ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Asia

Jerusalén, tres veces santa


Las tres mayores religiones “monoteístas” tienen partida de nacimiento en esta ciudad, un eje sobre el cual se movió la historia.
En tal sentido, visitar Jerusalén se impone  para tratar de entender la espiritualidad occidental y hasta el ateísmo como su consecuencia. El agnosticismo a la uruguaya es otra cosa y para declararse agnóstico no hay otro remedio que conocer el tema, incluyendo la apasionante ciudad.
Pero quedate tranquilo, no vamos a profundizar en nada de esto, ni tratar de entender o justificar las Cruzadas ni la feroz persecución que sufrieron los cristianos y los judíos, así como hoy los musulmanes –algunos de ellos- se arrinconan y agraden, comenzando por las mujeres pues si en algo coinciden las tres vertientes religiosas es en relegar a la mujer desde la propia creación. Felizmente algunas corrigieron el rumbo (masomeno), en tanto otras perseveran con entusiasmo digno de mejor causa.


En todo caso no es cuestión de culpar a Jerusalén de todo esto, sino visitarla con natural sobrecogimiento debido a que estás en el lugar donde se gestó el futuro espiritual de la humanidad. Tené cuidado, pues acá se corre el riesgo de contraer el “síndrome de Jerusalén”, un padecimiento psíquico bastante severo, que experimentan principalmente personas profundamente creyentes y un poco desquiciadas antes de llegar. La enfermedad está clínicamente identificada y el cuerpo médico local está alerta particularmente en la proximidad de festividades religiosas. El Dr. Bar-El, Director del Hospital Psiquiátrico de Kfar Shaul donde habitualmente se internan los turistas que la padecen, determinó que en un estudio sobre 470 turistas, las víctimas fueron judíos en un 66%, cristianos en un 33% y hubo un 1% sin filiación religiosa definida.
Jerusalén fue fundada por los jebuseos, unos cananeos que andaban a las vueltas por ahí en el tercer milenio antes de Cristo. Así de antigua es la ciudad. Los hebreos al mando de David la conquistaron y la hicieron capital de su mundo hasta el fallecimiento de Salomón, hijo de David, autor de libros tan impresionantes como el Eclesiastés.

Fue Salomón, quien con ayuda de los fenicios construyó el templo donde se guardó el Arca de la Alianza, donde se supone que estaban atesoradas las Tablas de la Ley que Dios le confió a Moisés. Hasta aquí las tres religiones andan a la par, incluso podés ir un tiempo más adelante pero es un poco riesgoso. En todo caso, a la muerte de Salomón los judíos se dividieron en dos naciones, la de Israel y la de Judá.
En lugar de andar discutiendo, debieron estar atentos a los babilonios, que en el año 586 antes de Cristo destruyeron la ciudad y su templo por orden de Nabucodonosor. Y los judíos volvieron al cautiverio. A la larga en lo que refiere a la espiritualidad, les fue mejor a los judíos que a los babilonios y a los egipcios, pues las religiones de ambos desaparecieron sin dejar huella.


La cuestión es que los hebreos pudieron regresar y reconstruir la ciudad, que fue nuevamente destruida en el año 70 de esta era por los romanos y por varios más, llegaron los musulmanes, vinieron los cruzados, pasaron más cosas que en cualquier otro lugar del mundo y en 1950 pasó a ser la ciudad más importante del Estado de Israel. Pero no hay forma que en el lugar dejen de ocurrir todo tipo de acontecimientos y discusiones. Lo constante es que es uno de los más grandes centros de peregrinación y en lo que respecta a los cristianos de casi todas sus denominaciones, lo más relevante es el Santo Sepulcro y la Vía Dolorosa.

La trayectoria de Jesús desde el lugar donde fue juzgado, cargando la cruz por la ciudad mientras se lo colmaba de humillaciones, hasta la colina del Gólgota o Monte del Calvario donde se lo crucificó, está perfectamente señalada y en todo momento podrás encontrarte con peregrinos cumpliendo con la sublime inspiración de su fe. Algunos avanzan en procesión, otros lo hacen de rodillas, en todos los casos transidos de espiritualidad.
Así que si no participas de esta fe, sería inmensamente reprobable que no les dieras el respeto que merecen por tanto sacrificio y convicción. Lo mismo debería decirse para cuando llegues -y deberás llegar- hasta el Muro de los Lamentos, donde acá son los judíos los que se conmueven hasta la mayor profundidad que les permite su fe. Judíos y cristianos, por su parte, deberían guardar solidaria compostura cuando los peregrinos musulmanes, pocos pero los hay, llegan al Domo de la Roca, el lugar donde Mahoma habría subido al cielo montado en una yegua alada.

Al menos deberías hacer como hacen miles de turistas japoneses que probablemente o no entiendan nada o no sientan nada ante todo esto, pero respetan como deben respetarse las creencias de otros seres humanos. Atravesándolos con lanzas romanas o arrojando misiles no vas a convencer a nadie de nada y si no lo creés ahí está la historia milenaria para demostrártelo.
¿Qué cosas visitar en Jerusalén? A las vueltas por Internet en busca de material para este artículo tropecé con la nota de Max12 en http://www.viajeros.com/diarios/jerusalen/jerusalen-fuente-de-fe-e-historia . El problema con Jerusalén consiste en que casi todas las fuentes perfilan la información, pero no es el caso de Max, que vive en Puerto Rico y se define como Chef. El hace descripciones y comentarios en las antípodas del fanatismo y propone vivir Jerusalén como si uno estuviera afiliado a todas ellas o, más bien, tuviera la suficiente grandeza espiritual para sentir el mayor de los respetos por lo que creen otros.


Veamos entonces en síntesis, la experiencia de Max. El viejo Jerusalen esta cercado por tres muros construidos en diferentes eras de su historia. Por dentro es un mar cosmico de estrechas calles que se han convertido en un gran bazaar solamente diferenciados por la zona en que se encuentren y es que la ciudad se divide en cuatro barrios; el Cristiano, el Judio, el Arabe y el Armenio. Cada uno alberga sus santuarios acordes a su religión y mas allá de estos, todos son bastantes parecidos quiza con la excepcion del barrio Judío que es un poco mas moderno.

Imperdible es la Via Dolorosa que conduce al Santo Sepulcro. Aquí esta supuestamente sepultado Jesús y el lugar esta celosamente protegido por los Griegos ortodoxos que gozan de muy mal humor. El muro de los lamentos queda más lejos pero es también imperdible. Es una gran pared divida en dos, una parte para las mujeres que supone el ultimo pedazo en pie del mítico templo del monte, lugar mas sagrado para los Judios y que fue destruido primero por los babilonios y mas tarde por los Romanos. En su interior residia el arca de la alianza que contenia las tablas originales de los diez mandamientos cuando Jehová hizo su alianza con Moisés en el Sinaí.

Es curioso que justo al lado esta la Roca del Domo, una de las mezquitas mas sagradas junto a la de la Meca y la mezquita azul de Estambul. Ambas sedes están fuertemente custodiadas y hay que hacer “check points” para entrar. La cupula del Domo esta recubierta en oro y si os toca un dia soleado, el contraste es espectacular.

Al lado del Domo esta la mezquita Al- Aqsa, famosa por haber presenciado el asesinato del rey de Jordania hace un tiempo; también la visitó Ariel Sharon, desatando fuertes protestas entre los musulmanes.

Fuera del casco antiquísimo, hay otra Jerusalén, mas moderna y con mucha actividad nocturna en la calle Ben Yehuda, donde hay fiesta hasta el amanecer. Ademas esta el Hotel Rey David que visitar y por supuesto el museo de Israel que entre otras cosas contiene los famosos rollos del mar muerto y el código de Aleppo, ambas importantes fuentes de historia religiosa que fundamenta la fe Judaica.

Cerca de Jerusalén, no olviden visitar Jericho, Belen ( hay que hacer check points ya que estan bajo mandato Palestino) y por supuesto el mar muerto y Masada. No se olviden que los viernes son sagrados para los musulmanes y a partir de las 6 p.m, hasta el sábado a las 6 p.m es el sabático judio lo que supone un domingo para nosotros así que todo esta cerrado.

Hasta aquí la descripción de Max12, suficiente para un viaje algo rápido, pero la ciudad tiene mucho más, especialmente en lo que refiere a museos y memoriales, como el del Holocausto. Veamos entonces lo que propone la Wikipedia como lugares santos según las diferentes religiones.

Según el cristianismo
•    Iglesia del Santo Sepulcro: Allí está el Calvario donde fue crucificado Jesús, así como el “Sepulcro del Salvador”. Es el lugar más santo del cristianismo.
•    Cenáculo: Habitación del piso alto donde Jesús celebró la Última Cena, y donde se apareció a los apóstoles y donde estos recibieron el Espíritu Santo en Pentecostés.
•    Basílica de las Naciones o de la Agonía: Ubicada en el Monte de los Olivos, donde Jesús pasó sus últimos momentos antes de ser detenido.
•    Iglesia del Dominus Flevit: Desde allí, Jesús contempló la ciudad santa y lloró por ella en el Domingo de Ramos.
•    Iglesia del Padre Nuestro: Lugar donde Jesús enseñó esa oración a los discípulos.
•    San Pedro in Gallicantu: Iglesia que recuerda el lugar donde estaba la casa de Caifás donde fue juzgado Jesús y donde fue negado por Pedro.
•    Litostrotos: Pavimento de la antigua Fortaleza Antonia de los romanos donde Jesús fue coronado de espinas y ultrajado por los soldados romanos.
•    Vía Dolorosa: Camino que siguió Jesús con la cruz desde la Fortaleza Antonia hasta el Calvario. En él están marcadas las estaciones, estando las últimas en la Basílica del Santo Sepulcro.
•    Abadía de Hagia Maria o de la Dormición: Recuerda el lugar donde según la tradición cristiana murió la Virgen, rodeada por los apóstoles. En su cripta se halla una imagen de la Virgen Yacente.
•    Iglesia de Santa Ana: En el lugar donde se halla, de acuerdo a la tradición cristiana, nació la Virgen María.
•    Edícula de la Ascensión: Lugar desde el cual Jesús subió al cielo.


Según la religión judía
El Muro de las Lamentaciones es el lugar más importante para los judíos. Último remanente del templo judío construido por Herodes sobre las ruinas del templo de Salomón. Comprende el Muro Occidental, sección principal del Muro, ubicado en el vecindario judío de la Ciudad Vieja; y el Pequeño Muro, extensión del Muro Occidental, ubicado en un vecindario árabe, es lugar de oración para los judíos de distintas corrientes. El Templo fue construido en el lugar en el que, según la tradición judía, Abraham se aprestó a sacrificar a su hijo, Isaac.
El Monte del Templo (donde hoy se encuentra el Domo de la Roca y la Mezquita de Al-Aqsa) es considerado el lugar más sagrado, ya que en el se encontraba el Sanctosantorum, donde se alojaban las Tablas de la Ley. Durante el inicio de la Edad Media la zona al frente del Muro de las Lamentaciones fue usada como basurero, es por esto que la Puerta cercana al Muro se llama “Puerta Dung o Dung Gate”  En el siglo 16, el Sultan Suleiman II descubrió la ubicación del Muro e hizo limpiar la zona.

Según la religión musulmana
•    La Cúpula de la Roca: El más importante templo musulmán en Jerusalén. Ubicado en el centro del Monte del Templo, es un santuario —no una mezquita— construido entre los años 687 y 691 por el noveno califa, Abd al-Malik, alrededor de la roca en la que Abraham estuvo a punto de sacrificar a su hijo Isaac y desde la cual Mahoma mediante una aleya, ascendió hasta el trono de Dios en el curso de un viaje nocturno a la ciudad desde Medina.

Fuentes citadas

http://es.wikipedia.org/wiki/Jerusal%C3%A9n

http://www.viajeros.com/diarios/jerusalen/jerusalen-fuente-de-fe-e-historia

http://www.ddtravel-acc.com/Spanish/jer.htm