ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Uruguay

Colonia, a la historia hay que ayudarla


 Un artículo de 1927 permite retroceder en el tiempo y descubrir la penosa apariencia de Colonia antes de su reconstrucción.

¿Creías que Colonia siempre fue así, una primorosa maravilla mundialmente conocida? Pues no señor; hubo ambiciosos intentos de aprovechar su cercanía con Buenos Aires y echar a andar una industria turística demasiado fundamentada en una Plaza de Toros, pero esa era una apuesta demográfica, más que una confianza en el valor de la historia para atraer gente con sensibilidad.

Alberto Moroy se apoya en un documento de 1928 para trazar lo que también podría considerarse como un homenaje a quienes rescataron la ciudad e impidieron que en progresivo deterioro acabara con los rastros de una historia estrechamente vinculada con la conquista del mundo por dos naciones ibéricas y con la posterior liberación de nuestras colonias.

Todo eso grabado en muros y adoquines,  parecía que iba a agonizar sin pena ni gloria. Habría que mencionar a muchas personas que adoptaron o aconsejaron acciones de rescate con anterioridad a la creación del “Consejo Ejecutivo Honorario para las Obras de Preservación y Reconstrucción de la Antigua Colonia del Sacramento”. El nombre será todo lo pomposo que quieras, pero allí hubo gente como Odriozola, Cravotto, Assuncao, como muchos otros, antes, ahora y ojalá, también en el futuro, capaces de impedir el deterioro, frenar esa cosa carnavalesca en que a veces incurre la industria turística, fomentar lo fomentable y mantener viva la llama de la investigación. No estuvieron solos, hubo autoridades, personalidades y empresas que acompañaron todo el proceso; sólo así esto tiene explicación. ¿Cuántos otros lugares en Uruguay podrían haber tenido la suerte de Colonia? ¿O todavía hay tiempo para intentarlo?

En fin, vayamos sin más preámbulos al artículo de Moroy, quien advierte que al basarse en documentos de época, puede haber inconsistencias merecedoras de apoyos por parte de los lectores. Se nos anota, por ejemplo, que la casa señalada como ubicada en San Pedro y Suspiros, más se parece a otra en la esquina de San Pedro y Solís. En estos envidiables tiempos en que el lector no es un sujeto pasivo, sino que puede participar activamente mediante comentarios, lo mejor parece dejar las cosas como están y que este artículo se enriquezca con los aportes de la gente de buena voluntad.

————————

En la portada una construcción ubicada en las calles San Pedro y Suspiros (1927). En el margen derecho, la misma en la actualidad donde puede verse, una especie de almena en la parte superior que hoy no esta En esta nota veremos en que estado estaba su arquitectura en 1927, gracias a la informacion brindada por una  publicación de “Amigos de la Arqueología” de 1928 (Alejandro Gallinal). Las construcciones que muestran las fotos de la época y que hemos encontrado, demuestran una mejoría notable en su estado de conservacion. Entendemos que hay más y que tal vez pueda haber errores en las comparaciones, por el cambio de nombres de las calles y la modificación de las manzanas. Adjuntamos un plano con la ubicacion y  nombres de las calles de esa epoca, con la esperanza que les sean útiles a historiadores y curiosos.

 

Sin duda, despues del cierre del Real de San Carlos, alrededor de 1918, la vida en la ciudad de Colonia del Sacramento no fue igual, debió haber vuelto a su apacible rutina, anterior al impresionante  emprendimiento de mas de una década, de los Mihanovich (Real San Carlos), acompañándola con una achicamiento en la actividad comercial. Por lo que vemos en las fotografías y por lo  explicado por el historiador (1927), casi todas las casas estaban en malas condiciones, no obstante advertía que propiedades deberían ser puestas en valor, para futuras generaciones y para el turismo.

Direcciones de epoca (1927) / Plano de ubicacion de las propiedades indicadas para restaurar

Arquitectura  religiosa y civil

 

Convento San Francisco Xavier

 

Los restos que aun quedan en pie de los muros del hospicio y de San Francisco Xavier se supone que pertenecen a una fecha cercana a 1683/1704  “Teim igreja Matriz con la invocacao do Santiffimo Sacramento, hum Convento dos padres da comphanhia, com o nome de S.Francisco Xavier, uma hermida de Santa Rirta, e fora da praca o pente do Norte, ourea de Nofa Senhora de Bom Suceffo” (Sebastian da Rocha Pitta 1667-1738). Folleto de Lima del año 1705”…era una Plaza regular de cuatro baluartes…., un hospicio de religiosos de San Francisco y otro dentro de la plaza de la Compañía de Jesús

Plano convento san Francisco Xavier

 

La casa de Virrey

 

Se denomina así al conjunto de ruinas, cimientos de piedra y objetos del período lusitano que se encontraron tras una excavación, al lado del Museo Municipal.  Se cree que pertenecían a una vivienda ostentosa correspondiente al período portugués, digna de un Gobernador o Virrey

La casa del Virrey Arriba 1927 / Plano / Abajo en la actualidad

 

Arquitectura civil

Los restos de arquitectura civil de colonia son modestos, la vida de la plaza fuerte no dio lugar a que duraran construcciones de importancia ni lujo, comprendida la casa del gobernador destruida en 1777 Las casas eran todas de cal y piedra, con muy buenas maderas traídas de Rio de Janeiro. Generalmente estaban edificadas en dos pisos, con largos balcones Ninguna construccion perduró a través del tiempo, varias veces la ciudad fue bombardeada, tomada y destruida por completo por los españoles Resulta interesante la influencia de dos culturas, la española y la portuguesa, asi las de azotea eran españolas y las de tejas portuguesas

 La casa de  Bartolomé Mitre (Presidente argentino)

Construcción portuguesa de la primera mitad del siglo XVIII, que se conserva en estado original en su mayor parte. Integrada por dos pequeños edificios del mismo período, construida originalmente para vivienda y comercio, hoy integrados y recuperados, se destina a museo. Gruesos muros de piedra, entrepiso y escalera de madera, techo de tejas sobre tirantería y entablonado también de madera. Conocida como casa de Mitre, aunque éste sólo la habitó una noche y posteriormente como casa de Juan del Águila a principio de nuestro siglo.

San Jose y Treinta y Tres / Hoy Museo español calle San Jose y De España

Entrepiso/ techo de la misma

La casa de Brown

 

Sea por el bombardeo de mar o por venganza de los brasileros, la casa de Guillermo Brown padeció serios destrozos. El gobierno oriental que habia dispuesto la demolición sistemática de las fortificaciones de Montevideo y Colonia sitiadas del lado de tierra para darle ensanche a ambas ciudades y promover el trazado de nuevas calles, acordó demoler la fortaleza imperial de Colonia en 1835 y con parte de sus piedras reedificar en el solar del marino irlandés

 

Situada frente a la plaza mas amplia de Colonia, consta de amplios salones limitados por muros de 80 cm. de espesor; el tipo de muro es portugués, igual a la llamada casa del Virrey. La planta baja con tres entradas a la plaza, una de ellas con escalera, para la planta alta y las otras dos a la baja. Consta de ocho grandes piezas, de las cuales la cocina presenta una peculiaridad característica por estar los dos fogones bajo una gran campana de humo. La escalera que sube a la planta alta es de material con los bordes de madera dura. En la planta alta, las divisiones coinciden con la baja. Los entre pisos son de madera dura. La piezas superiores tienen alacenas construidas en los muros.

Casa de Brown frente, fondo y plano

 

Museo del azulejo

 

Posiblemente eran en realidad dos casas, separadas por un corredor. La de altos es una típica construccion portuguesa muy modesta. Se compone de dos plantas, dos piezas en planta baja y dos en planta alta donde se llega por una escalera de madera Ambas estas cubiertas por techo de tejas troncocónico de tipo portugués Los muros donde el revoque de cal deja ver son de mampostería de piedra con ripio y ladrillo entremezclado

Museo del Azulejo (izquierda, foto probable) / Plano de fotografía superior izquierda

Calle Las Flores y Misiones (3)

Independencia y Washington (Del Comercio y de la Playa)

Misiones 43 (2)

 

Perlitas

Pilas de agua benditas de San Francisco Xavier Colonia (Museo histórico Nacional) / Tejas portuguesas

 

Piezas de artilleria existentes en la Colonia del Sacramento en 1927

 

Dos piezas en la barranca Caraciolo, propiedad de don Jose Caraciolo, sita en la calle Rivadavia esquina Montevideo

Una pieza en la barranca de Herreguy, sita frente a la anterior

Una pieza en el fuerte de San Pedro

Dos piezas enterradas, al realizarse las obras ultimas de pavimentación: una en la esquina NE. de las calles Montevideo (Hoy Virrey Cevallos)  y Rivadavia, (Google Earth 34°28’10.43″S 57°51’3.48″W) y la otra en la esquina NE. de las calles Washington (de la playa)  y Solís (Real)  34°28’17.81″S  57°51’7.09″ W

Una pieza en la estancia de Anchorena: Barranca de San Juan

Otros artículos de la sección Viajes referidos a  Colonia del Sacramento

 

http://viajes.elpais.com.uy/2012/05/30/quien-invento-al-turismo-en-uruguay/

http://viajes.elpais.com.uy/2012/03/30/colonia-o-carmelo/

http://viajes.elpais.com.uy/2011/07/06/la-isla-de-san-gabriel-y-sus-misterios/

http://viajes.elpais.com.uy/2011/05/20/colonia/

http://viajes.elpais.com.uy/2010/08/04/todo-sobre-colonia-del-sacramento/

http://viajes.elpais.com.uy/2009/10/01/barra-de-san-juan-paraiso-restringido