ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Europa

Crucero por el Rin


Llevaría cientos o miles de años tomar un río con bellas montañas y sembrarlo con castillos y leyendas.

El Rin tiene una muy respetable longitud de 1.320 km pero su tramo navegable de 883 km discurre entre Basilea (Suiza) y el mar del Norte, hacia el cual se abre en delta. El Rin es una postal en movimiento, un libro de historia que continúa fluyendo y una arteria que recoge la riqueza de un valle potentemente industrializado y lo esparce por el mundo… sin afectar ni contaminar.

¿Qué tal ocho días embarcado recorriendo el romántico río y su afluente el Mosela, no con las incomodidades de Tom Swayer en el Mississippi, sino en el MS Swiss Crystal cuyas fotos te darán una idea del placer abordo? Podés escoger remontar el río desde Colonia en Alemania hasta Estrasburgo en Francia, o poder hacer el trayecto a la inversa.  Tené en cuenta que es la versión fluvial de un all inclusive, lo cual abarca desde espectáculos a cenas de gala. Eso sí, todo lo que gastes en cada escala es cosa tuya. Por cierto compañías de cruceros por el Rin hay varias y suponemos que todas buenas, ya te informarán en tu agencia.

Ahora una respuesta a la pregunta que varios se estarán haciendo: ¿Rin o Rhin?. Para la respuesta nos remitimos al Diccionario de Dudas de la Real Academia, para la cual Rin es la correcta versión española. Y todavía aclara: no deben usarse en español ni la grafía francesa Rhin ni la alemana Rhein.

Tené cuidado pues  por aquí podés dejar el corazón, no porque el crucero pueda chocar con el risco Lorelei de 120 metros de altura, sino porque las sirenas existen de verdad en las orillas del Rin,  tienen cabellera rubia y son tan distraídas que a menudo se olvidan de vestirse, parcial o totalmente.  Que la veas o la encuentres, dependerá de la calidad y cantidad del vino que tomes. Pues el crucero te llevará por los valles donde se producen algunos de los mejores vinos del mundo. Dejá espacio para la cerveza, que aquí también es famosa y pedí por favor que ninguna bebida sea importada.

Y si te gusta la música o las leyendas medievales, podés agarrar para el lado de los nibelungos y del oro que yace en el fondo del Rin y diera identidad a una de nuestras más queridas confiterías. Richard Wagner tomó prestados los temas literarios y les puso música que por su grandiosidad impone respeto, por más que a algún lunático como Hitler y su comparsa la consideraran inspiradora.

Menos complicado es, cuando anochece sobre el río, tratar de imaginar a los legionarios romanos que usaron estos ríos para extender su imperio y cerrarle el camino a los pueblos bárbaros que terminaron asumiendo su romántica cultura. Donde ellos pusieron fortificaciones y caminos, allí siguen estando carreteras, palacios y pueblitos. La Edad Media sembró el paisaje con catedrales y con castillos encumbrados sobre el río.

Recorrerás ciudades como Colonia, Bonn, Linz, Cochem, Coblenza, Rudesheim, Worms y Spira en Alemania, pero también a la francesa Estrasburgo. En todas ellas harás paradas y como no son enormes, podrás caminar por sus centros históricos y visitar sus principales atractivos.

Es en el Rin Medio donde está la Roca Loreley donde sucumbieron muchos barcos y marineros pues allí las aguas corren con mayor rapidez y el Peñón puede ser un obstáculo insalvable si el capitán está pasado de vino y cree ver sirenas que lo llaman desde la costa. Al menos esa era la explicación que daban a sus armadores indignados en la edad  media. La cuestión es que este tramo entre Rudesheim hasta Coblenza fue calificado como Patrimonio Mundial por la Unesco y con sólidas razones, pues mientras tu crucero lo recorre podrás ver un castillo cada dos kilómetros como promedio.

¿Por qué tantos castillos? Pues por las mismas razones en que siempre se encontraba uno en los principales cruces de camino: para cobrar peaje y para proteger a los aldeanos del ataque de otros castellanos, pues en esa época no se necesitaba un partido de fútbol para ser violento.

La mejor manera de entender cómo funciona uno de estos cruceros, es reproducir un itinerario con la advertencia de que estos recorridos pueden cambiar según la temporada o debido a cualquier otra circunstancia, como el tráfico en el río. Abajo encontrarás links útiles.

DIA 1 COLONIA
Embarque en el céntrico puerto fluvial. Copa de bienvenida y presentación de la tripulación . Tiempo libre y/o animación. Cena a bordo. Alojamiento a bordo
DIA 2 COLONIA/BONN
Pensión completa a bordo. Visita a pie de Colonia, 4º ciudad más populosa de Alemania y en la que destaca, entre otras cosas, su imponente Catedral gótica, en la que se guardan numerosas obras de arte y una arqueta con los restos de “Los Reyes Magos”. Regreso al barco. Por la tarde, llegaremos a Bonn. Visita a pie de la ciudad de Beethoven y antigua capital federal de Alemania. Tiempo libre y/o animación. Alojamiento a bordo
DIA 3 BONN/LINZ
Pensión completa a bordo. Mañana libre en Bonn. Posibilidad de visitar, opcionalmente, la villa de los museos y el Parlamento. Navegación. Llegada por la tarde a Linz. Visita a pie de esta típica ciudad medieval alemana, a la que se accede por la puerta de los restos de su muralla. Tiempo libre y/o animación. Alojamiento a bordo(navegación nocturna)
DIA 4 LINZ/COCHEM(MOSELA)
Pensión completa a bordo. A media mañana llegamos a Cochem “burgo” medieval que a pie del majestuoso Castillo Imperial (Reichburg) preserva como ninguno su importante pasado germánico. Visita a pie y tiempo libre. Regreso al barco. Tiempo libre y / o animación. Alojamiento a bordo.
DIA 5 COBLENZA (KOBLENZ)/BOPPARD/RÜDESHEIM
Pensión completa a bordo. Llegada a 1º hora a Coblenza. Visita a pie de la ciudad fundada por los romanos, situada en la confluencia de los ríos Mosela y Rhin. En su iglesia de S. Castor se negoció por parte de los descendientes de Carlomagno el reparto del Imperio. Fue posesión del Príncipe elector de Tréveris y un importante centro económico del Rhin en la Edad Media. Existen numerosas iglesias, destacando la de Nuestra Señora, en la que se mezcla el románico, gótico y barroco. En un patio del Ayuntamiento, que es el antiguo colegio de los jesuitas, se encuentra el símbolo de la ciudad: el Schängelbrunnen. Al otro lado del Rhin y frente a la desembocadura de Mosela se eleva la imponente fortaleza de Ehrenbreitstein. Regreso al barco. Seguimos a la villa turística de Boppard. Visita a pie de la también ciudad de origen romano, en su centro se alzan varias iglesias desde la época carolingia hasta el gótico tardío, así como su fortaleza junto al Rhin. El antiguo Castillo romano( que ardió en 1499 y fue sustituido por el actual, de estilo barroco) hoy alberga el Museo Municipal. Continuamos hasta Rüdesheim, disfrutando del impresionante paisaje que nos ofrece el valle de Loreley, con sus castillos en ambas riberas del Rhin. Tiempo libre y/o animación. Alojamiento a bordo.

 

Imagen de previsualización de YouTube
DIA 6 RÜDESHEIM/MAGUNCIA(MAINZ)
Pensión completa a bordo. Visita a pie de Rüdesheim, que debe su fama en todo el mundo al cultivo de la vid. Cuenta con un Museo de Instrumentos Musicales y la famosa Drosselgasse, donde se dan cita turistas y lugareños para degustar el buen vino de la región. Sobre la ciudad y a la vera de Niederwald se encuentra el famoso monumento de Germania, que conmemora la unificación alemana bajo el emperador Guillermo I. Regreso al barco. Navegación. Llegada después del mediodía a Maguncia, Capital del Estado de Renania- Palatinado, sede obispal y patria de Gutenberg. En su catedral, una de las tres románicas de Alemania, se coronaron en los siglos XI y XII 7 emperadores, y su arzobispo fuen Canciller del sacro Imperio. Además hay que destaca el Palacio Obispal y la Iglesia de San Esteban. Realizaremos una visita a pie. Tiempor libre y/o animación. Alojamiento a bordo.
DIA 7 MAGUNCIA(MAINA)/ WORMS/ HEIDELBERG/ SPIRA(SPEYER)
Llegada a Worms y visita a pie de esta ciudad de gran legado histórico medieval, donde destaca la Catedral. Tiempo libre. Posibilidad de realiza la excursión opcional en autobús a Heidelberg, sobre el río Neckar (afluente), ciudad caracterizada por su ambiente universitario, su Castillo semiderruido, su romántico puente de piedra y ambiente animado de sus calles peatonales (almuerzo picnic incluido). El autobús regresa directamente a Spira donde espera el barco. Si no realizó las excursiones, navegación hasta Spira. Llegada a esta joya del medievo con su histórica Catedral (s. XI) nominada por la Unesco, Patrimonio de la Humanidad. Cena de despedida y fiesta a bordo. Alojamiento a bordo (Navegación nocturna).
DIA 8 ESTRASBURGO
Desayuno a bordo. Llegaremos por la mañana al puerto fluvial. Desembarque y posibilida de realizar, opcionalmente, la visita de la ciudad de Estrasburgo (Capital de Alsacia- Francia) antes del traslado al aeropuerto.

Links útiles
http://www.guiarte.com/rheintal/informacion-general.html
http://es.wikipedia.org/wiki/Rin
http://www.losviajeros.com/foros.php?t=131945