ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Destacado

La Luz Mala y otros fuegos horripilantes

Los viajeros de todos los tiempos fueron iluminados por estas luces fantasmales.

No te gastes en tratar de asustar a los niños de hoy con estas cosas, lo que sí les produce terror es que se caiga el sistema y no puedan entrar en el jueguito de Facebook. 

Hay algo singular con las explicaciones científicas, todas orientadas a despejar de manera condescendiente y reprobadora, a las teorías feéricas. Las explicaciones suelen ser muchas; algunas complementarias y otras contradictorias entre sí, como si hubiera un fervor algo patético en que todo sea racional y sujeto a la poderosísima mente humana.  La descripción de Alberto Moroy pone esto en evidencia, aunque todas podrían responder a diferentes manifestaciones.       

Luz mala, fuego fatuo, farol de mandinga, farol del diablo, farol de los andes y muchísimos nombres mas a un solo fin: darle un nombre a un fenómeno al que le atribuyen poderes sobrenaturales en general asociados con la maldad. Comenzaremos por las leyendas regionales para luego tratar de encontrarle un explicación mas o menos coherente. No obstante las leyendas de lugares distantes tiene similares significados, por lo que resulta probable  que haya venido con los primeros pobladores europeos. Hay referencias en Brasil de año 1560. Bastante mas acá, en la década del 50, toda vez que salíamos de campamento algún mayor se encargaba de reavivar los relatos de las apariciones, contando cuentos, justo a la hora de dormir, años mas tarde yo tambien conté los mismos cuentos y en idénticas condiciones.

El Fuego fatuo

Popularmente se comenta que el Fuego Fatuo es un ser malvado que reside en zonas pantanosas y las marismas, aunque en ocasiones, en los cementerios más antiguos también hace acto de presencia. Otras leyendas populares hablan de los espíritus de los bebés que nacen muertos y se encuentran en un plano existencial entre el cielo y el infierno, almas en pena, o bien duendes o diablos menores que atraen a sus víctimas a los pantanos.

Una leyenda popular rusa describe los fuegos fatuos como el espíritu de niños que han nacido muertos revoloteando entre el cielo y el infierno, en varios países americanos se habla de las “almas en pena” y el folclore inglés los personifica como diablos o duendes que atraen a sus víctimas hacia el peligro de los pantanos. Se muestra como una bola de luz en tonalidades azuladas, rojizas, amarillentas o verdosas flotando en el aire y con un ligero brillo que las hace aparentar fuentes de iluminación. Este “ser” puede permanecer estático en un sitio durante largo tiempo o bien desplazarse a gran velocidad. Puede, en ocasiones, alcanzar cerca de un metro de estatura. Su técnica consiste en atraer a su víctima hacia los pantanos donde pueden acabar muriendo. Entre la población rural europea, especialmente en la cultura popular gaélica y eslava, se cree que los fuegos fatuos son espíritus malignos de muertos u otros seres sobrenaturales que intentan desviar a los viajeros de su camino, alejándose cada vez que alguien trata de acercarse.

La luz mala

Es uno de los mitos más famosos del folclore regional,  consiste en la aparición nocturna de una luz brillante que flota a poca altura del suelo. Esta puede permanecer inmóvil, desplazarse, o en algunos relatos, perseguir a gran velocidad al aterrorizado observador. Muchas veces aparece a una distancia cercana al horizonte. Suelen ser muy temidas, ya que se identifican comúnmente a la luz mala como un ‘alma en pena’, el espíritu de un difunto que no recibió sepultura cristiana. Ante un encuentro, se recomendaba  decir una oración y luego morder la vaina del cuchillo; como último recurso, se las debía enfrentar con un arma blanca, ya que las armas de fuego resultaban inefectivas. AILEN MULELO significa “Brasa ardiente que anda o camina”; pues AILLIÑ es brasa y AMULEN es andar, deambular, caminar. También se lo conoce con el nombre de BOY TATA. Una frase en la vuelta de Martin Fierro, en el cap. XXVII dice “es lo mesmo que la luz mala para perderse de vista”

 Farol de Mandinga / farol del diablo  

En las zonas rurales americanas, esta palabra se vincula a todo lo que se refiere a brujerías o influencias sobrenaturales no explicadas por la religión. Así, en el norte de Argentina, los fuegos fatuos o luces mala, que brillan en la oscuridad debido a la combustión del fósforo al entrar en contacto con el oxígeno, se llaman farol de Mandinga o farol del diablo. Mandinga deriva de Manding, nombre geográfico, y también gentilicio, de un pueblo que habita en el África occidental. Es el el idioma hablada por millones de Mandinga en Malí, Senegal, Gambia, Guinea, Costa de Marfil, Burkina Faso, Sierra Leona, Liberia, pero en español, principalmente en las zonas rurales de América, adonde el nombre llegó traído por esclavos africanos, es el nombre del diablo. En el portugués del Brasil, y también en varias regiones  se lo llama Boitata, fue mencionada por primera vez en 1560, un texto del Padre Jesuitas José de Anchieta.

Padre Jose Luis Achieta

La  posible explicacion

Un fuego fatuo (en latín ignis fatuus) es un fenómeno consistente en la inflamación de ciertas materias (fósforo, principalmente) que se elevan de las sustancias animales o vegetales en putrefacción, y forman pequeñas llamas que se ven andar por el aire a poca distancia de la superficie Una posible explicación para el fenómeno es que la oxidación de la fosfina y los gases de metano producidos por la descomposición de materias orgánicas puede producir la aparición de luces brillando en el aire. La fosfamina o fosfina (PH3) es un gas incoloro, inflamable, que explota a temperatura ambiente y que huele a ajo o a pescado podrido. Es levemente soluble en agua, al aire arde con llama de color blanco y muy brillante, desprendiendo vapores de ácido fosfórico.También se sugiere que muchos casos pueden explicarse como avistamientos de rayos globulares. Otros creen que es bioluminiscencia de, por ejemplo, Armillaria mellea (hongo), que brilla intensamente con el fin de atraer insectos que ayuden a la dispersión de sus esporas. La luminiscencia se observa en miembros del género Armillaria, aunque existen informes de que se presenta en otras especies, habiéndose identificado unas 40 distintas que presentan estas características.

Biogas
El biogás se genera a partir de la digestión anaerobia, que es un proceso biológico en el cual la materia orgánica es degradada por un consorcio de bacterias que no requieren oxígeno para su metabolismo (por eso es “anaerobia”). La “digestión” anaerobia ocurre de forma espontánea en la naturaleza. El gas de los pantanos, el gas natural de yacimientos subterráneos o incluso el gas metabólico producido en el estómago de los rumiantes es precisamente biogás.

Mas sobre Fosfina
http://encyclopedia.airliquide.com/encyclopedia.asp?GasID=51&LanguageID=9&CountryID=19
Sobre Armillaria mellea
http://www.asturnatura.com/especie/armillaria-mellea.html

 El fuego de San  Elmo en la historia                                 Armillaria mellea

Julio César escribió en sus Comentarios de la guerra de las Galias: “En el mes de febrero, alrededor de la segunda hora de la noche, apareció repentinamente una nube seguida de una tormenta de granizo, y en la misma noche las puntas de las lanzas de los soldados que pertenecían a la Quinta Legión, parecían estar en llamas”. Séneca  decía que eran estrellas que se posaban en los palos de los buques. Cristobal Colón, en su segundo viaje reportó uno de estos avistamientos: “(Una) flama fantasma que danzaba entre nuestros marinos y que luego se quedó quieta como una vela quemándose brillantemente sobre el mástil… Cuando aparecía no había peligro”. William, Shakespeare La Tempestad. “He abordado la nave del rey -dice Ariel en La Tempestad-, y ora sobre proa, ora en los costados, ora en cubierta, ora en las cámaras, por doquier he encendido el asombro. Tan pronto me dividía, y ardía entonces por aquí y por allá, y llameaba separadamente en el palo mayor, en el bauprés y en las vergas, como me reunía de nuevo juntando todas mis llama. En nota de Francis Bacon sobre los trabajos de Plinto, afirmaba: Si es uno sólo, pronostica una tormenta severa, que puede ser todavía más intensa si la bola de fuego no esta adherida al mástil, sino que rueda y danza sobre él. Si hay dos de ellas, en el momento en que la tormenta se ha incrementado, se puede tomar como un buen signo. Pero si hay tres, seguramente la tormenta será terrorífica.

En estos relatos podemos observar dos tipos de fenómenos  meteorológicos distintos  una el llamado  fuego de San Telmo ( Elmo) y otro  al que se refiere Francis Bacon  la tormenta severa, que puede ser todavía más intensa si la bola de fuego no esta adherida al mástil, sino que rueda y danza sobre él, se trata de rayos globulares.

Moby Dick. es una novela del escritor estadounidense Herman Melvilla publicada en 1851.Starbuck es un personaje de la novela. Fuerte y constante, Starbuck sirve como primer oficial a bordo del buque ballenero “Pequod” bajo el mando del capitán Ahab loco. Starbuck trata de detener la caza obsesiva de Ahab de Moby Dick, pero leal en el último, muere en el mar con Ahab y su tripulación después de una batalla final con la ballena.  En ese momento oyeron a su lado una voz que hablaba al tiempo que retumbaba el trueno.-¿Quién va? -preguntó Starbuck. -¡El Viejo Trueno! -replicó Acab, avanzando a tientas para encontrar el agujero en que meter el pie. -¡Mire arriba! -dijo Starbuck de pronto. ¡El fuego de San Telmo en lo alto del palo mayor! -¡Fuego de San Telmo, ten piedad de nosotros! -gritó Stubb. La tripulación estaba petrificada y se apretujaba en montón en el castillo de proa, con los ojos fijos en aquella pálida fosforescencia. Destacándose en la luz espectral, el gigantesco Daggoo parecía tres veces más alto y semejante a la misma nube negra en que se fraguaba el rayo. La boca abierta de Tashtego enseñaba sus blancos dientes de tiburón, en tanto que los tatuajes de la piel de Queequeg parecían arder como llamas infernales. Toda la escena duró poco tiempo y se borró al desaparecer la luz de arriba. El Pequod y todos sus tripulantes quedaron envueltos en una especie de patio mortuorio. Si hay ballenas blancas no lo se, pero despues que lea este articulo ustad dira si exite o no el Fuego de San Telmo.

 Herman Melville                                                         Starbuck Moby Dick

Este fenómeno toma su nombre de Erasmo de Formia  (San Elmo, muerto hacia el 303 d.c)  patrón de los marineros, quienes habían observado el fenómeno desde la antigüedad y creían que su aparición era de mal agüero La enciclopedia dice: El fuego de san Telmo es un meteoro ígneo consistente en una descarga de efecto corona electro luminiscente provocado por la ionización del aire dentro del fuerte campo eléctrico que originan las tormentas eléctricas. Aunque se le llama «fuego», es en realidad un plasma de baja densidad y relativamente baja temperatura provocado por una enorme diferencia de potencial eléctrico atmosférica que sobrepasa el valor de ruptura dieléctrica del aire, en torno a 3 MV/m.

 Fuego de SanTelmo en un avion

¿Por qué el aire ionizado se hace conductor?

Cuando la carga eléctrica en el extremo de un objeto metálico y puntiagudo es muy grande, esta es capaz de “deformar” el átomo o molécula de gas del aire, creando a partir de un átomo neutro un ión positivo y un electrón. Como estas dos partículas creadas tienen cargas contrarias, el campo eléctrico del objeto metálico crea una fuerza eléctrica igual y contraria que impide su recombinación. Como el electrón arrancado del aire es mucho más liviano que el ión también generado, este escapa con una aceleración mucho más alta y produce nuevas colisiones con otros átomos neutros, lo que tiende a crear nuevos pares de electrones e iones, en un proceso conocido como “avalancha”. Los iones creados son los que actúan como conductores de la electricidad.

Pese a estar asociado con el patrón de los marineros, el fenómeno no es exclusivo del mar y los barcos y aparece también en estructuras altas y puntiagudas como chimeneas, pararrayos o agujas de iglesias. Cuando sucedía en los mástiles de barcos podía afectar a la brújula. También se puede dar en aviones, en los que puede afectar las comunicaciones por radio. Y en dirigibles, en estos últimos era muy peligroso ya que muchos de ellos se cargaban con hidrógeno, hay incluso un teoría según la cual el desastre del Zeppelín Hindenburg fue provocado por una fuga de hidrógeno que entró en contacto con un fuego de San Telmo.

Tal vez usted haya sido testigo de alguno de estos fenomenos, si es asi escribanos, su testimonio es importante.

Video avion airbus fuego de San telmo

Imagen de previsualización de YouTube
http://www.youtube.com/watch?v=QrK7ECi8Ohw