ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Destacado

Un tremendo libro de 75 kilos

Al Codex Gigas, que en latín significa “libro grande”, también lo llamaban Libro del Diablo.

Se encuentra en excelentes condiciones para haber sido manuscrito en el siglo XIII, cuando se había derrumbado todo el conocimiento que griegos y romanos habían atesorado y los antiguos textos se raspaban de los pergaminos para escribir libros absurdos, aunque en algunos casos como éste, absolutamente apasionantes. Este es un viaje al casi impenetrable mundo de la cultura medieval, con todo lo malo y todo lo bueno que entrañaba.

Casi nadie podía leer, salvo algunos monjes, todos los demás eran analfabetos y se enorgullecían de serlo, para mayor gloria de Dios. ¿Para qué fue escrito y por quién fue escrito?

La hipótesis más aceptada consiste en que lo escribió el monje Herman el Recluso  del monasterio de Podlažice, centro de la actual República Checa. Dice la Wikipedia que fue considerado en su época como la “octava maravilla del mundo” debido a su impresionante tamaño (92 × 50,5 × 22 cm, el manuscrito medieval más grande conocido), su grosor de 624 páginas y su peso de 75 kg. Está iluminado con tintas roja, azul, amarilla, verde y oro, tanto en mayúsculas capitales como en otras páginas, en las que una ilustración puede ocupar la página completa.

Pero no se engañen, su fama en aquél tiempo y hasta no hace tanto, deriva de que contiene una de las más afamadas imágenes del diablo, que algunos señalan como ominoso inspirador de esta obra a pesar de que contiene la versión Vulgata de la Biblia, exceptuados los Hechos de los Apóstoles y el Apocalipsis, un libro bastante discutido. La mescolanza temática y religiosa se completa con la Chronice Boemorum (crónica checa) de Cosmas de Praga, curas medicinales, encantamientos mágicos, dos trabajos del historiador judío Flavio Josefo, las Etimologías del arzobispo San Isidoro de Sevilla, varios tratados sobre medicina del médico Constantino el Africano, un calendario, una lista necrológicas de famosos fallecidos y otros textos en desordenada relación, al menos para nosotros y hoy.

En fin, sabemos que te gusta leer, de manera que te desafiamos a un encuentro con varios de los capítulos de este inexplicable libro, contenidos en http://www.kb.se/codex-gigas/eng/. Lamentablemente no tienen la definición requerida para que puedas leer todo lo escrito, en el caso que supieras latín. Pero podés mirar los dibujitos, como cuando leías historietas. Una versión cuidadosamente digitalizada está prometida, pero cuando el Diablo mete la cola, nunca se sabe. Ahora, si lo querés contemplar en vivo y en directo, tendrás que ir hasta Uppsala, en Suecia. En todo caso, en la edad media como ahora, lo único que la mayoría de la gente quiere ver es la imagen del Diablo, y esa es la razón de la abundancia de imagenes de esa página.

Y te agregamos este video por si querés desinformarte un poco más y comenzar a transitar las leyendas que engendró este libro.

Imagen de previsualización de YouTube

http://www.youtube.com/watch?v=H-s5RPk-rB4

Más serio y documentado es el film editado por la National Geographic que podés consultar en http://blog-peliculas.com/2011/06/la-biblia-del-diablo-tvrip-latino.html, previo registro telefónico obligatorio.

Se ha dicho que el escriba era un monje que rompió sus votos y cometió toda clase de pecados, hasta el punto que se lo iba a castigar con la más horrenda de las penalidades; la de ser emparedado vivo. Entonces, prometió escribir en una sola noche, un libro sobre el monasterio y el conocimiento humano. Cuando se dio cuenta de que no le iba a ser posible terminar la obra, hizo un pacto con el Diablo que puso su propio retrato en la pagina 290.

Para empezar, en la Wikipedia se asegura que es poco probable que este enorme libro haya sido escrito en Podlazice, porque su producción demanda enorme cantidad de recursos humanos y materiales y como es sabido, cuando se habla de financiamiento hasta el Diablo hace mutis por el foro. Puede ser, pero quizás se omite de lo que es capaz un monje recluido y haciendo penitencia.

El libro fue robado infinidad de veces, oculto tantas otras veces por considerárselo pecaminoso, borrado de todas las listas y solo cada tanto alguien lo descubría y quedaba pasmado.  En tal sentido es interesante, pero no tanto como las ilustraciones, la Historia cronológica del Códex Gigas que publica la Wikipedia. Las palabras o frases subrayadas, significan que hay una entrada sobre esa materia en la afamada enciclopedia autogenerada.

  • 1204-1230: Se cree que el libro fue creado en estas fechas, esto se fundamenta en la inclusión del santo bohemio San Procopio, canonizado en 1204 en el calendario; y en la omisión del rey Ottokar I de la necrología, pues murió en 1230.
  • 1295: Con el monasterio en graves condiciones financieras, los benedictinos de Podlažice, venden el manuscrito a los cistercienses de Sedlec, a instancias del obispo Gregorio de Praga. El manuscrito, incluso entonces, era considerado como una de las maravillas del mundo. No está claro si esta compra se llevó a cabo en 1295, ya que Gregorio fue elegido obispo de Praga sólo en 1296. Es posible que el escriba escribió por error 1296 en lugar de 1295.
  • 1500-1594: El Codex perteneció a los llamados “monjes negros”, luego de un tiempo estos monjes cayeron en una crisis financiera, tuvieron que vender el Codex a los llamados “monjes blancos” y que de ahí cuando comenzaba una guerra el emperador Rodolfo II de Habsburgo tomó como botín el Codex y lo llevó a su palacio.
  • 1594: El emperador Rodolfo II rescató el manuscrito gigante de la oscura celda monacal de Broumov, incorporándolo a sus espléndidas colecciones de objetos raros.
  • 1648: Al final de la Guerra de los Treinta Años (1618-1648), el Codex Gigas fue tomada como botín de guerra por las tropas del general sueco Konigsmark, junto a otros objetos de arte de la célebre Kunstkammer de Prague del emperador Rodolfo II de Habsburgo (1552-1612). Los soldados también se llevaron el Codex Argenteus, compuesto de letras de plata y oro y creado hacia el año 750, y que actualmente se encuentra en Uppsala (centro de Suecia).

Desde el siglo XVII, el Codex Gigas salió del territorio sueco en dos ocasiones.

  • 1970: El Codex Gigas sale de Suecia para ir al Metropolitan Museum de Nueva York.
  • 2007: El 24 de septiembre de 2007, después de 359 años, el Codex Gigas regresó a Praga como préstamo de Suecia hasta enero de 2008 (exhibido en la Biblioteca Nacional Checa), protegido por una tapa de madera, fue expuesto al mismo tiempo que otros documentos relacionados con la Edad Media.