ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » America del Sur

Perú es inagotable

Cultura tras cultura a lo largo de miles de años, una historia prolijamente omitida.

Y también muy complicada; lo que queda claro es que el peor de los errores es creer que con Cusco y Macchu Picchu se agotan las posibilidades del turismo cultural en ese país. El Reino Chimú ejemplifica lo poco que sabemos de una zona del mundo comparable con medio oriente en lo que respecta a abundancia de restos arqueológicos.

Para empezar, el Reino Chimú ni siquiera es original, es uno de los retazos en que se despedazó el gigantesco imperio Huari cuando estalló. Y si por Uruguay es tan poco mencionado, eso ocurre porque cuando les dio por expandirse debieron enfrentarse a los incaicos de Cusco y perdieron la guerra, fueron sometidos y obligados a perder progresivamente sus rasgos diferenciales. Al parecer fue el oro, que los chimús tenían en abundancia, una de las principales causas de esa guerra.

Imagen de previsualización de YouTube

Vista general http://www.youtube.com/watch?v=mOVNMQshDQI

Con solo observar las construcciones de adobe de la ciudad de Chan Chan, su capital, comprenderás que estás ante una cultura absolutamente diferente. La estética y la funcionalidad no tienen nada que ver con lo que podrás encontrar en el Cusco, aunque hay mutuas influencias. Lo asombroso es que en Perú no son ni remotamente las únicas dos culturas; ni siquiera son las ancestrales. Es como si un engendrador loco hubiera esparcido semillas de civilizaciones para que germinaran como pudieran… o quizás la explicación, es que hay seres humanos en esta zona del mundo mucho antes de lo que la historiografía admite.

Para empezar, esta gente del Reino Chimú tenía su propio idioma, el quingnam, cuyo exterminio debemos a otra gentileza de los conquistadores europeos. No los culpemos demasiado, pues los chimúes ya habían comenzado a hablar el mochica de quienes primero los habían sometido. También el mochica está en extinción, así son las cosas.

Y bien, ¿cómo era posible conservar estas construcciones de adobe en una zona particularmente castigada por las corrientes de El Niño y de La Niña? En el video que podrás ver a continuación, se aprecia el particular cuidado que exige la humedad, el mayor enemigo del adobe. Sin embargo, estamos ante construcciones que posiblemente tengan más de 600 años y lograron mantenerse en pie. No encontramos información al respecto, quizás la humanidad perdió para siempre algún secreto de los chimúes que hoy hubiera revolucionado la arquitectura.

Cómo preservan  http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=LVno8osPgFY

 

Chan Chan era la capital del Reino Chimú entre los años 1200 y 1470; se la considera la ciudad de barro más grande de América. Está ubicada al norte de Lima,  en el valle de Moche, frente al mar, a mitad de camino entre el balneario de Huanchaco y la ciudad de Trujillo, capital del departamento de La Libertad en la costa norte del Perú.

La Wikipedia explica que el sitio arqueológico cubre un área aproximada de veinte kilómetros cuadrados. La zona central está formada por un conjunto de diez recintos amurallados (llamados “ciudadelas”) y otras pirámides. Este conjunto central, cubre un área de seis kilómetros cuadrados, aproximadamente. El resto, está formado por una multitud de pequeñas estructuras mal conservadas, veredas, canales, murallas y cementerios.

A diferencia de otras culturas de la región, amparadas en las cumbres andinas, los chimúes prefirieron el valle del río Moche, a apenas 34 metros sobre el nivel del mar.

  • Chan Chan. Fue la capital, centro del poder político, económico, religioso y cultural está considerada como una de las urbes de adobe más grandes del mundo.
  • Pacatnamú. De origen moche que se levanta en el valle de Jequetepeque, en Pacasmayo, en el departamento de La Libertad
  • Apurlec. Edificada entre los valles de Motupe y La Leche en el departamento de Lambayeque.
  • Paramonga En el valle del río Fortaleza, cerca de Pativilca en el departamento de Lima.

En los últimos años, el gobierno de Perú está haciendo extraordinarios esfuerzos por reconstruir y preservar su impresionante historia y su identidad. Uno de los ejemplos es el trabajo que está realizando en el Reino Chimú, de los cuales da cuenta su web oficial http://chanchan.gob.pe .

También recomendamos una pequeña maravilla de esta era informática, que es “Wiki Sumaq Perú”, una wiki creada y mantenida por un equipo profesional y por voluntarios, a los efectos de promover el turismo hacia el país andino. La iniciativa pertenece a Sumaq Perú Travel SAC y bien merece que la tengas en cuenta para informarte y también para viajar, a éste o a cualquier otro lugar de Perú: http://wiki.sumaqperu.com/es/Chan_Chan . De esta fuente,  de la web oficial del gobierno y del área de libre uso en wikicommons, proceden las ilustraciones que publicamos.

 

Chan Chan fue saqueada y destruida aproximadamente en el 1470, cuando fue conquistada por los ejércitos incaicos. Como dijimos, pudo ser el oro (real o imaginario) el verdadero desencadenante  de la destrucción. El mismo aliciente empujó al vandalismo de los conquistadores primero, los colonos después y hasta no hace mucho, de cualquiera con vocación de perseguir quimeras. ¡Suponían que los chimús escondían su oro dentro de las murallas de adobe! Y hay quienes sostienen que era cierto lo del escondite, asegurando que algunas fortunas peruanas se nutrieron originalmente de esa fuente de riquezas.

Uno de los detalles que más admiran los actuales visitantes es la gran belleza, variedad y cantidad de muros decorados con altorrelieves. Estos fueron hechos con moldes aclara WikiSumaq y decoraron las paredes de patios, audiencias y corredores, al interior de las ciudadelas. Los motivos decorativos más comunes fueron las combinaciones geométricas, pero también son comunes las representaciones de peces y aves. Adicionalmente, hay esculturas de madera que continúan descubriéndose a medida que avanzan las investigaciones.

Los investigadores destacan la existencia de un sistema de canales de evacuación de aguas y también muy particularmente, señalan la colaboración de los vecinos de la ciudadela, quienes cada vez que llueve corren al sitio arqueológico para colaborar con los funcionarios que puso el gobierno. Naturalmente, hay excursiones que pueden tomarse desde Lima, disponibles en todos los hoteles.

Guillermo Pérez Rossel