una pedana para tener donde poder arrodillarse y sentarse.

Cruz  de 1826 / Cr. y Altar imagen de San Carlos/ Altar hoy ¿Serán las Pilas bautismales de1794?

Primera. Imagen S.C. Borromeo/ Virgen de la epoca colonial / Ídem hoy/ Plato P. Bautismal

La pilas

En 1794 figuraban 5 pilas en el interior de la iglesia dos fueron suprimidas quedando  la bautismal y las que se hallaban a ambos lados de la puerta de entrada, consistentes en tinas empotradas hasta la mitad.  Sobre las aberturas hicieron ajustar con mortero, vasijas de las llamadas lebrillos de 50 cm. de diámetro por 12 de profundidad. Estas son esmaltadas de colores vivos , una representa el busto de una mujer y la otra está cubierta con arabescos. La que esta entrando a la derecha con un pedestal es moderna. La pila de los Lebrillos figuraba en la primera capilla y al ser construida la iglesia actual las pusieron Figuran como aportadas en 1781 una de agua bendita y la otra bautismal.

Las torres

El 20 de julio de 1828 durante una tempestad del NO a las 5 1/2 de la mañana, una fuerte descarga cayo sobre la torre del lado sur la despedazó. Dos años despues se gastaron 80 pesos en un albañil mayor de Montevideo don Jose Toribio para reconocer la torre. Trascurrido 32 años, al percibirse el deterioro de la otra. El superior gobierno envió al arquitecto Bernardo Poncini para que procediese a examinar el estado del templo. Después de un prolijo examen informo que la bóveda se hallaba muy mal, con una pequeña rajadura debido a las infiltraciones de agua y aconsejo una pronta reparación. La misma no fue llevada sino 4 años despues

Villa de  San Calos 21 de Junio de 1828 Jose Maria de los Reyes

“Se vio en medio de una tempestad de truenos una lluvia copiosa de la parte Noroeste, aparece una luz meteórica, cuya mole sinuosidando con una velocidad y brillantes espantos por el circuito de la torre del Sur, despeñó todo el ángulo del sudeste de ella, al parecer obrando el estrago con fuerza ascendente por las heridas marcadas en el material del edificio”  Ulises Condestabile se encargarádel asunto. El edifico es de buena construccion, solamente el descuido, en  que se ha tenido (La torre) son las causas del mal estado del presente y peligro para el Porvenir”. La aguas pluviales han penetrado por los cimientos, hablando el piso de la torre norte y lo hizo bajar en su interior “. Yo creo mi deber proponer establecer una hilada de ladrillos de buena calidad, de canto con tierra romana (arcilla cal y varios) alrededor de todo el edificio. Consolidar esta torre uniéndola con al otra con  cuatro llaves de hierro redondeo  a la altura del interior del piso del coro y otras dos en la pared.

La cruces

Cuando en 1794 se detallan los materiales para la construccion ya se mencionaban  las cruces de hierro para campanarios y capitel. Según parece solamente una y de madera fue colocada en este ultimo. La colocación de las de hierro  de 2.30 mts fue llevada a cabo por Agustín Scandroglio, italiano quien una vez terminado el trabajo, al ver al publico en la plaza que lo contemplaba, se encaramo sobre uno de los brazos de la cruz y sacándose la gorra, saludó satisfecho.  A las mismas le fue aplicado como adorno una franja griega que luego se le quito, también el emblema cardenalicio de su aplazamiento para colocar un reloj.  El 19 de 1804 el Sr Obispo Don Benito Lue y Riega bendijo cinco cruces en el cementerio de la iglesia.

Las campanas

De las dos unicas campanas de la torre del lado Sur que se utilizan, la de mayor tamaño proviene del establecimiento de J Wes de Montevideo. La noticia de las primeras fue en 1778, cuando los vecinos con ls limosnas reunieron  19 pesos cinco reales a fin de comprar una. Tres años después Silverio Pérez de la Rosa, siendo el depositario de 4 chicas y quebradas trataron de mandarlas a Buenos Aires para hacer dos. La fundición de estas dos costó trescientos pesos y cinco reales. La mas grande nombrada San Carlos tuvo un peso de 15 arrobas y nueve libras 176 kg. La otra dedicada a las Animas (se toca cuando alguien fallece) pesa 4 arrobas 17 libras. En 1789 el padre cura Manuel Amenedo compro una chica  en Montevideo que le costo 32 pesos, la cual tiene por nombre y retrato San Francisco de Paul.  En 1793 se pido limosna para comprar una grande de doce arrobas pero optaron por una comprada en Montevideo de 5 arrobas y 17 libras con los retratos de Santiago el Mayor, Santa Bárbara, San Miguel y san jose de 45 cm. de diámetro por 50 de alto Al pie de la misma dice ¡1701!

El 21 de  septiembre de 1804 se consagro una grade con un peso de 4 arrobas y ocho libras con el nombre y retrato de San Carlos En 1821 se compro otra de 3 arrobas y ocho libras con un badajo de 3 libras para ponerla en la torre ya que la anterior se mando a Nuestra señora de los Remedios en la villa de   Rocha donde solo tenia dos “Rompidas” En 1832 se bajo una de la torre, se le puso el argollón interior donde esta el badajo y se volvió a colocar En una foto de 1878 se destacan en la torre sur , la pequeña con cuatro Figuras de santos y la grande de West. Se supone que tantas campanas fueron repartidas  entre Rocha, Pan de Azúcar, San Antonio, Minas  y la capilla de Santa Teresa.

Campana C. relieve de 1701 / Relieve Santiago el Mayor, Santa Bárbara, San Miguel y San Jose

Cruz de hierro 2.30 mts.

En los pisos de los campanarios, en cada uno de los cuatro ángulos habia  jarras de losa blanca comun, con floreados en azul. Entre una y otra una fila de platos de porcelana inglesa amurados con tierra romana (Cal, arcilla y otros) Para 1940 ya faltaban un montón. Cuentan que fueron colocados alli despues de usarse  en un banquete el dia de la consagración en 1801  (¿1º de Enero de 1801?)    De los 144 que debían existir solo quedaban 101 alrededor de 1950 Las cúpulas de las torres contienen varios tramos de azulejos El pavimento interior esta compuesto de baldosas traídas de la Matriz de Montevideo donados por Monseñor Soler.

Platos de porcelana inglesa / Una jarra de la torre / Hoy

Las puertas

La principal es de cedro con seis hojas móviles y tiene 3 metros 65 cm. de alto por 2,05 de ancho. Había una del lado sur de la nave de dos hojas pero por hallarse deteriorada la suprimieron y tapiaron la abertura. Su pared actualmente (1950) la ocupa el altar del bautisterio, es la única que contiene una ventana en la parte superior.

Puerta principal / Bautisterio interior/ Bocallave P. principal 11 x 21 cm./ Gozne P. principal

Falleba de la ventana del coro / Herraje idem / Herraje Sacristía / Cerradura  idem

El cementerio colonial

Fray Niguel Baxne le dio principio al libro de las defunciones de la parroquia, el 28 de enero de 1771 y el 18 del mismo el vicario Joaquín de Zamborain se hizo cargo de él.  Revisando la lista de párvulos es notable la cantidad que figuran sobre todo de color. Nada de extrañar si años mas adelante habia 555 menores de 15 años en San Carlos similar a Maldonado. Pero cuando vemos los morenos esclavos habia 174. Según una real cedula  de S.M. se enterraban en el interior de las iglesias a los Sacerdotes, Patrones, Especiales Bienhechores y los que fallezcan en concepto de distinguida virtud y santidad. Podria ser la causa de la viruela malignas alla por 1766. Tambien comprende muchos indígenas. Cristóbal, indio natural de las Misiones Guaranies de 70 años, Lios Caparro indio pobre murió el 20 de enero de 1783 natural de Itaty, Pedro Cayre natural de los Pueblos de Misiones Guaranies, Maria Turuba india, Andrés indio natural de Misiones, Francisco Torres indio natural del pueblo de Jamaica en Tucumán, Antonio Turuba Rio Grande,  Antonio Pracui , indio pobre de Misiones. En 1794 Francisco Solano Ubari indio de 15 años. En 1797 Santiago  indio viejo. En 1816 Ignacio Tuba 1821. El 18 de octubre de 1839 a 5 indios que murieron el dia anterior en el encuentro que tuvo Fortunato Silva con el Coronel Leonardo Olivera. La choza vieja como la titulaba Amenedo de Montenegro, consistía en un local bastante espacioso de 29 varas (24 mts.) de largo en el plano de abajo se pueden ubicar las fosas correspondiente. Nos imaginemos la situación, escuchando misa y abajo todos los cadáveres. Dicen que solo el hecho de enterrarlos sin tapa y con cal aliviaba las emanaciones.

Casos curiosos

Manuel Dutra murió por una centella que lo abrazo conjuntamente con un hijo suyo de tres meses que tenia en brazos y también a otros cuatro mozos. Gonzalo Fernandez de 20 años Pascual Siampato de 17, Antonio Fuentes de 18 y Bernabé Romero de 22 Filomena Olivera de 5 meses murió ahogada por un coquito de Butia. Manuel Olivera arrastrado por un caballo. Jose Mendez Borba de una rodada a caballo. Agueda de la Luz murió fuera del pueblo, el carro le paso por la cabeza.

Ataque de los ingleses en San Carlos el 7 de noviembre de 1806, un dragón llamado Antonio Bessot de Catalunia, murió siendo comandante en la loma de esta villa. Fue baleado en su cuerpo y pecho. Manuel Reyes ese mismo dia Tomas Pérez el 8 de noviembre de 1806, marido de Maria Huertas, murió de un balazo que le dieron los ingleses. Cabe recordar que San Carlos no solamente obliga a replegarse a los ingleses sino que tambien le pone sitio a Maldonado ocupado por los extranjeros. La prueba es que Abreu despues de haberse hallado herido de muerte, pudo ser transportado al pueblo el dia 7 y  fallecio el 10. Por ese entonces hacia tiempo que se utilizaba el cementerio ubicado detrás de la iglesia actual. En 1803 se mandaron a hacer cinco cruces de madera  de cedro para el cementerio detrás de la iglesia La lapidas actuales son recientes Seijo no las menciono en 1950.