ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Uruguay

Ruda hembra y ruda macho

 

Ni hembra, ni macho, ni gay. Compilé todo lo científico, mágico y brújico. Esta es la planta de los más rudos misterios.


La gente asegura que hay ruda hembra (más chiquita y más florida) y ruda macho (más grande y masculina), pero resulta que la planta es hermafrodita y se las arregla sola; un onanismo de alto vuelo.  Así que la planta tiene órganos masculinos y femeninos al mismo tiempo; no la vayas a confundir con una planta gay, porque andá a saber si no lo toma a mal y no querrías enemistarte con una ruda.  Estaremos equivocados con su sexualidad, pero mirá que nadie anda en internet desmintiendo sus propiedades mágicas.
Solo por tener argumentos racionales, no intentes derribar tradiciones; vos conseguite una “ruda hembra” y plantale al lado una “ruda macho”; no conseguirás que se apareen, pero evitarás la envidia y lograrás que el gato del vecino no vuelva a orinarte  el patio… eso es lo que dicen y no te atrevas a desmentirlo, mirá que en estas cosas la evidencia está sobrando. Además, tanta actitud científica da un poco de asco.

Ruta angustifolia (izq) y Ruta chalepensis (der), abajo la que conocemos como ruda macho. La más popular en Uruguay es la Angustifolia, la ruda hembra. Pero parece que no tiene tantos atributos si no se le pone de compañera a la ruda macho de hoja grande y mayor tamaño.


La leyenda fue favorecida porque las dos variedades comunes en nuestra región están claramente diferenciadas, tal como si fueran variables sexuales. Los paisanos de Uruguay, Argentina, Chile y Paraguay, le llaman Ruda Hembra a la “Ruta Graveolens” que tiene una altura no superior a 50 centímetros y hojas más pequeñas. Es la la “Ruta Chalepensis” que la denominan Ruda Macho, que llega a tener un metro de alto y hojas notoriamente más grande. La cosa se complica un poco porque no son las únicas variedades de una planta que, por otra parte, no es ni remotamente oriunda de estas tierras.
Personalmente tengo una larguísima historia personal con la ruda, pues siendo niño pequeño, durante una de las recaídas que finalmente terminaron con la vida de mi padre, estuve al cuidado de unas tías que eran devotas de todo, incluyendo la ruda. Me ponían un ramito de ruda bajo la almohada y siempre me contaban que esperaba que se fueran y apenas quedaba solo, me desprendía del fuertísimo gedor, por más que me aseguraran que alejaba tanto a los microbios, como a la envidia y a la mala onda. Tuve que soportar cataplasmas y hasta semillas de ruda cosidas dentro del forro de un saco.


Desde chiquito preferí ponerle el pecho a las contrariedades… claro que así me fue, todo por no confiar en la ruda. Lo que ocurrió es que el aroma de la ruda me resultó insoportable por muchísimos años. Pero no es lo que ocurre habitualmente con la gente.
Vos pensá lo que quieras, pero hay mucha gente que le tiene muchísima fe a la ruda, a la ruda hembra, a la macho y a la que sea. Su principal uso es el de alejar la envidia, razón seguramente por la cual es tan  popular en Uruguay. Pero también sirve para conservar a la pareja, para tener dinero, buena suerte, espantar a las mujeres o a los hombres (¡mirávo!) y para casi todo lo que se e ocurra, hasta para causarte una brutal irritación cuando te la frotás en la piel y luego actúa el sol.

Para empezar, visitá http://www.chileflora.com/Florachilena/FloraSpanish/HighResPages/SH0650.htm , mirá fotos de ruda macho (Ruta Chalepensis) en http://www.chileflora.com/Florachile…ges/SH0650.htm y luego comparalas con las de ruda hembra (Ruta Graveolens) en http://es.wikipedia.org/wiki/Archivo…raveolens3.jpg.
De lo contrario quedate aquí, donde compartiré lo que encontré y transcribiré textualmente lo que refiere a sus propiedades mágicas (al final). Eso sí, no me preguntes porqué “ruda” se convirtió en “ruta” porque no lo explican en ninguno de los sitios que visité.
Para empezar, las entre  40 especies son nativas del mediterráneo y/o del sudoeste de Asia, pero la ruda estrella de todo el planeta es la Ruta graveolens, esa misma que tenés cerca de la puerta de tu casa o de la casa del vecino y no me vengas con “yo no creo en esas cosas”. Si compraste la planta o lograste reproducir una, hiciste algo nada aconsejable, a la ruda hay que robarla para que tenga más poderes.
Ya se la mencionaba en la Biblia y los romanos la incorporaban en muchas recetas, de cuando la gastronomía apetecía sabores rudos, valga la redundancia. Su sabor es todavía apetecido en algunas zonas del norte de África, pese a que como comestible tiene el riesgo de que te pasás de la dosis y ¡zás! te tienen que internar. Y eso vale para todos los yuyos y la medicina folklórica, no es chiste que contienen  principios activos que tanto te pueden curar como te pueden matar. No se te ocurra tomar al pie de la letra todo lo que te asegura la tía vieja o te encontrás en internet.


Los italianos que suelen hacer Grappa casera (que Dios los tenga en la gloria) suelen agregar alguna flor a la botella y hasta poner un poco en las salsas. En Etiopía, que es donde inventaron el café, se lo agregan solo en una mezcla denominada berbere para saborizarlo. Y en algunas regiones de Italia encuentran exquisita una salsa de tomate que contiene ruda, además de aceitunas, alcaparras, mejorana y albahaca.
El color azul verdoso de la ruda hembra es realmente atractivo y aunque la planta es un poco despatarrada, si le das forma puede ser un buen ornamento ubicada a razonable distancia de tu ruda macho con el cual conforma el casal recomendado por la tradición y desmentido por la ciencia. Además, no siempre la ciencia se ajusta al amor, que como bien sabemos no tiene límites ni conoce diferencias.
Las flores son amarillas y tienen entre 4 y 5 pétalos de un centímetro de ancho. El fruto es lobulado y contiene una cápsula con numerosas semillas. Basta que aprietes cualquier parte de la planta, para que despida aquél olor fuerte que tanto odié de niño y tanta nostalgia me despierta hoy en día. ¿Te fijaste que no la fajina ninguna hormiga y que los caracoles la esquivan cuidadosamente? Era esperable en una planta que domina la magia, los depredadores, entre los cuales estás vos, no saben con quién se meten cuando dañan a una ruda, la misma de los ramilletes que distribuía la loca Ofelia según el Hamlet de William Shakespeare.
También es una planta melancólica que en las canciones folklóricas inglesas se la asocia con la pena. En las mismas canciones se menciona al tomillo, asociado a la virginidad. En Lituania es la flor nacional y simboliza la virginidad y la femineidad.  Y acá tenemos uno de los primeros líos asociados con la ruda. Se dice que si ponés ruda junto a la puerta, evitás que ingresen mujeres fastidiosas a tu casa y si ponés tomillo, es a los hombres con mala onda lo que alejás de tu hogar. ¿Vos creías que era cuestión de agarrar una maceta y plantar cualquier cosa?


Dice la Wikipedia que la ruda fresca contiene aceites volátiles que pueden dañar al riñón o al hígado. La planta es mejor conocida por sus efectos en el tracto reproductor femenino. Se asegura que puede estimular los músculos del útero, promover un adelanto del período menstrual, funcionar como contraceptivo y hasta desencadenar un aborto. Asegura la misma fuente confiable, que en animales de laboratorio machos, disminuyó la motilidad y el número de esperma, al tiempo que redujo el deseo sexual.  Aunque sirve para repeler insectos, cuando se aplica la ruda en la piel se puede producir un efecto fotoirritante en algunos casos. Contiene varios aceites esenciales y alcaloides que pueden causar extrema sensibilidad a los rayos ultravioletas, con la aparición de ampollas y lesiones en la piel.

Nada de esto es chiste ni leyenda, se tiene registro de decesos debidos a hemorragias producidas por dosis repetidas de ruda usada como contraceptivo o abortivo. Así que su administración oral está fuertemente desaconsejada en dosis masivas. Lo que no impide que sea usada y hasta recomendada como infusión.
Dice la Wikipedia que ocasionalmente, “el aceite de ruda se aplica a la piel para mejorar dolor de artritis, y para tratar heridas de tejidos. Los químicos de la ruda pueden interrumpir la liberación corporal de óxido nítrico y de ciclooxigenasa II (involucrados en producir inflamación), por lo que tienen limitada utilidad. La prescripción de drogas antiinflamatorias es más efectiva y segura (http://www.drugdigest.org/DD/DVH/HerbsWho/0,3923,552392%7CRuda,00.html)”

También la Wikipedia asegura que la ruda, cualquiera de ellas, tiene un gran contenido de vitamina C y por esta razón se considera antiescorbútica, aunque no tanto como el limón.  Tiene propiedades emenagogas y aseguran que es útil en amenorreas, espasmos gastrointestinales, parasitosis, várices, hemorroides, el vitíligo, dolor de oídos y dolores estomacales.  Recomienda usar las hojas frescas y bajo ningún pretexto administrarlo a embarazadas.

RUDOS ENCANTAMIENTOS
Capaz que a esta altura del artículo estás pensando seriamente en sacar la ruda de tu jardín, de tu terraza y hasta de tu balcón. Pues entonces, no lo hagas hasta leerte detenidamente esto y casi recibirte de mago o encantador. Lo encontramos en http://oraculoweb.galeon.com/magiarud.htm donde hay mucho material interesante para quienes tengan estas milenarias inclinaciones.
“Magos, sibilas, curanderos e incluso los modernos homeópatas saben que la ruda es una de las plantas más poderosas que existen tanto en la hechicería como en medicina natural. En Grecia, Hipócrates la recomendaba para aliviar dolores y combatir epidemias, mientras que las curanderas modernas creen que la ruda cura el mal de ojo y atrae el amor, entre otros beneficios.
“Innumerables civilizaciones han sido adoradoras de la ruda. Los romanos, por ejemplo, eran fieles cultores de esta hierba. Era común que los jueces llevaran consigo algunas hojitas cuando debían estar en contacto con algún prisionero, pues existía la creencia de que la ruda los preservaba de las contaminaciones y del mal de ojo.
“Los chinos también le adjudicaron características benéficas. La usaban para contrarrestar las fiebres palúdicas y los malos pensamientos. Para los magos celtas la ruda era una verdadera defensa contra hechizos y trabajos maléficos. Solían usarla para las bendiciones y la sanación de los enfermos. Y ese mismo carácter sagrado tuvo para los egipcios, hebreos y caldeos, quienes afirmaban que la planta de ruda era un don de los dioses.
“En América, los indígenas agregaban esta hierba en sus gualichos de amor (trabajos o hechizos de amor). Aseguraban, además, a las enamoradas, que con apenas exponer unas pocas ramas a la luz de la Luna y después entregárselas a sus amados, conseguirían conquistar el corazón del ser querido.


PROPIEDADES DE LA RUDA
PROTECCIÓN:  Esta es tal vez la más conocida de sus virtudes. Protege de manera general. Preserva de accidentes, ataques psíquicos de espíritus inferiores, de la envidia, etc. Actúa como prevención, pues crea un campo protector alrededor de quien la posea.
ATRACCIÓN POSITIVA: Permite atraer a las personas correctas, ya se trate de amigos o de parejas, siempre que se la utilice correctamente.
CURACIÓN: La ruda beneficia el cuerpo físico. Por eso, si alguien es propenso a padecer enfermedades, será recomendante acudir a las dotes sobrenaturales que ofrece esta hierba.
EXORCISMO:  La ruda contiene propiedades que atenúan la negatividad y permiten expulsar a las entidades del bajo astral. Aleja y, a la vez, absorbe con gran facilidad las corrientes energéticas que puedan perturbar la paz del hogar.

PLANTE SU PROPIA RUDA DE PODER
“Si bien se suele afirmar que la ruda más poderosa es aquella que se toma de un jardín ajeno, la que nosotros mismos plantamos también posee poderes fantásticos. Ya sea a partir de una semilla o de un gajo, lo importante es que usted y no otra persona sea quien la siembre, ya que sus manos serán las transmisoras de su energía y de su magnetismo personal, ingredientes básicos para que su planta crezca e irradie buenos fluidos.
“Antes de comenzar su labor procure tener en cuenta lo siguiente:
•    Jamás plante ruda en un estado depresivo o en momentos en que no se siente bien (tampoco si es mujer y esta menstruando). Si lo hace con ira o por curiosidad, para verificar luego que sucede, los resultados probablemente no van a ser los esperados.
•    Dedíquele los cuidados necesarios pero no exagere. No esté constantemente pendiente de ella. Colóquela, de ser posible, en un jardín donde reciba mucho sol. Algunos ocultistas recomiendan ubicarla siempre del costado izquierdo del jardín o de la maceta si es ruda macho. Si es hembra, en el derecho. (La ruda es hembra cuando sus hojas son pequeñas y es macho cuando sus hojas son grandes).
•    En el caso de poseer felinos, trate de situarla en una zona donde ellos no se aproximen, pues la ruda espanta a ciertos animales, como los gatos y los sapos.
•    No se preocupe al notar que su plantita comienza a marchitarse. Es más, no haga ningún intento por salvarla. Esta es una clara señal de ella ha comenzado a obrar para su bienestar, absorbiendo la negatividad que se encuentra en el ambiente. Cuando esto ocurra, compre otra y repita la operación anterior.

COMO HACER UN ENCANTAMIENTO
“Para aumentar la eficacia de las hierbas, se puede recurrir a un proceso simple de encantamiento que tenga como objetivo equilibrar las vibraciones de la planta hasta llevarla a la misma frecuencia de nuestra necesidad mágica. Esta práctica deberá hacerse momentos antes de comenzar cualquier hechizo.
Encante correctamente sus hierbas siguiendo estos pasos:
•    Tome las hierbas (hojas, tallos, ramas) que indique el ritual y viértalas en un cuenco de madera.
•    A cada lado del recipiente encienda una vela. A su derecha, una blanca para la protección y la espiritualidad. A la izquierda, una amarilla para incrementar los poderes psíquicos y mentales. Hágalo en un lugar donde se encuentre a solas.
•    Recoja la ruda con sus manos y trate de visualizar con fuerza aquello que anhela alcanzar, por unos momentos. Concéntrese en el contacto entre las yemas de sus dedos y el vegetal.
•    Para culminar con el encantamiento, eleve el cuenco hacia el cielo y haga la siguiente afirmación: “Ruda, bendita ruda, te encanto para que te conviertas en mi poderosa aliada”. Una vez finalizado este último paso, prosiga con el ritual elegido.


CONTRARRESTRE LAS MALDICIONES: Adquiera una pequeña botella de vidrio transparente e introduzca en ella tres alfileres, tres pedacitos de raíces de ruda macho, un puñado de sal gruesa y las cáscara de medió limón. Coloquele la botella en una ventana y déjela allí, sin cambiarla de lugar, y las maldiciones jamás le harán daño.
TENGA SUERTE EN EL AMOR:  Prepare este ungüento mágico con un poco de grasa vegetal, aceite de ruda y unas pocas gotas de su perfume personal. Hierva todos los ingredientes juntos y déjelos enfriar. Luego, consérvelos en un frasco cerrado. Use cada noche parte de este ungüento en la zona del corazón y en el pulso o muñeca.
VEA EL FUTURO EN LOS SUEÑOS: Años atrás, las brujas medievales usaban la ruda para descubrir el porvenir y anticipar los sucesos que deparaba el futuro. Si usted desea aplicarla para el mismo fin, decídase a confeccionar su propia almohada y rellenarla con semillas de ruda y una hojita de menta.
PROTÉJASE DE LAS MALAS INTENCIONES: Eche en diez litros de agua siete brotes de ruda y un chorrito de aceite de oliva. Deje reposar por una noche al sereno. Al día siguiente, lave los pisos, las paredes y las puertas de su hogar.
GANE MÁS DINERO:  Este hechizo es ideal para que no falte dinero en todo el año. Necesitará para ello, retirar de los extremos de los tallitos de ruda, todos los gajos posibles y envolverlos en plástico. Luego, guárdelos en una bolsita de tela marrón y llévelos en su cartera o billetera.
ALEJE LAS MALAS ONDAS: Junte hojas de ruda secas, redúzcalas a polvo y mézclelas con un poco de azufre (en polvo) y de mirra. Defúmelos donde crea que existen ondas negativas. Cuando acabe de defumar los ambientes, haga una infusión con tres hojitas de ruda macho y vaporice sus prendas de vestir.
PARA AMANSAR A SUS SEMEJANTES: Si usted pretende apaciguar el carácter de algún amigo, familiar o el de cualquier otra persona, sencillamente obtenga de la ruda dos de sus hojas y péguelas en forma de cruz detrás de una foto de la persona difícil. Entierre el retrato cerca de la casa de quien ha sido hechizado y no la saque de allí hasta que no haya surtido efecto.
ACELERE LAS CURACIONES: Construya un muñeco de tela verde y rellene la figura con hojas y brotes de ruda. Una vez terminado, consérvelo con usted por una semana en la cual tendrá que visualizar, con fe, su cura. Finalmente, arroje la ruda al fuego.
COMBATA LA ENVIDIA EN EL TRABAJO: Sobre un retazo de tela de color púrpura, eche diez gotas de zumo de ruda y adhiérala a su escritorio o a su pared más cercana. Coloque, también, pedacitos de la raíz en todas las esquinas para “limpiar” su ambiente laboral. El retazo deberá ser renovado una vez por mes para que no pierda sus poderes.
TERMINE CON LOS DOLORES DE CABEZA: Deje algunas hojas sobre su frente durante unos minutos, enseguida mastique una de las hojas y rápidamente se aliviarán las jaquecas.
CONTRA LOS CÓLICOS: Prepare una simple infusión con ruda y agua bendita y disipará los cólicos de todo tipo.
PIERNAS SANAS: Las viejas curanderas aconsejaban dejar un vaso con agua fresca, una ramita de ruda por dos noches y beberla por la mañana, para aliviar los dolores crónicos en las piernas.
LA INFUSIÓN DE LA FELICIDAD: Hierva un poco de agua junto con una cucharada de miel, una ramita de canela y el tallo de una ruda macho y una ruda hembra. Cuando esté tibia y colada, invite a su pareja con una parte de esta infusión. El resto deberá beberlo usted, mientras repite mentalmente esta oración: “Hierba mágica, hierba sagrada, concédeme ahora, la fidelidad de la persona amada”. Por último, tome los tallos que usó para la infusión y entiérrelos al pie de una higuera.
AMULETO PROTECTOR: Obtenga suficiente cantidad de polvo de ruda, échelo junto con dos granos de pimienta y una moneda de cobre en un saquito de piel. Llévelo siempre con usted para tener una permanente protección contra los peligros callejeros. Si prefiere, en cambio, preservar su casa de robos, déjelo colgado de la puerta principal.
PERFUME AFRODISÍACO: Para despertar el deseo disponga de los siguientes materiales: un ramo de ruda hembra, el jugo de media naranja, una pizca de canela, un clavo de olor, una rosa y cuatro vasos de agua. Hierva todos los ingredientes durante diez minutos. Espere a que se enfríe, cuélelo y repita estas palabras: “Por la sabiduría de San Antonio y las bendiciones de esta ruda se acercarán hacia mí la pasión y la felicidad”. A continuación, su perfume habitual y úselo antes de cada cita.
PARA HACER REALIDAD SUS DESEOS: Escriba en un papel sus deseos más significativos. Aparte, corte la raíz de la ruda en varias partes y embébalas por un día en agua bendita. Después, envuélvalas junto con el papel en un pañuelo blanco, haciéndole nueve nudos para unir sus extremos. Póngalo debajo de su cama y sus sueños se cumplirán.
POR UN MATRIMONIO FELIZ: Esta fórmula consiste en llevar el día de la boda una hojita de ruda en cada zapato y salpicar con infusión de la misma planta la ropa interior de los novios.

http://es.wikipedia.org/wiki/Ruta_graveolens

 

Guillermo Pérez Rossel