ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Uruguay

Los Molinos quemados

El misterio es buen motivador de viajes y los molinos quemados de Uruguay convocan, aún con poca o ninguna infraestructura.

Por Alberto Moroy
A lo largo de America y tambien España el mote de “Molino quemado” es una constante en los molinos harinero ya sean  hidráulicos, de viento y  a vapor. Todos sin excepción están envueltos en un halo trágico, producto del misterio que generó su incendio inexplicable, a veces sin gente adentro.

En Uruguay hay al menos cuatro molinos corrieron esa suerte: tres  en Paysandú y uno en Nueva Helvecia (Colonia). Comencemos por Paysandú, donde Juan Perosio fue uno de los primeros  en instalar un molino movido por energia hidráulica provista por el arroyo que se llamaba San Francisco.

Lo construyó en 1870 sobre las costas del arroyo homónimo (ruta 90 km. 8,200 , 2 km al Norte). El molino funcionó hasta que cierto dia se prendió fuego cuando ya  funcionaba a vapor, en momentos en que los grandes galpones estaban repletos de trigo y de bolsas de harina. Ocurrió en plena molienda y se quemó buena parte de su estructura principal, aunque quedan suficientes vestigios para que se lo denomine “Molino Quemado” y muchas personas lleguen para apreciar la imponente estructura y plantearse las interrogantes del caso. ¿Por qué no se reconstruyó, hubo víctimas, qué causó el incendio? Arroja alguna luz sobre la historia, una nota que publicó El Telégrafo y que la familia Perosio recoge en su sorprendente pagina web http://www.familiaperosio.com.ar/molino_es.html. De esta nota proceden las fotos que se publican.

José Molinari fundó otro molino en las “afueras” de la ciudad, entonces: en la calle Treinta y Tres Orientales y Río Negro. Este molino también terminó quemado y la gente lo bautizó con el nombre de “Molino del Misterio”. No era para menos, si uno mira estas imponentes edificaciones sería capaz de asegurar que nunca podría incendiarse … pero lo que no se ve es lo que más importa: por dentro tenían mucha obra de carpintería y al final de esta nota se recopilan algunas causas posibles del fuego inicial.

Francisco Gutiérrez Zorrilla era el propietario del tercer molino quemado en Paysandu.  Su molino se llamaba “Molino de Feo”  y tambien “Molino de Carmen”;  estaba ubicado en las calles Entre Ríos y Washington. También se quemó y tenemos poca historia sobre éste y los demás casos. Algún lector podría ayudar a completar estas historias.

En Colonia. En  el departamento de Colonia,  el “Molino Quemado” en las proxim

idades de Nueva Helvecia es el  mas conocido y visitado (la postal en blanco y negro de abajo es del año 1936). Su historia además de misteriosa es trágica. Se llamaba ” Molino de la Tranquera” y su dueño era Luis Vigny, quien había logrado que los vecinos de Colonia Suiza firmaran un pedido a su favor para la donación de $500 de parte del gobierno departamental para la instalación del molino y el puente.

También fue nombrado Teniente Alcalde, luego comisario. Por si fuera poco, también obtuvo autorización para cobrar peaje sobre el puente.

Fue construido en  un sitio estratégico equidistante de La Paz Colonia Piamontesa, Colonia Suiza y de Rosario. La represa que tenía dos compuertas, servía también de puente y el tránsito de la Colonia Suiza se hacía a través de él, comenzó a funcionar como tal en 1876. En este caso, las fotos fueron colgadas en Panoramio y en el sitio Colonia Total se advierte que no menos misteriosa es su ubicación. No hay cartelería y las indicaciones verbales suelen ser confusas.

Se sabe de este incendio que se inició al amanecer del lunes 7 de marzo de 1881.  Al dia siguiente Elisa Nidegger o Midecker  esposa del capataz, (Adolfo Kunz) se ahogó cuando de cayo de un caballo mientras todavia ardía el molino, cinco dias despues se suicidó Adolfo Kunz, el capataz.

Misterios y fuegos. La definicion de “combustión espontánea” es aquella que no se origina por la intervención de un foco calorífico externo que lo inicie, sino por procesos de oxidación de orden químico y bioquímico produciéndose residuos sólidos carbonosos y puede ocasionar fuego cuando hay suficiente provisión de oxigeno.

En los silos de los molinos harineros el solo estibaje de trigo con humedad elevada superior al 17% puede provocar este fenomeno. Las explosiones por culpa del contacto del fuego de las calderas con el polvo de la molienda es otra de las causas, por lo tanto en este molino el  unico misterio que quedaria sin resolver son  las muertes dudosas, los supuestos suicidios y porque no, la venganza.