ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Uruguay

Adiós Bitito Mieres

 

Vivió todos sus años con una intensidad inimitable; se fue en el silencio que la muerte reserva a los buenos tipos.

Alberto Moroy conoció a Bitito Mieres ya instalado en Punta del Este,  el lugar que había escogido para sus últimos años. Corrió autos y veleros de carrera hasta casi septuagenario. Las anécdotas de su vida no caben en un solo libro. Alberto recuerda algunas de ellas conocidas de primera mano y traza un recuento vertiginoso de una vida disfrutada a esa misma velocidad. ¡Qué honor poco celebrado el que hubiera escogido a Punta del Este como residencia!

Este racconto es en homenaje a un gran tipo que conocí hace algunos años y que falleció unos días atrás en Punta del Este, me refiero a Roberto Mieres. En la portada Mieres (Bitito) y Juan Manuel Fangio. Nada mejor que la palabra personaje para definir a este florido y engalanado representante de los años cincuenta. Apasionado de las mujeres, genial bailarín, cuentista apasionado de sus propias historias, que estuvo siempre tocando fondo pero cayendo parado; fundador de 17 clubes, entre ellos el Club de Automóviles Sport y el Boating Club de San Isidro ( Arg.), piloto de Fórmula Uno (oficial Maserati) y empedernido Yachtman.

Lo conocí hace trece o catorce años en Punta del Este. Vivía en Punta Ballena, era un hombre mayor, pero joven de alma y espíritu, con una brillante cabeza. Por esas casualidades, fue medio socio en un negocio que tenía en Punta, así que además compartimos muchos cafés, algunos Whiskies, varios cuentos y confidencias. Su muerte lo sacó del olvido que inevitablemente caen todos los buenos tipos. No obstante era querido y admirado por quienes lo frecuentaban y recordado por los que lo conocieron  Basta leer lo que dijeron algunos medios (abajo)

Anécdotas poco conocidas

Cuando fue corredor de F1, su Maserati se prendió fuego en Bélgica (foto de abajo), y termino en un hospital en Paris con quemaduras (en ese momento no había traje anti flama). Esto fue en Bélgica en 1954, corría con un Maserati A6GCM,  carrera que ganó Juan Manuel Fangio, también con Maserati. Después de dos días de internación la enfermera le trae una botella de Champagne, adentro de un balde de hielo, (imagínense el entorno y sobre todo dentro de un hospital).y le comenta que se la envía el vecino de habitación, Decide agradecerle y como tal lo va a visitar con dos copas para compartirla. Tamaña sorpresa, cuando abrió la puerta, el vecino era Aristóteles Onassis, quien en su juventud  había vivido 10 años en Argentina.

Sobre la foto de abajo, hay una en la cual Bitito sale despedido del auto con la espalda prendida fuego y un fotógrafo le saca la secuencia completa hasta su caída, motivo por el cual gano un premio importante.  Durante muchos años le agradeció por carta, que con él se compro la primera casa.

Premio de Bélgica  F1 1954 (Auto de Mieres prendido fuego)

Maserati A6GCM  (1954)

En otra circunstancia y ya en Maldonado, nuestra vendedora, (recomendada por él), se casaba. Como tenía un Vauxhall 1926  (foto abajo) le pide si la lleva a la iglesia de Maldonado, por la noche. Bitito se vistió para la ocasión (Smoking), pero al parecer decidió antes recorrer algunos café y bares de la zona. Llego la hora y la novia  ya vestida como tal, decide seguirle la pista a su ocasional chofer, hasta que lo encuentra, acodado en la barra con un montón de parroquianos, festejando sus chistes (tenía 78 años). Como el chofer (Bitito) no estaba en condiciones de manejar, la novia se puso al volante con su traje blanco y llego a la iglesia, manejado el Vauxhall, a su lado Bitito de copiloto, de lo más festivo, los invitados aplaudían, el novio miraba desconcertado.

Vauxhall 1926

Quien era Bitito

La Biela, mítico bar de La Recoleta (Buenos Aires)

¿A quién se le ocurrió bautizarla así?

Había una barra de corredores de autos  que los habían echado del bar de Cavia y Libertador. Aparecieron acá después de quedarse en una picada. Bitito Mieres con Ernesto Torquinst entraron y le dijeron al gallego: “Mirá, esta es una biela fundida”. A partir de ese momento le dieron el nombre al lugar.

Remozado bar La Biela

Para tratar de ordenar una historia sobre la vida deportiva de Roberto “Bitito” Mieres hay que empezar por lo más simple: Mieres y Jackie Stewart son los dos únicos pilotos de Fórmula 1 que fueron, también, representantes olímpicos. Stewart, como integrante del equipo británico de tiro y Mieres del equipo argentino de yachting, clase Star. Y los dos en los mismos juegos,  Roma en 1960.

Empezó a correr en 1947 con un MG TC en el viejo circuito de tierra de la UMA en San Justo y, oficialmente, al año siguiente con un Mercedes Benz en el Tigre. Y lo último, que corrió una prueba para autos clásicos, como preliminar del GP de Mónaco por el campeonato mundial hace un par de años. Y que lo hacía habitualmente en las Mil Millas de Bariloche, con su Vauxhall 1926. Fundador del Club de Automóviles Sport y otras numerosas instituciones.

La Historia deportiva

Le Mans 1955 / Maseratti 300 s

Mieres hace el récord de vuelta en Zandvoort, Holanda (1955)

Imagen de previsualización de YouTube

Bitito se sumó a los argentinos que en 1949 fueron a correr a Europa: Fangio, Froilán González, Pinocho Marimón, Benedicto Campos, Alfredo Pián y Clemar Bucci. Pero ese mismo año, con un Alfa, se clasifica 2º en Mar del Plata -su ciudad natal- y 4º con una Bugatti en Córdoba. En 1950 corre aquí, en Europa y aquí nuevamente. Con Maseratti es 6º en Aix-Les-Bains y 4º en Ginebra. En el 51 corrió en la Costanera cuando vinieron los norteamericanos y arrasaron con los Allard-Cadillac. Poco después gana con el Alfa en Mar del Plata. En el año siguiente es dos veces 2º, con la Bugatti en al Autódromo.

En 1953 corre una sola en Buenos Aires, con el Alfa y viaja a Europa donde comienza a correr en el milagroso equipo de Amadée Gordini. Es 8º en Burdeos y abandona en Le Mans, en pareja con Jean Behra. Siempre con los diminutos Simca Gordini es 2º en Boubaix, abandona en Holanda, es 4º en Albi, abandona en Reims, es 3º en Caen, 6º en Italia y también 6º en el Premio Supercortemaggiore, esta vez con una Ferrari 225, 2.7. En 1954 sigue corriendo aquí y allá. Cuatro en el autódromo y cuando va a Europa gana en Albi con un DB Monomill. Allí mejora la cosa. Pasa al equipo oficial Maseratti: 3º en Pau, 4º en Silverstone, Berna y España, 6º en Inglaterra y abandona en Bari, Francia y Caen

En 1954 ve con tremendo pesar la muerte de Pinocho Marimón en el Nurburgring y termina la temporada con dos 4º puestos en Suiza y España, siempre con la grandiosa Maserati 250F. Al comienzo de año había abandonado en los Mil Kilómetros de Argentina con un Aston Martin DB3S. El año siguiente lo inicia con la Temporada en Buenos Aires y termina 5º la carrera “del Calor” y es el único piloto -además de Fangio-, que ganó en aguantar toda la carrera. En Europa corre una Lancia y es 2º en Torino, detrás del gran Alberto Ascari y 3º en Pau y Bordeaux. Ya con Maserati y otra vez por el campeonato mundial, abandona en Mónaco, es 5º en Bélgica y 4º en Holanda. Al final de la temporada se clasifica 7º en Monza y termina 8º en el campeonato.

Mieres fue espectador del desastre de Le Mans 55 cuando se detuvo en su box con la Maserati 300S que compartía con Cesare Perdisa. Y en 1956 no viaja a Europa y corre la regata Buenos Aires – Rio de Janeiro. En 1957 corre para la Ecurie Ecosse con un Jaguar D y en relevo con Ninian Sanderson los Mil Kilómetros en la Costanera donde termina 4º.

Video

Imagen de previsualización de YouTube

Le Mans 1955, la gran tragedia.

http://sobreviraje.blogspot.com/2011/01/le-mans-1955-la-masacre.html

Cuando en 1957 vuelve a Europa, Maserati ya no tenía lugar en el equipo, teniendo en cuenta que no había corrido en 1956. En 1958 forma parte del equipo Porsche, junto con Edgar Barth, con un RS1500. Gana su clase y es 5º en la general en 1959. Con un RSKs, con Pedro von Dory abandonan en las 12 Horas de Sebring.

En 1961, con un Ferrari-Corvette gana en Córdoba y en los dos años siguientes pasa a los Grandes Premios de Turismo Mejorado corriendo con Volvo 544 y 122. Deja los autos y se dedica al yachting, su otra gran pasión. Pero…siempre hay un pero. Llegando a los 70 años de edad, vuelve a correr. Y sigue todavía cuando en el Sur se hacen las Mil Millas Históricas del Club de Automóviles Sport, con su Vauxhall 1926.

Esto es lo estadístico, seguramente en la actualidad debe haber mucha gente que no sabe bien quien era Bitito Mieres. Lo peor es que para poder contar su vida alrededor del deporte mecánico haría falta un libro de muchos tomos. Bitito es uno de los personajes más singulares de nuestro automovilismo, dueño de un idioma absolutamente particular y con una forma de vivir muy divertida y llena de anécdotas y hechos insólitos. Pasó todas las épocas: desde la Biela a los autos Sport de verdad; de allí a la Fórmula 1 como piloto oficial Maserati; a los Juegos Olímpicos, a las carreras de ruta, a correr Mónaco Vintage a los 80 años de edad… Toda una figura, todo un anecdotario, toda una vida, de cualquier manera se puede definir a este gran deportista.

Así lo despidieron los principales diarios

Clarín

Murió Bitito Mieres, el automovilista y navegante que dejó su huella en San Isidro

http://sanisidro.clarin.com/ciudad/Fallecio-Bitito-Mieres-San-Isidro_0_635936403.html

La Nación

Murió Mieres, el dandy que fundió una biela y cambió la historia de la Recoleta

http://www.lanacion.com.ar/1444061-murio-mieres-el-dandy-que-fundio-una-biela-y-cambio-la-historia-de-la-recoleta

El País

Punta del Este pierde a 3 figuras

http://www.elpais.com.uy/120129/pciuda-621476/ciudades/punta-del-este-pierde-a-3-figuras/

Interesante

http://www.perezloizeau.com/historia/mieres/mieres1.htm

Ref deportiva

http://clasificandodigital.com.ar/noticias.php?p_idanuncio=328