ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Europa

Con la condición de que no lo cuentes a nadie

¡Mirá el lugar que te descubrimos para el próximo invierno uruguayo!

No digo que España no tenga de todo porque faltaría a la verdad: tiene de todo y en sobrada abundancia. ¿Pero qué extraño mecanismo mental nos impulsa a olvidar Portugal y salir despedidos de Madrid hacia el resto de Europa? Naturalmente hay muchas personas que saben valorar Portugal y algunos pocos en Uruguay que han hecho verano en Algarve, pero no es lo común. Por otra parte,  no nos necesitan: tienen 9 millones de turistas cada año, ¡solo en Algarve! Te estoy proponiendo plantarte acá apenas comienzan los fríos en nuestra latitud.

Mejor preguntale a Fernando Vilar, que sabrá mucho de noticias, pero en lo que refiere a Portugal, no le gana nadie. Yo te diría que sin perder más tiempo, entres al Bed & Breakfast Tapado de Gramacho (http://www.tapadadogramacho.com/home-espanol) y reserves lugar, pues  la cosa viene como de quince días, con auto alquilado y algún acopio de sal de frutas, por los atracones. Mirá que en la zona hay muchos hoteles y posadas, desde unos cinco estrellas que te dan vuelta los ojos hasta otros modestitos en una zona que a pesar de su atractivo, no resulta cara para los que tenemos el euro y los dólares baratos.

En árabe, Al Garb significa (dicen) “tierra donde se pone el sol”, lo cual puede parecer la antítesis de nuestras playas de Rocha, pero se le parece en el sentido de que a pesar de estar en Europa, hay lugares bastante solitarios en esta costa. Y muy poblados también, si así lo querés y si te simpatizan los holandeses, irlandeses, alemanes y franceses que, junto con los españoles, suelen poblar sus playas casi siempre con el soutien puesto.

Las fotos son elocuentes y tanto en  http://www.visitportugal.com/Cultures/es-ES/default.html  como en  la wikipedia (http://es.wikipedia.org/wiki/Algarve) encontrás todo lo necesario para armar un viaje, pero como para excitarte un poco voy a transcribir  lo que recomiendan como de recorrida poco menos que obligatoria:

–Pasear plácidamente por Vila-Real de Santo Antonio, sentarse en una terraza de la plaza Marques de Pombal o tomar una barca hacia Ayamonte.

–Disfrutar observando la típica arquitectura de Tavira y descubrir sus rincones y sus iglesias entre sus casas de tejados a cuatro aguas.

–Hacer una excursión a la Ilha de Tavira, los barcos parten del puerto de Tavira y podemos recorrer sus marismas, lagunas y playas.

–Ir de compras a Loulé, adquirir artesanía típica de esparto, cueros, repujados, cerámica, madera tallada en su concurrido mercado.

–Jugar al golf en alguno de sus excelentes campos

 

–Tomar una barca en Carvoeiro para descubrir las cuevas y acantilados de Algar Seco.

–Salir de Copas en Albufeira en un ambiente cosmopolita y agradable.

–Realizar un crucero por la costa de cualquiera de los puertos turísticos o remontar el rio Arade desde Portimao a Silves.

–Pasear por la parte vieja de Silves, comprobando su pasado musulmán visitar su castillo y sus calles empedradas.

–Comer sardinas regadas con vino local a pie de playa en Burgau.

–Visitar el fin del mundo Fim do Mondo en el cabo de San Vicente y conocer la costa Vicentina.

–Hacer una ruta por los castillos de Alcoutim, Castro Marim, Loulé, Silves, Sagres y Aljezur, este ya en el Alentejo.

Y todo eso sin contar las cosas que podés hacer en el mar si no tenés miedo de humedecerte en el mar.

Toda esta zona en el extremo sur-oeste de la península ibérica estuvo gobernada por árabes y bereberes, los cuales no sufrieron la misma sangrienta persecución que en España los puso en fuga junto con sus vecinos los judíos, otro grupo que había contribuido con su conocimiento y su habilidad comercial a forjar la impresionante grandeza de ambos países. La ciudad de Silves, que fue la capital del Algarve, aunque dependiente del emirato de Córdoba, fue el centro cultural de la región y de ello dan sobrada cuenta los vestigios arquitectónicos.


En cuanto a las playas –dice la Wikipedia-, hay que decir que el clima de la zona, con temperaturas agradables durante gran parte del año, hace que estas sean un punto fuerte del turismo. Podemos encontrarnos playas de muy diversos tipos. La playa de Arrifana, una de las más bonitas, es un enorme arenal con aguas de fuerte oleaje que atrae a muchos practicantes de deportes como el surf. Por el contrario, la playa de Barriga es más resguardada y sus aguas son tranquilas. Por otra parte está la Bahía de Lagos, una de las zonas más turísticas de Portugal. Aquí destaca la playa de Dona Ana, con unos fantásticos arcos y cuevas fruto de la erosión del mar y el viento en la roca. Algunas playas también son conocidas por el ambiente nocturno de sus alrededores. Aquí destacan playas como Vilamoura, Galé o Vale de Lobo.

En la gastronomía del Algarve destacan la alternancia entre los productos del mar con los del interior. El plato más conocido es la Cataplana, lomo de cerdo bañado por un guiso de almejas y cigalas. Además de este plato también debemos nombrar el bacalao, cocinado de múltiples maneras, las sardinas asadas o el guiso de gallina. En cuanto a los postres, destaca la repostería hecha con higos, miel y almendras.