ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » America del Sur

Entrañable Brasil Nikkei

Son brasileños y son japoneses por una  cuestión más que nada fisonómica; la solución es denominarlos Nikkei.

Y no lo tomes como algo sencillamente anecdótico, pues los nikkei de Brasil son ni más ni menos que un millón y medio, de los cuales solo queda un 12% nacido en Japón, el resto está dividido entre Nissei (hijos de japoneses), Sansei (nietos) y Yonsei (bisnietos). En ese generoso, inmenso y multirracial Brasil, hace rato que comenzó la mixtura y el lento avance hacia un biotipo que, no lo dudes, seguirá dando imponentes jugadores de fútbol, empresarios capaces de meterle miedo a Wall Street y actores/actrices de telenovelas con ese jeito tan particular que destaca al producto de la Red Globo.

Todo comenzó al despertar el siglo XX, cuando Japón vivía una inquietante crisis demográfica y Brasil necesitaba hacer crecer el negocio cafetalero. Los gobiernos hicieron acuerdos y no preguntes mucho sobre cómo convencieron a los japoneses a que cambiaran de hogar. La historia de la migración es muy cruel en sus inicios, aunque resulte noble y espectacular a largo plazo.

Brasil no es el único país de destino de la migración japonesa, pero es el que tiene la colonia más numerosa. Perú es otro de los países que se destaca entre los receptores y allí también se denomina nikkei a los platos típicos de la extraordinaria gastronomía fusionada. En Perú hay 90.000 nikkei; no son tantos, pero hacen mucho ruido, como lo hizo Alberto Fujimori, que llegó a Presidente, pero no enorgulleció a sus vecinos de barrio.

Más se lucieron Michio Kaku, un físico teórico estadounidense y Aldo Miyashiro, un dramaturgo peruano. O la bien conocida María Kodama que tendrá su gran mérito si la escogió como compañera Jorge Luis Borges; pero no es el caso agobiar con una enorme lista de la que faltaría un querido compañero de escuela japonés, hijo de aquellos famosos cultivadores de flores  de Melilla. O la adorable Naoko Mori, que alegra la vida de un querido amigo uruguayo y salva los negocios que deban hacerse con servicios de traducción. Y tampoco debería faltar alguna referencia a dos nikkei uruguayas famosas en el cine mexicano, pues Bárbara Mori y Nenya Mori nacieron y cursaron estudios acá, pero terminaron radicándose allá. Según la Embajada de Japón en Uruguay, nuestros Nikkei suman apenas 178 familias que no se concentraron en ningún barrio, pues felizmente, en nuestro país siempre fueron bien recibidos.

En fin, el tema es vasto y el objetivo final debería ser el Barrio da Liberdade de San Pablo, una maravilla que debés conocer sea como sea. Sin embargo, la pasión por la profundidad en todas las cosas, nos lleva al tiempo en que estos japoneses y sus vecinos chinos también inmigrantes, se las tuvieron que ver con los prejuicios y con los abusos. Pues los hacendados cafetaleros los hacían firmar contratos en un idioma que no conocían y luego exigían cumplimiento. Muchos querían regresar desesperadamente, pero pocos lo consiguieron.

Tanto es así que el gobierno brasileño decidió terminar con el problema prohibiendo la inmigración nipona, lo mismo que hicieron los gobiernos de Estados Unidos, Australia y Canadá, fundamentalmente durante las dos guerras mundiales. Pero Brasil necesita gente y cuando la gente puede sambar, los prejuicios se pueden olvidar, de manera que volvieron a admitir a los inmigrantes… y no solo de Japón.

Las guerras producen rencores y Getulio Vargas fue uno de los rencorosos: prohibió hablar y escribir en japonés y declaró ilegal cualquier cosa que simbolizase la riquísima cultura japonesa. Sorprendente en una figura como la de Getulio, pero así es como fue según lo consigna la Wikipedia. No se puede juzgar a la distancia;  Brasil se había sumado a los Aliados, estaba en guerra con Japón y ¡se temía una invasión japonesa comenzando por el litoral paulista! No podrás creer que el precioso Barrio da Liberdade debió ser abandonado por muchos Nikkei obligados a mudarse más lejos de la costa.

En cierta manera, Getulio no hacía otra cosa que responder al clamor popular y reaccionar contra el movimiento “Shindo Renmei” integrado por japoneses radicales que llegaron a negar la derrota de 1945, calificando de derrotistas a sus compatriotas que no cerraban los ojos a una realidad incontestable. No era un movimiento insignificante, había unos 200.000 tan convencidos de que venían ganando la guerra y que quienes lo negaban eran traidores, que llegaron a matar a 23 nikkei.

Japón tiene una poderosísima cultura y Brasil tiene otra más nuevita, pero tan poderosa como aquella, de manera que el abrasileramiento de los japoneses era cuestión de tiempo, pues no hay ni habrá guerra ni tiranía en el mundo que sea capaz de alterar a largo plazo tendencias tan profundas como la de una clase media dispuesta a vivir en paz,  tolerancia y bienestar.

La tercera generación de inmigrantes (así es en todas las latitudes y todos los grupos étnicos) comenzaron a sentirse nativos sin renegar de sus raíces y hasta se les fue la mano, pues actualmente, apenas un 10% de los Nikkei sabe hablar japonés. Puede ser algo irreversible si tenemos en cuenta que  el 30% de esa riada nipona, es fruto de una relación mixta.

Ahora peguemos un salto, averigüemos qué día cae el Año Nuevo Chino, pues como se basa en el calendario lunar es una fecha variable.  Salgamos de farra al Barrio da Liberdade, atravesando al tranquito el Viaduto do Chá. ¿Y qué tiene que ver el Año Nuevo Chino con los Nikkei de San Pablo? No tiene que ver absolutamente nada, salvo que son vecinos, que sufrieron y disfrutaron cosas parecidas y que, ¡vamos! si es una fiesta no te la podés perder. Además, los japoneses budistas también celebran el Año Nuevo como los chinos. Y los que son sintoístas o se sumaron a Iemanjá acompañan, de piolas que son.

La fiesta suele celebrarse a fines de enero o a comienzos de febrero y si llegás de tardecita verás brillar las luminarias de los postes en la Rua Galvao Bueno, habrá más tiendas callejeras de comida tradicional y artesanías, alternando con las tiendas calleras y prolijamente instaladas dedicadas a los cosméticos.

¿Y por qué los cosméticos? Bueno, no me digas que alguna vez no admiraste esa singular belleza oriental, que tendrá su base natural, pero a nada le sobra una ayudita. Es en eso en lo que las japonesas y la industria japonesa se destacan; lo saben bien las paulistas y las viajeras de cualquier latitud alertadas por la folletería. Allá van, en busca de buenos precios, pero también de productos originales capaces de remendar cualquier fealdad real o imaginada.

Un enorme “tori” o pórtico, rojo, de 9 metros de alto, marca la entrada a un barrio que supera las 20 manzanas teniendo como eje la Rua Galvao Bueno. Allí está el Museo Histórico de la Inmigración Japonesa, donde puede verse la reproducción del “Kasato Maru”, el barco que hace más de cien años trajo a los primeros japoneses.

Te aseguro que no saldrás de acá sin haber degustado varios platillos en los puestos callejeros o darte un gusto en alguno de los restaurantes que suelen ofrecer comida asiática variada ¡no vas a hacer cuestión de latitud menos o más! Y según tu gusto, te llevarás como todos los visitantes, algún abanico, incienso, coloridas lámparas de papel, un bonsái para comenzar tu colección, videos y revistas de anime, jengibre, picantísimo wasabi, teteras… andá a saber lo qué te tienta.

No es necesario que vayas justo un día como el de año nuevo chino o el de su víspera; todos los días son buenos para visitar La Liberdade, aunque es preferible un domingo. Y tampoco vayas a creer que solo en San Pablo hay descendientes de japoneses; muy por el contrario en nuestro vecino Rio Grande do Sul podés encontrar sorprendentes Nikkei que toman mate como cualquier gaúcho que se respete. Ahí está la foto del monumento a la Inmigración Japonesa para recordarlo y homenajearlo.

Las fotos son de libre uso en Wikimedia Commons y de nuestro colega y socio GDA, O GLOBO

Por si te interesó el tema y no tenés ganas de ir hasta San Pablo, reproducimos esta práctica lista publicada en su momento por nuestra Revista Paula (http://www2.paula.com.uy/lzd/junio_08/nota02.html)

• www.uy.emb-japan.go.jp

Sitio de la Embajada de Japón en Uruguay.

Para coordinar visitas a escuelas, comunicarse al 418 7645 o a través del correo [email protected]

• http://www.asia-team.net/

Descarga de películas.

• http://www.anime-uruguay.cjb.net/

Foro uruguayo sobre animé.

• www.continuarafantasia.blogspot.com

Blog acerca de un encuentro de cómics, animé, juegos y rol que se realizará el 15 y 16 de noviembre.

• http://www.redkaraoke.es/

Karaoke virtual para ensayar desde casa.

• http://www.armory.com/tests/anime.html

Test con 200 preguntas para develar si sos un otaku

(en inglés).

• http://es.youtube.com/watch?v=1i_KsQ4j1ic&NR=1

Link a video en Youtube titulado Akihabara Otaku Paradise. El orgullo otaku en toda su expresión, con coreografía incluida.

•Asociación uruguaya de Go. Se reúnen los martes en Paysandú 1919. Para aprender esta especie de ajedrez oriental, comunicarse al 099 116586 o [email protected]